Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


ALFONSO JARAMILLO Y LA FÁBRICA DE CERÁMICA MENSAQUE Y VERA (IN MEMORIAM)

BLOG DEDICADO A TODOS LOS TRIANEROS DEL UNIVERSO, EN ESPECIAL, VA POR ÉL QUE YA ESTÁ JUNTO A SU ESPERANZA.

 

FUENTE: WEB RETABLO CERÁMICO: RESUMEN DE UNA ENTREVISTA HECHA POR MARTÍN CARLOS PALOMO GARCÍA (MARZO 2010)

 

FOTOS: INTERNET Y MARTA MARIA TRIANA

 

 

Reedito este blog con motivo de su fallecimiento el día 4 de julio de 2012 a los 98 años de edad.

 

Hablar de Alfonso Jaramillo González en Triana es hablar de la historia viva de este emblemático barrio de Sevilla, cuna de su afamada cerámica, de sus calles, de sus gentes, de sus edificios, de sus hermandades y sus cofradías.

 

Alfonso es casi centenario, pero su agilidad mental y su memoria al exponer sus recuerdos no nos lo harían suponer. El motivo principal de nuestra entrevista es que nos cuente de primera mano todos sus recuerdos de la prestigiosa fábrica de cerámica de José Mensaque y Vera y sus sucesores, en cuyo solar hoy se levantan bloques de pisos.

 

Nuestra conversación se inicia en la iglesia parroquial de Santa Ana, donde tras escuchar la misa dominical reza ante las Sagradas Imágenes Titulares de su Hermandad, el Santísimo Cristo de las Tres Caídas y Nuestra Señora de la Esperanza, que por aquel entonces recibían culto en la parroquia por obras en su Capilla. Charlamos mientras nos dirigimos por la calle Evangelista al lugar donde estuvo la fábrica.

 

 

Alfonso Jaramillo nació el 2 de junio de 1914, en el Corral Rosario, en la calle Pagés del Corro, 65. Fue al Colegio San Jacinto y al Reina Victoria (luego llamado José María del Campo). Con 11 años entró a trabajar en el Bar de Manolo Parreño, en calle San Jacinto, al lado de la confitería Filella. Con doce años, en 1926,  ingresó en la Fábrica de la Viuda de José Mensaque y Vera, que había fallecido en 1916. Se llamaba Dña. María Arana Rubio, una gran señora.  Era un niño y entró de aprendiz. Recuerda que cuando le llevaba algún recado, cisco de orujo o leña, Dña María le invitaba a merendar un bollo con mantequilla y jamón, era muy buena con él. También estaban con ella al frente del negocio  sus hijos José y Luis Mensaque Arana. La razón social se llamó por entonces José Mensaque y Hermano.

 

Con los años fue progresando, primero de botones, luego en la oficina. Los Mensaque le querían mucho, le consideraban de la familia y él a ellos. Mensaque era “su casa”. Siempre se portaron muy bien con él. Incluso en 1937, que se tuvo que ir a la Guerra, le mantuvieron el sueldo y el puesto, y al terminar en 1939, volvió y se pudo casar en ese mismo año.

 

En Mensaque estuvo hasta 1953, ya en época de Antonio Vadillo Plata, que se hizo con la fábrica en 1946. Tuvo la suerte de que en el citado año de 1953 le tocó un premio en el concurso de radio “La Melodía Misteriosa” de Bobby Deglané, 40.000 pesetas de las de entonces, con las que compró un terreno en la Cartuja y puso en marcha un tejar propio que mantuvo entre 1953 y 1965. De todas formas siempre mantuvo contacto con los Mensaque. De la última época recuerda a Manuel Mensaque Bernal, el único hijo varón de D. José Mensaque Arana que estuvo al frente de la fábrica hasta la última época.

 

La fábrica era grandísima. La fachada principal daba a la calle Justino Matute 11, aunque el edificio completo llegaba hasta la calle Ruiseñor y parte de los que hoy se llama calle Leiría. Era una manzana con muchas accesorias.  El director artístico y maestro del taller era D. José Recio del Rivero, cuya vivienda ostentaba el número 9 de la misma calle Justino Matute 9, contigua a la entrada principal de la fábrica. La entrada  de los trabajadores de la fábrica y a la oficina era por Ruiseñor 11 (actual calle Leiria). Él también tuvo vivienda en la fábrica.

 

 

Fueron los años dorados de la cerámica al abrigo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Por la calle Justino Matute entraban los carros, camiones y materiales. Había dos talleres, el bajo -de cerámica artística- y el alto, para pintura de cuerda seca. El barro se traía en vagonetas tiradas por mulos, siendo el encargado el carrero. La fábrica tenía cuatro hornos: los de leña de orujo se usaban para cocer los ladrillos, y los de leña de pino para los azulejos. Los haces de leña de pino los traían de la zona del Aljarafe. Se hacían zócalos de azulejos de relieve, murales, rótulos publicitarios, materiales de construcción vidriados y sin vidriar, y por supuesto, azulejos y retablos devocionales.

 

Frente a la fábrica, en la misma calle Justino Matute, un primo de los Mensaque Arana, Miguel  Mensaque y Mensaque tuvo una fábrica de jabón en la acera de los pares, a continuación hacia calle San Jacinto había un solar de la fábrica de cerámica usado como almacén de leña de orujo que colindaba con Ramos Rejano, otra de las grandes fábricas de cerámica de Triana. La casa de Miguel Mensaque era el actual edificio ocupado por el Distrito Municipal de Triana conocido como “La Casa de los Mensaque”. También estaba pegada a la fábrica otra empresa de materiales de construcción de otro familiar, la de Andrés Fernández Mensaque.

 

Un grupo de trianeros le propusieron trabajar por el barrio y por Sevilla desde el Ayuntamiento. Fue Concejal seis años (1955-1961), tres siendo alcalde el Marqués de Contadero y tres Mariano Pérez de Ayala. Siendo concejal de Bomberos colocó los azulejos del Parque de Bomberos de San Bernardo y el retablo cerámico de San Juan de Dios, que se hizo en Pedro Navia, pues en esos años él ya no estaba en la fábrica de Mensaque, gestionada por Antonio Vadillo Plata. También por su condición de BÉTICO, lleva más de ochenta años de socio del Real Betis Balompié, gestionó la venta del campo de Heliópolis al Betis, iniciada en 1958 y finalizada en 1961.

 

 

La Esperanza de Triana es su Hermandad. Ha pertenecido a su Junta de Gobierno muchos años. Su vida gira en torno a su Cristo de las Tres Caídas y su Virgen de la Esperanza, aunque le gustan todas las de Triana, su barrio, al que ha servido durante toda su vida. Es un orgullo ostentar el título de Trianero de honor y de que una plaza de Triana lleve su nombre.

 

 

Alfonso Jaramillo (fondo: el primero de la izquierda)

 

Nos despedimos de Don Alfonso Jaramillo frente a la Iglesia de San Jacinto, con la intención de quedar otro día para seguir escuchando sus recuerdos de la cerámica trianera, de su barrio, agradeciéndole su amabilidad por atendernos en esta entrevista realizada paseando y disfrutando por las calles de Triana.

 

 

 

 

 

Visitas: 1837

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por MANUEL en julio 7, 2012 a 9:18am

Interesantísimo blog,Marta...Te adjunto dos preciosos azulejos de Mensaque que he podido ver en vivo en más de una ocasión en Madris.Están en el castizo barrio de Lavapiés....

El padre de mi cuñado trabajaba en la construcción y en un derribo encontró todo un retablo cerámico de Mensaque que pudo salvar en parte.Está.mutilado,en casa de mi hermana...

Comentado por Santy (Angel Macareno) en julio 6, 2012 a 11:08pm

     Magnifico reportaje Marta, gran trianero y gran betico, besos.

Comentado por Araceli Luque en julio 6, 2012 a 2:24pm

bonito detalle Marta. es la historia viva de Triana y Sevilla.   gracias.

Comentado por Jose Sedano. en julio 6, 2012 a 11:05am

Bonito reportaje Marta, gracias mostrarlo. Un abrazo

 

 

 

 

Comentado por TRIANA FOREVER en julio 6, 2012 a 10:46am

Un ejemplo a seguir como persona. Lo echaremos mucho de menos, sobre todo en Triana...

Descanse en paz al "laito" de su Esperanza.

Comentado por Azahar y jazmín en julio 6, 2012 a 10:35am

Aunque lo comenté en su momento, pero ahora en el fallecimiento de Alfonso, no puedo sino desear que será así, que esté junto a su bendita Madre, descansando ya de una larga existencia en este mundo, viejos recuerdos, que se van perdiendo, aunque perduran en la memoria, besos.

Comentado por OLGA PEREZ PEREZ en febrero 20, 2011 a 7:40pm

ES LA HISTORIA DE TRIANA Y SUS TRIANEROS, MUY CURIOSO MARTA.

OLGA

Comentado por Azahar y jazmín en febrero 16, 2011 a 11:36pm

Me has vuelto a traer a la memoria, viejas imágenes, tanto  de Alfonso Jaramillo, al

que recuerdo desde muy pequeña de verlo por el barrio, como la Fábrica de Mensaque,

donde despues de su derribo, se construyeron varios bloques de piso, adonde llevaba

a jugar mi madre a mis hijos de pequeños, al patio central del mismo, gracias por los

recuerdos del ayer, besos.

 

Comentado por Salva en febrero 16, 2011 a 5:58pm
Qué maravilla de entrada. Y qué pena, que haya desaparecido la fábrica.
Comentado por TRIANA FOREVER en febrero 16, 2011 a 5:03pm

TRIANERO, DE LA ESPERANZA Y BETICO, UNA SIMBIOSIS PERFECTA JAJA...

LO KE DA KE PENSAR ES KE HUBIERA UNA FÁBRICA DE TAL MAGNITUD EN LA CALLE EVANGELISTA, CON LO ESTRECHITA KE ES AHORA.

UN BESOTE ORGA Y A SEGUIR TRIANEANDO KE... YA KEA MENOS.-

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio