Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Una vez más amiga mía nos volvemos a encontrar, no te esperaba tan pronto, pensé que llegarías con la luz de las estrellas, entre murmullos de silencio… pero hoy me has visitado en el momento que tal vez más lo necesite, siento tristeza en el alma, una tristeza callada que sé que está ahí, en cada uno de los poros de mi piel. Has venido una vez más a mi encuentro, a sentarte en un ladito de mi cama, dispuesta a escuchar cada uno de mis pensamientos, cada uno de mis sentimientos… son tantos, están tan mezclados que no se si llegaras a entenderme esta vez. Por lo que veo parece que intuyes lo que me pasa, pues vienes con un pañuelo de seda entre tus manos por si el desconsuelo aflora por mis mejillas, me conoces bien y no es para menos son muchas las noches que tu y yo hemos dejado escritas en la memoria. Eres fiel y de corazón puro, pues no me has fallado ni una sola vez, has estado conmigo, haciendo rizos con mi pelo durante 20 años, te has alegrado con cada uno de mis gozos y supiste arroparme cuando la pena erizaba mi piel. Conoces todas mis buenas obras, cada uno de mis pecados, de los fallos que me acaban torturando cuando soy consciente de ellos, supiste acompañarme en mis arrepentimientos e intentaste sacar de mi sentimientos de humildad cuando sabías que era lo correcto. En tu bolso siempre traes el recuerdo que es acorde al día y el momento, nunca faltan los mejores recuerdos que puedes guardar como es el rostro de mi madre amada y el de las manos de mi padre, sabes bien que son mi fortaleza, la razón de que este aquí viviendo, sabes bien que vivir es sentir, que vivir es una prueba diaria, que hay días en los que duermo con una sonrisa y otros en los que encuentro la paz de soñar con tímidas lagrimas, secándose en mis mejillas. Somos tan amigos que compartimos la misma creencia, nos hemos compenetrado tanto que rezamos al mismo compás, al mismo tono, con la misma súplica que clama entre diente y labio. Últimamente estoy muy pesado amiga, lo sé pero es lo que manda el corazón y por mucho que no quiera sentir así, es lo que sale. Contigo soy sincero y no puedo engañarte, contigo no puedo fingir lo que no es, sabes bien que alguna vez lo intente mientras susurraba una Salve pero eres sabia y supiste darme una bofetada de silencio para que confesara la verdad. Eres la enfermera perfecta, supiste calmar todo dolor de cuerpo y alma, solo tú tienes la capacidad de que sea lo que sea que me esté pasando encuentras la fórmula correcta para bloquear mis pensamientos y dejarme en blanco… cantas tu nana, yo me duermo y tu ya con alivio, besas mis mejillas, me das la última caricia, cierras la ventana y te marchas. Pero no todas las noches han sido así, sabes que hubo noches en las que la tristeza era tanta que decidiste quedarte a dormir conmigo, me abrazabas y si la pena rompía mis sueños, ahí estabas tu para acariciarme y susurrarme en el oído “tranquilo, duérmete mi niño”, cuando no había quien cortara mi llanto, tú sabías dejarme llorar como si no hubiera mañana, hacías bien pues sabías con certeza que así me calmaría, sabes bien que las lagrimas son sentimientos y cuando estas afloran, las deja correr por mi ser. Eres amiga de mis amigos, hubo noches que compartí con ellos y tu supiste esperarme recostada a que llegara para quedarte con la calma de que todo estaba bien. Hubo noches que no llegue solo a mi habitación, enseguida entendiste que debías irte, me acompañabas hasta el baño para darme las buenas noches, sonreías y te ibas confiada de que la alegría era parte de mi ser. Sabes que cuando eso pasa es que mi corazón esta volviendo a sentir, que aunque por una noche magnifica fuera a pasar mil malas, sabes bien que necesito dar lo que mi corazón derrocha… y en esas mil noches malas ya te encargarías de ser mi refugio, mi amparo y consuelo. Hubo noches en que no dormimos, pues la ilusión invadía nuestros corazones, como olvidar esas horas, las más felices fueron junto a ti en la que los dos esperábamos el amanecer de ese Domingo, lleno de Gracia y Esperanza. Noches en las que preferiste no dejarme dormir, pues a veces es bueno reflexionar, sacar conclusiones para que cuando el sol levite sobre el horizonte sea capaz de dar pasos firmes en mi rutina diaria. Eres tan de mí, que si no estuvieras no sé que sería sin ti. Tu mi compañera, mi consuelo, mi madrugada, mi esperanza, mis horas muertas, mi lágrima ardiente, mi sonrisa entre sueños, mi sagrario, mi estampa bendita… eres la dama celestial hecha resplandor de aurora, el silencio que esconde millones de palabras… mi amiga fiel Tú…SOLEDAD.

Visitas: 276

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Santy (Angel Macareno) en mayo 24, 2012 a 6:22pm

MAGNIFICAS  LAS PALABRAS.

ENHORABUENA.

SALUDOS.

Comentado por Esperanzo en mayo 24, 2012 a 6:11pm

Gracias a ti por leerme.

Comentado por TACITA DE PLATA en mayo 24, 2012 a 9:56am

el corazon encojio me has dejao picha.asias por alegrarme el dia.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio