Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Mario Dorado Pérez
  • 20, Hombre
  • Triana
  • España
Compartir

Las amistades de Mario Dorado Pérez

  • Pedro Carmona Sousa
  • LUIS REY.
  • jose manuel estevez romero
  • Alvaro Moreno Alonso
  • Marina M.A.
  • agui
  • fcarrasco
  • Cruces de Pasión
  • Carlos Dorado Gómez
  • trianeando por sevilla
  • jose
  • Sherezade
  • TrIaNa
  • Francisco Ortiz Morón
  • rocio b

Música

Cargando…
 

Página de Mario Dorado Pérez

Información de perfil

¿Cuál es tu Hermadad?
Desde que nací, ESPERANZA DE TRIANA; por parte de mi familia, LA SED.
Cuentanos algo sobre ti
Salgo de nazareno en la Madrugá, y de monaguillo en La Sed, también soy costalero del pasito de la Patrona de Capataces y Costaleros y del Corpus de Triana.

Fragmento del pregón de la Semana Santa de Sevilla del año 1991.
Pronunciado por D. José María Rubio Rubio en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

Todo esta consumado. La mañana hace horas que prendió en plenitud de vida, y otro año más una lumbre transparente y cálida, reverbera claridad en los balcones de Pureza. Por Pelay Correa suena como un rumor de espumas acercándose, y una pleamar de rezos mientras los últimos nazarenos, en su ritual estación de penitencia, se arrodillan uno a uno ante el Sagrario de la Real Parroquia de Triana.

Ya la mar desborda la mañana abierta, y se anega la orilla de Esperanza. El palio transparenta en sus encajes los altos azulejos de la torre cuando, ¡Ahí quedó!, los cuatro zancos tocan el suelo, y ya está la Virgen, otro año más, en la puerta centenaria de Señora Santa Ana.

Nada puede contener el amor entre esos muros. Como una fuerza va alcanzando las gargantas, volviéndose piropo, grito, canto, pasión del alma enardecida. Triana espera y sabe que otro año más volverá a repetirse su milagro.

Un hombre, mudo de nacimiento, cogerá unas flores y avanzará hacia el paso de la Virgen hasta tocar sus andas, y con una mano en el martillo,como en el rito del mejor capataz de la Señora, otro año más volverá a levantar sus ojos hacia su Bondad morena para contemplar en ella la imagen pura y limpia de su alma, mientras deposita un ramo de claveles detrás del llamador.

Y será entonces, al sonar el tercer golpe del martillo, cuando el palio se haga gozo contenido rimando al aire la estrofa pura del ritmo y la armonía, tocando el cielo en la levantá más alta, será entonces que, otro año más, aquel hombre, mudo de nacimiento, volverá hacia ella sus ojos anegados de lágrimas, y un grito, una emoción, un llanto se escapará diáfano de su garganta muerta, y una palabra ¡Guapa!, rotunda, perfecta, clara, volverá a subir hasta los mismos labios de la Esperanza viva, y otro año más Triana entera será testigo de la voz de un hombre mudo que a las puertas de Santa Ana repite, todos los Viernes Santos el mejor pregón, el más hermoso que jamás pueda hacer un sevillano.
==================================================================================================
Fragmento del pregón de la Semana Santa de Sevilla del año 2003.
Pronunciado por D. Francisco José Vazquez Perea en el Teatro de la Maestranza de Sevilla.

Deja que el corazón te guíe. Dejad, sevillanos, que el corazón os lleve.

Como ahora me lleva a mí a la calle Castilla, a esas manos de rosa de la Virgen del Patrocinio que resurgieron de la ceniza para que no se perdieran mis piropos de niño, engarzados a la mantilla de oro de su palio, que este año veremos recuperada.

Y me lleva a San Andrés, a su espadaña de adagios, a la carne desnuda del Cristo de la Caridad, Cristo durmiente al que pronto besará esta nueva primavera.

Y me lleva, en fin, a San Juan de la Palma. De donde ya casi viene el misterio de Nuestro Padre Jesús del Silencio. Fijaos, va preso del refranero – de Pilatos a Herodes, de Herodes a Pilatos- repartiendo entre ambos la longitud de su paso. Para Herodes, la trasera, podio de mármoles y caras torcidas. Pero la delantera es de la jurisdicción de Pilatos, de sus legionarios y sus lanzas. Lo llevan de nuevo ante el procurador, calle Feria abajo, camino de la Resolana. Pero al llegar sus ciriales a la esquina de Torrejón, la poderosa cuadrilla les recuerda que todavía es Domingo de Ramos y manda el izquierda alante hacia la Campana, que hay un cauce de ternuras abierto por las blancas túnicas, blanca locura nazarena.
==================================================================================================
ANTONIO BURGOS | EL RECUADRO
Trianear

El verbo es precioso: trianear. Se lo oí el Domingo de Ramos a Manuel Vizcaya, el capataz de La Estrella, en la entrada de la cofradía. Fue mi estreno de Domingo de Ramos: escuchar la certeza del orgullo con que Triana trianea. En el viejo estilo de la colla del muelle, como un homenaje póstumo a Manolo Bejarano o un recuerdo a Alfonso Borrero, Vizcaya le decía a su cuadrilla:
-- Así trianean los pasos...

Los pasos y lo que no son los pasos. Triana, la verdad, trianea más que Sevilla sevillanea. El trianero es más orgulloso de lo suyo que el sevillano. Aunque el término esté por desgracia absolutamente desprestigiado por culpa del lagarto, lagarto de una jacha y una bicha, el trianero es más nacionalista de lo suyo que el sevillano. Triana es siempre la excepción que confirma la regla de Sevilla. Sevilla se miró en el río y salió ese sueño al que llamamos Triana. Todo lo que le falta a Sevilla lo tiene Triana. Sevilla no tiene mar, por eso Triana le puso el río. Sevilla no hizo la revolución industrial, por eso se pusieron a echar humo las chimeneas de los tejares. En Sevilla nunca mandó la burguesía, por eso Triana estuvo en manos de comerciantes e industriales. La ebotica de Aurelio (léase Urelio) en el Altozano tenía mucho de conspiración de una gloriosa revolución para declarar el cantón independiente, poner una barricada de avellanas verdes en Los Cuatro Cantillos y proclamar con un cañonazo de pescado frito desde la lancha de Peana: "Viva Triana con honra". A Triana le queda un nacionalismo sin fronteras que se afirma en cuanto pasa el puente o llega a la primera parada del autobús de Los Remedios. ¿De dónde es usted? De Triana. ¿Y eso donde está? En todos los centros de la Andalucía del mar, pero tierra adentro, barro adentro, forja adentro, almona adentro. Sólo con las ideas de su nación trianera muy claras puede el trianero, cada mañana, despedirse de su mujer como el que se va a la guerra o al finibusterre:

---Adiós, niña, que voy a Sevilla...

Las cofradías de Triana vienen a Sevilla. A trianear. Con lo lejos que está, El Cerro no viene a Sevilla. Pero La O, El Cachorro, La Esperanza, San Gonzalo, La Estrella, sí vienen a Sevilla. La Puerta de Triana sigue siendo la frontera, como si siempre fueran la primera que está cruzando el puente de barcas. Y vienen a enseñar. A derramar arte. Arte de Triana. Triana tiene unas coordenadas distintas para sus artes y sus artesanías. ¿Quién se atreve a definirlas? Todos sabemos qué es un torero de Triana. Todos sabemos qué es un cantaor de Triana. Todos sabemos qué es una cuadrilla de costaleros de Triana. A poco paladar que se tenga, se ve andar a un paso de Triana y avanza distinto al de Sevilla. Nada te digo si es un pasocristo. El Caballo le gana siempre a Pilatos en La Campana. Cuando una cuadrilla de Cristo de Sevilla quiere trabajar bien, no tiene más remedio que acordarse de Triana, el izquierdo por delante. Y cuando una banda de cornetas quiere sonar a los nuevos sonidos de Sevilla, tiene que acordarse de Triana. Julio Vera es un Brigada Rafael sin leyenda de San Bernardo y sin caballo, porque al trianero no le sirve el caballo para ir a pescar sábalos y albures.

Obsérvenlo esta Madrugada, cómo Sevilla entera trianea ya en sus cofradías. Para mí que hasta Pilatos, para trianear, lleva ahora una palangana de loza, que pintó un cartujano color de rosa.
==================================================================================================
Fragmento del pregón de la Semana Santa de Sevilla del año 1991.
Pronunciado por D. José María Rubio Rubio en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

Viernes Santo, amanecía,
te estaba mirando el agua
y el agua no lo entendía:
de verte llorar, lloraba,
de verte reir, reía.

Dicen que no tiene nombre
el corazón. Es mentira,
porque Triana se llama
el corazón de Sevilla.

El latido de su alma,
el pulso de su alegría
que salta de puente a puente
sin un río que lo divida.

Yo lo he visto el Jueves Santo
navegando mar arriba
por marismas de pureza
hasta la playa tranquila
del corazón de su Madre,
esperando noche y día
esos ojos milagrosos
que hacen llorar de alegría.

Dicen que no tiene nombre
el corazón. Es mentira.

Yo lo vi de madrugada
llorar a lágrima viva
sin saber a ciencia cierta
si lloraba o si reía,
al ver llegar su Esperanza
entre plemares de brisa
por el mar del Altozano
con su amor a la deriva,
Capitana de los sueños
de los que nunca la olvidan,
esa Triana de siempre,
esa Triana dormida
que a un lado y otro del puente
es el alma de Sevilla;
el alma que nunca muera
que aunque digan lo que digan
mientras viva su Esperanza
Triana siempre estará viva.

Dicen que no tiene nombre
el corazón. Es mentira,
porque Triana se llama
el corazón de Sevilla.

Y yo lo he visto en el puente,
con la noche ya vencida,
esperando a su Esperanza,
su amor, su fe, su armonía,
velero de su nostalgia,
ancla de plata encendida,
eternidad de Triana
que aunque digan lo que digan
mientras viva su Esperanza,
Triana siempre estará viva.

Triana espera en sus ojos,
y en su divina sonrisa,
y en su ternura morena,
y en el sol de sus mejillas,
y en sus lágrimas de madre,
y en la Esperanza infinita
del pañuelo que consuela
el dolor de quien la mira.

Y en su corona de Reina,
y en la toca entretejida
que con blancura de encajes
pone cerco a su sonrisa.

Triana vive entre las flores,
y entre la cera encendida,
y en los faldones bordados,
y en los varales que riman
con el aire que la mece
como una vela extendida,
y en los costeros del sueño,
paso a paso a la deriva.
¡Vamos con ella, valientes!
¡Triana al cielo, siempre arriba!

¿Dicen que no tiene nombre
el corazón? Es mentira,
porque se llama Triana
el corazón de Sevilla.
==================================================================================================

Fragmento del pregón de la Semana Santa de Sevilla del año 1991.
Pronunciado por D. José María Rubio Rubio en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

Por el suelo de Triana,
Cristo de las Tres Caidas,
con la mirada perdida
tu oscura pena se arrastra.
¡quién fuera tu cirineo
en esa noche tan larga!

En mis hombros pecadores
llevaría la dura carga
de la cruz de mis pecados
por tus calles solitarias.

Mi fuerza serìa tu fuerza.
mi espalda sería tu espalda,
mis dolores tus dolores
y mis labios tu Esperanza.

Tu irías, Señor, adelante,
y yo al paso de tus andas,
con tu cruz de puente a puente,
con tu cruz de madrugada,
una noche sin caídas
tras las huellas de tus plantas.

Mas si no puedo, Dios mío,
servirte en tan dura carga,
sin han de besar tus rodillas
este suelo de Triana,
hazme piedra del camino,
para tu mano apoyada,
y en la roca de mi vida,
sobre el barro de mi alma,
levántate, Cristo mío,
sosteniéndote en mi espalda,
que si caes setenta veces,
setenta veces las andas
de tu cruz y tus dolores,
de tu eterna madrugada,
serán tu amor y mi fuerza
para tu mano apoyada
en la piedra de mi vida
que es el barro de Triana.
==================================================================================================

CARTEL DEL 25 ANIVERSARIO DE LA CORONACION CANONICA
==================================================================================================

Fragmento del pregón de las Glorias de Sevilla del año 2010. Dedicado a esa "camada" que formaron mi Padre y sus amigos, que no se pierda nunca. Pronunciado por D. Victor García Rayo Luengo en la S.I.C.
Hay un árbol en Triana
que es de aspecto centenario.
Unos dicen que es un Ficus,
otros que es árbol de caucho,
otros le buscan el nombre
y otros dicen que es canario.

El árbol lo plantó Triana,
un mes de junio de antaño,
que le faltaba la sombra
a su Madre del Rosario.

Hay un árbol en Triana
que es de aspecto centenario.
Unos dicen que es morera,
otros que no es para tanto,
hay quien teme a sus raíces
que levantan el asfalto.

El árbol lo plantó Triana,
un mes de junio de antaño,
que le faltaba la sombra
a su Madre del Rosario.

Por eso la copa es tan alta,
por esos sus brazos son largos.
Porque en las ramas crecieron
sagas de ilustres mandando.

Hay una rama de Ariza,
en otra los Díaz Palacios,
los Villanueva se asoman,
Rechi en la copa del árbol.

Hay ramas de los Santiago,
hojas que son de los Franco
y puñados de canela y clavo
que riega Alberto Gallardo.

Hay ramas de los Garduño,
y hay flores de los Ceballos,
que sueltan las riendas del tronco
y que camine el caballo.

Hay ramas de los Gallego,
los Hierro están a su lado,
y Jesús Basterra llora
en otra esquina del árbol.

Hay una rama que cruje
y Perales sufre tanto,
que en las Aguas de Sevilla
se lo llevaron llorando.

Están los locos de Amor,
por eso está Rojas Marcos.
Está Rodríguez Quirós
y en otra rama, Zambrano.

El penitente en el tronco
y los Núñez asomados.
Luis león tiene dos ramas:
Veracruz y la del Arco.

Manolo Vizcaya y su padre,
Pepe Luna, allá en lo alto.
Y Ollero tiene Amargura
y quiere Silencio Blanco.

La rama de Paco Reguera,
y Carlos Yruela en Santiago.
Pepe Candela y Guillén
y Emilio Moreno agarrado.

Vallejo y Ricardo López,
y Julián Huertas al tallo.
En esa rama, Falcón,
Juanma en el nudo gitano.

Carlos Morán y Rufino
en otra rama sentados.
Ismael Vargas se queda
con el Cachorro, en lo alto.


Y en la copa refugiado
Antonio Laguillo, Pasión,
pinta de plata la sombra
con el martillo soñado.
Y está, Antonio de León,
la rama maestra de Dios,
que siempre manda callado.

Y Loreto rompe el tronco
en una rama que es arco.
Y Juanma López ronea
y se mecen los espacios.

La hojarasca es para Márquez,
también están los Hijón.
Los Pagés, la Soledad,
Y los Gómez, qué dolor.

Por eso el árbol es grande.
Porque en Triana es sagrado.
Y nunca tuvo moreras,
ni vino en barco canario.
El árbol lo puso Triana,
un mes de junio de antaño.
Que le faltaba la sombra
¡A Madre de Dios del Rosario!


Las fotos de Mario Dorado Pérez

  • Mi Padre

    Mi Padre

    Añadido enero 25, 2010 at 11:03am

  • Añadir fotos
  • Ver todos

Comentarios

Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

  • ¡No hay comentarios todavía!
 
 
 

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio