Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


alfonsito
  • Hombre
  • Sevilla
  • España
Compartir
  • Entradas de blog
  • Eventos
  • Fotos
  • Álbumes de fotos
  • Vídeos

Las amistades de Alfonsito

  • juan vaz trujillo
  • Francisco Javier Gonzalez Garcia
  • Laura Marquez Cruz
  • CERRO DEL AGUILA
  • azahardelcerro
  • juan diego torreño matas
  • Joaquín Burgos Lagoa
  • cegra
  • Del_Cerro
  • El tìo de la Guadaña
  • Carlos
  • Al Compas del Azahar
  • trieto_de_santiago
  • Víctor García Rayo Luengo
  • Antonio Carlos
 

Página de alfonsito

Información de perfil

¿Cuál es tu Hermadad?
cerro del aguila esperanza de triana.
Cuentanos algo sobre ti
soy costalero de cristodel cerro cuadrilla baja. He sido corneta durante 9 años entre otras de san juan evangelista.

Muro de comentarios (4 comentarios)

Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

A las 12:33pm del noviembre 6, 2009, Joaquín Burgos Lagoa dijo...
Bueno,como dicen que lo prometido es deuda,ya está colgado el vídeo del año 2008 y este es el enlace. Dentro de unos días el de 2007. http://www.youtube.com/watch?v=v7QoZJVTFdI
A las 12:59pm del noviembre 2, 2009, Joaquín Burgos Lagoa dijo...
A las 11:20pm del septiembre 7, 2009, Joaquín Burgos Lagoa dijo...
A MI BARRIO DE EL CERRO

Papá, ¿qué es El Cerro para ti?
¿Por qué me haces esa pregunta?
Por que como te gusta tanto ir a El Cerro, por eso.
Pues yo te lo voy a contar.
El Cerro es algo más que un barrio de los antiguos arrabales de Sevilla, El Cerro es un barrio hecho a sí mismo, es un señor llamado Pablo Armero vendiendo fincas a cinco pesetas el metro cuadrado, que la primera se vendió en 1922 y un arquitecto que se llamaba Juan Talavera Heredia trazando con una cuerda amarradas a estacas calles paralelas y perpendiculares.
Es la explosión del polvorín en 1941, El Cerro es una fábrica textil que dio de comer a mucha gente, es un año sí y otro también el desborde del Tamarguillo, es el tranvía (el 12) acercándonos a Sevilla.
Es sentarse en las calurosas noches de verano, en la puerta de tu casa a tomar el fresquito, o ir a ver una película en el cine Olimpia, en el cine Casablanca o en el Cerro Cinema.
El Cerro es tomarse una copa con los amigos en La Granaina, Los Carrillos, El Reloj o La Oficina. Es ir a La Plaza a hacer la compra, o a por un cuaderno a Crisol, una bobina de hilo a Antúnez, unos botones a Ramírez, o un juguete a Armonía.
El Cerro es Lisboa, Afán de Ribera, José María de Pereda o José Arpa, El Cerro es el último domingo de septiembre con su Velá.
Es el Martes Santo cuando la Paloma vuela de su nido y derrama amor por su Hijo, cuando los naranjos preñados de azahar paren la primavera y todo se inunda de terciopelo burdeos.
El Cerro es la guitarra de Jaime, la flauta de Pepe, La Cuadra de Salvador o la saeta desgarrada de “El Sacri”.
Mi barrio es el fandango ebrio del “El Bizco Amate”, es “El del pito” vendiendo ilusión, es“El Pipa” y sus cántaros de agua, es el párroco Don Antonio rifando una vespa para comprar la Virgen o Manuel Burgos con su Betis.
Son los niños jugando a “piola”, al escondite, o a la pelota, o soñando con ser algún día costalero, debajo de un cajón de madera, y que una voz te diga “tos por iguales valiente”.
El Cerro es el colegio de Don Eulalio, el colegio Emilio Prados, el Ruemy o la Academia Ruíz Elías.
Es irte los domingos a ver un partido del Vitoria, el Ñaque o el Híspalis.
Eso es para mi El Cerro, bueno eso y mucho más.

JOAQUÍN BURGOS LAGOA.
A las 12:18pm del septiembre 2, 2009, Joaquín Burgos Lagoa dijo...
Veinte años no son nada

21 de marzo de 2009, podría ser un día como otro cualquiera, sólo con la salvedad que le abrimos la ventana a la primavera, pero a los que abusamos de buena memoria, no se nos pasa por alto, que tal día como hoy, de hace veinte años, pasaría algo que nos marcaría para siempre nuestras vidas; la primera salida procesional de nuestra Hermandad.
Cuando los relojes marcaban el mediodía, y se abrían de par en par las puertas de la iglesia, y el Cerro plantaba su Cruz de Guía en la calle, no sólo se abrió aquella puerta, si no que se abrieron todos los corazones de los que allí estábamos, corazones que latían desbocados esperando que aparecieran el Hijo del carpintero y su bendita Madre.
Al poner el primer nazareno sus pies en la calle, el anhelo de tantos años se veía cumplido, reflejado en tantas lágrimas derramadas, en tantas promesas cumplidas, en tantas emociones desbordadas.
Aquel día el Cerro se iba a Sevilla, a demostrarle a la tierra de María Santísima el amor de un barrio por su Cristo y su Virgen.
Un mar de terciopelo burdeos, que llegaba desde los arrabales antiguos de Sevilla, inundaba cada rincón, cada esquina, cada calle del centro histórico de la ciudad, demostrando que se puede ser una hermandad seria y a la vez de barrio, aunque algunas plumas afiladas y malintencionada estén empeñadas en manchar nuestra blanca capa.
El Cerro desde hace veinte años, no pasa, ni llega, ni se va, el Cerro desde hace veinte años se queda indeleble, el Cerro desde hace veinte años se queda eternamente, el Cerro desde hace veinte años se queda perenne en tu alma y te embriaga de su aroma, su fragancia y su olor a incienso y azahar.
Hay quien no conoce el cielo, hay quien no conoce el paraíso, pues que se venga al Cerro el próximo Marte Santo, que es lo más parecido. Aquí verá al Hijo con su Madre, y junto a Ellos un barrio entregado y desbordado con su Hermandad, un barrio que sabe comportarse como tal y que seguramente los próximos veinte años volverá a impartir veinte lecciones de saber estar cofrade, y todos nosotros que lo veamos.
JOAQUÍN BURGOS LAGOA.
 
 
 

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio