Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


1 DE MAYO DE 1964 CORONACIÓN CANONICA DE CONSOLACIÓN EN UTRERA

CONSOLACIÓN CORONADA DE UTRERA.

 

Aquel día 1 de mayo de 1964, los utreranos pudieron rezar a pleno pulmón una Salve que se había convertido en realidad plena: " Dios te salve, Reina y Madre .. ". Era Madre de los utreranos de siglos atrás la Virgen de Consolación; ahora también Reina. Han coronado a su Virgen, y satisfecho un antiguo deseo de verla entre aquellas imágenes privilegiadas "cuya celebridad está consagrada por una larga devoción, por milagros y gracias memorables".

 

La feliz noticia traía fecha de Roma, día 7 de julio de 1963. En su rescripto firmado por el cardenal Marella y dirigido al arzobispo de Sevilla, cardenal Bueno Monreal, le decía : " Hemos visto con inmensa alegría que en un Santuario de la Ciudad de Utrera es venerada desde hace muchos siglos, con tiernísima devoción, la Bienaventurada Virgen María bajo el título popular de Nuestra Señora de Consolación.

 

Habiendo entendido que el culto a la citada imagen es antiguo y fragantísimo y que la asistencia de fieles para venerarla es muy grande.

Nos que siempre hemos procurado con todas nuestras fuerzas promover y fomentar el honor tributado a la Madre de Dios, deseando satisfacer los deseos Tuyo y de Tu pueblo de coronar con corona de oro la Cabeza de la Bienaventurada Virgen María, decretamos y mandamos, hoy, juntamente con Nuestro Capítulo, Congregado en la Sala Capítular, que la citada imagen de la Madre de Dios pueda ser coronada en Nombre Nuestro con preciosa corona de oro y con rito solemne"

 

Utrera vivió jornadas prolongadas de fiestas que culminaron aquel 1 de mayo de 1964, día grande de la coronación.

Mientras tanto, con la aportación de todos los utreranos y el arte del orfebre Fernando Marmolejo se labraron en oro las coronas de la Virgen y el Niño, y el paso de plata.

La Corona de la Virgen lleva dos kilos de oro doscientos brillantes, treinta esmeraldas y los escudos de la ciudad y parroquias. En esmalte figuras las letanías de la Virgen.

La corona del Niño consta de medio kilo de oro, setenta y cinco brillantes, diez esmeraldas y ocho rubíes. El paso, peana y templete, de bellísima factura, obra también de Fernando Marmolejo, fue una reproducción del paso antiguo que desapareció a principios del siglo XIX durante la invasión francesa.

Gracias a un grabado antiguo, el artista ha sabido sacar un feliz parecido al paso en que la Virgen era paseada desde la antigüedad.

Y el día feliz llegó. Utrera era una fiesta. Alas seis de la tarde salió la Virgen de Consolación de su Santuario, acompañada por su Hermandad. Iba en su precioso paso de plata recién estrenado con una corona de flores blancas sobre su cabeza. En la plaza grande de Utrera aguardaba a la Virgen autoridades de la nación, de Sevilla, de Utrera, prelados eclesiásticos de distintos punto de Andalucía y una ingente muchedumbre de fieles …. Utrera toda.

Y el momento llegó. Tras la misa solemne, al alimón, el cardenal Bueno Monreal y el rector de Santuario, Don Miguel Román Castellanos, coronaron a la Virgen de Consolación.

La vuelta al Santuario fue un recorrió apoteósico de la Virgen por las calles de Utrera. Pétalos de rosas caían de los balcones que mostraban de colgaduras los preciosos mantones de manila que lucen las utreranas en los días de fiesta.

Ahora sí. Ahora tiene sentido en Utrera la bellísima oración de la Salve: “Dios te salve, Reina y Madre…… de Consolación de Utrera”

 

BIBLIOGRAFIA: CONSOLACIÓN DE UTRERA.

Visitas: 1172

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio