Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La Antigua Hermandad y Cofradía Sacramental de El Dulce Nombre de Jesús, Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Nuestra Señora de la Paz celebra este año el 425 aniversario de la fundación de la Hermandad (1590-2015). Con este motivo la Hermandad decidió celebrar sus cultos cuaresmales en la iglesia parroquial de Santa María de la Asunción la Mayor y Matriz, que fue el lugar de la fundación y sede de la Hermandad durante siglos. En la mañana del domingo 15 de febrero las imágenes del Dulce Nombre y Ntra. Sra. de la Paz fueron trasladadas tras la misa de 12 a la iglesia de Santa María por Plaza de los Remedios, Vera-Cruz, Cuesta, Carril de Santa María y Parroquia de Santa María.

Fotos: Carlos Fernández

-Traslado de los Titulares del Dulce Nombre a Santa María (Hdad. Dulce Nombre)

En la tarde noche del 18 de febrero tuvo lugar el tradicional Vía Crucis parroquial presidido por el Stmo. Cristo de la Humildad y Paciencia, que este año subió al Cerro de San Cristóbal hasta la iglesia de Santa María acompañado por sus fieles y la música de capilla. El Vía Crucis partió de la Plaza de los Remedios y recorrió Veracruz, Cuesta, Carril de Santa María y Parroquia de Santa María. Una vez allí quedó expuesto en besapié.

Foto Hdad. Dulce Nombre

Los Sagrados Titulares fueron entronizados en un esplendoroso altar de cultos que resaltaba con la majestuosidad del interior gótico del templo. Durante los días 19, 20 y 21 de febrero se desarrolló el solemne Triduo, a las 8:30 de la tarde, oficiada por el Rvdo. Padre Fray Francisco Javier Català Sellés, del Real Convento de Santo Domingo de Jerez de la Frontera. El jueves 19 tuvo lugar también la Adoración del Santísimo Sacramento, con exposición a los fieles desde las 7:30 de la tarde. Al terminar la Eucaristía tuvo lugar la bendición y reserva del augustísimo Sacramento Admirable. El sábado 21 de febrero tuvo lugar la adoración Pange Lingua, Solemne Procesión Claustral de la Minerva con su Divina Majestad bajo palio por la nave del templo. El domingo 22 la solemne Función Principal de Instituto fue oficiada por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez González, a la 1 del mediodía.

Foto Hdad. Dulce Nombre

Finalizados los cultos cuaresmales, a las 8 de la tarde del domingo 22 de febrero, los Sagrados Titulares regresaron a la iglesia de los Remedios, por el mismo recorrido que hicieron para la subida. Destaca la visita que los Titulares realizaron a las monjas del Convento de Santa Clara.

Foto: Basilio J

-Los Titulares del Dulce Nombre en Santa Clara (Hdad. Dulce Nombre)

El culto al Dulce Nombre de Jesús surgió como reacción piadosa a los excesos procesionales y devocionales de conferir insultos y agravios a la figura del Niño Jesús en la Edad Media como premonición de su futura Pasión. Durante el II Concilio de Lyon en 1274 el Papa y las principales cabezas de la Iglesia decidieron poner fin a este tipo de actividades. Así, el Papa Gregorio X otorgó Bulas y dictaminó prohibiciones contra el uso de la blasfemia y los insultos. La imagen del Dulce Nombre de Jesús recuperó una especial reverencia y veneración, nombrando a la orden de los Dominicos como celebradores y protectores de este culto al “Sagrado Nombre de Jesús”. Posteriormente el Papa estableció los días comprendidos entre la Circuncisión y la Epifanía de Nuestro Señor y pidió al Maestre General de la Orden de los Dominicos la instauración de altares en todas sus iglesias donde se rinda culto al “Dulce Nombre de Jesús”. Durante el “Concilio de Trento”, celebrado entre los años 1545 y 1563, Pío V acogió bajo su protección a todas las cofradías del “Dulce Nombre de Jesús”, dándoles el título de Pontificias Archicofradías y otorgándoles indulgencias. Y es así que poco a poco creció el culto y veneración al “Dulce Nombre de Jesús”.

En Estepa se tiene constancia de la fundación de la cofradía del “Dulce Nombre de Jesús” en la Iglesia parroquial de Santa María de la Asunción la Mayor y Matriz en 1590, apenas unas décadas de la venta de la Encomienda Santiaguista de Estepa a los marqueses genoveses y futuros Marqueses de Estepa, los Centurión, por parte de la Corona. Los primeros cofrades del Dulce Nombre obtuvieron permiso de sus nuevos señores para fundar la cofradía y la licencia oportuna de los frailes Dominicos de Écija, asumiendo la labor de culto al “Dulce Nombre de Jesús” y por otro lado una importante labor caritativa y asistencial.

Fuente:

-El Digital de la Sierra Sur de Sevilla

-El Periódico de los Pueblos

-Los orígenes como reflexión. Moisés Caballero Páez. Boletín Blanca y Colorá. 2015

Visitas: 327

Los comentarios están cerrados para este post

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio