Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


A JESÚS DE LA SALUD, DE LA HERMANDAD DE LOS GITANOS

Hoy  vuelvo a necesitarte, Señor, hoy me hace falta más que nunca la Salud. No la pido hoy para mí, la pido para quien sufre a mi lado, para quien siente que la vida duele, para quien ve la esperanza del mañana de un verde bastante oscuro. Tú eres la salud, tu el brote verde del árbol seco que nos invita a meditar la esperanza.

Señor de los Gitanos, Manué, Dios con nosotros, hoy te pido que con las mismas manos que sujetas la cruz todas las madrugadas repartas salud a tus hijos; hoy te pido que la sangre que cruza tu rostro desde las espinas sea medicina para el que te necesita; hoy te pido que todo el dolor de los azotes y los clavos sea alivio del que te ansía. Te pido salud sabiendo que tienes el poder de darla; te pido vida sabiendo que eres quien la da y quien la quita.

En este camino de la madrugada, que al contemplarte recordamos cada día, consuelas a tu pueblo al que tanta falta haces lo mismo que en Jerusalén consolaste a esas mujeres que lloraban: ¡no lloréis por mí! Llora Señor de los gitanos y de todos los hombres con nosotros porque si en la enfermedad nos acompañan tus lágrimas la cosa duele menos, porque si en el hospital tenemos tu estampa los días pasan más rápido.

Se Señor de tu pueblo y sal a las calles como cuando lo hacías en Galilea y haz como entonces curando al siervo y el señor, al niño y al anciano, a la suegra de Pedro o al criado del centurión, pero cúranos a todos desde el viejo templo del Valle. Señor, nos sabe a poco que sólo salgas a nuestro encuentro en la madrugada; te necesitamos todos los días del año, porque en cualquier momento nos puedes hacer falta, Señor.

No todo es el recuerdo dulce de la madrugada, no todos los días son del mismo gozo a la luz del alba. Pero Tú si eres en todos los instantes el Padre bueno y Misericordioso que reparte con sus manos Salud a raudales a todos tus hijos. Por eso, Señor de los Gitanos, Dios con nosotros da hoy la salud a quien lo necesita, alivia el dolor de quien lo padece, pero siempre se nuestro compañero en los momentos en los que la salud falle y la vida arezca que se nos escapa. Tú eres la Salud.

Visitas: 251

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio