Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


El mejor recuerdo que tengo de fray Carlos Amigo Vallejo, y le llamo así porque nunca le gustó perder su condición de fraile a pesar de ser cardenal de la iglesia católica, es su voz, su temple, su manera de comunicar, su calidez, su sencillez franciscana que lo hizo un arzobispo cercano al pueblo, conocedor de sus problemas e inquietudes. Supo integrarse en la vida de Sevilla como un vecino más, disfrutar de sus fiestas y costumbres, participar de sus tradiciones y hacer suyos los problemas de la ciudad en el tiempo que le tocó vivir. En los casi 30 años que estuvo en Sevilla nos enseñó la doctrina de la humildad y la comprensión, de la escucha permanente y el diálogo con todos, sin importar condición ni categoría.

De Amigo Vallejo admiro su capacidad para escuchar, reflexionar, dialogar, ceder y consensuar, no imponiendo nunca a los demás su doctrina, principios o valores. Al contrario, a partir de ellos y siendo siempre fiel a la doctrina de la Iglesia, se ponía en el papel de la otra persona, por lo que se ganó el cariño y la admiración de todos los sevillanos.

Fray Carlos obtuvo muy pronto el título de Amigo de Sevilla porque supo estar al lado de su pueblo como el pastor que cuida de sus ovejas. Esa actitud de cercanía y comprensión con los problemas de la gente, y especialmente de los más débiles, adquiere un mayor valor en una sociedad que, en el momento que le tocó dirigir los designios de la Iglesia sevillana, se encontraba en permanente crisis, radicalizada y crispada, y donde muchas veces se premiaba y ensalzaba el desprestigio del que pensaba distinto. Amigo Vallejo ha sido un gran ejemplo de puertas abiertas, de mano tendida y de saber escuchar. A nadie le pidió su carné de identidad para sentarse con él.

Carlos Amigo Vallejo supo compaginar su responsabilidad de arzobispo y su condición de cardenal con su actitud de fraile franciscano cercano a los problemas del pueblo. Igual estaba entre las grandes obras de arte del Vaticano, como en octubre de 2003 con ocasión del consistorio de donde salió como nuevo cardenal, que en las cárceles de Sevilla con los presos, o abriendo la Catedral por las noches para acoger a trabajadores concentrados en defensa de sus empleos. Sevilla lo vio ofrecer su hombro al padre de Marta del Castillo, a los hijos de Alberto y Ascensión y a la mujer de Antonio Puerta.

Y también lo vio como anfitrión del Papa en Sevilla en dos ocasiones, en los triunfos del Betis y del Sevilla, en las grandes solemnidades de la liturgia local, en la celebración de la entrada de un nuevo siglo, caminando tras los restos de Santa Angela por las calles, o de visita en la lonja de Mercasevilla conociendo en directo a esa parte de ciudad que trabaja cuando la otra descansa.

Todavía resuena su voz en defensa de los más débiles, comprometido con los temas de máxima preocupación social o condenando el terrorismo. Sin pelos en la lengua, su voz se ha oído en toda España desde Sevilla. Ningún sevillano olvidará la justa y necesaria homilía en el Altar Mayor de la Catedral en 1999 con motivo del funeral por Alberto y Ascen. Sus palabras calaron hondo, con fuerza, en un pueblo, el sevillano, herido por la bestia terrorista; y en una nación, España, donde crecían las críticas a ciertos miembros de la jerarquía eclesiástica vasca, a la que se le reprochaba una posición ambigua: "Os podemos perdonar, pero no nos pidáis que renunciemos a la búsqueda de la paz por todos los medios legítimos".

Amigo Vallejo fue un trabajador incansable, y lo hacía con una sonrisa y con el convencimiento de que nadie podría parar sus proyectos e ideas. Alcanzó sus metas y objetivos con esfuerzo, trabajo, sacrificio y mucha ilusión, y con buenos equipos a su lado, como Juan Garrido Mesa y Manuel Benigno García Vázquez, que estuvieron junto a él en tareas fundamentales para la modernización de la gestión de la Iglesia de Sevilla que hoy conocemos. Sé que ellos fueron dos de sus muchos y trascendentales apoyos. También destacó del cardenal Amigo su especial celo en el cuidado del clero, al lado de sacerdotes jóvenes y veteranos.

Siempre le he agradecido sus reiteradas defensas a los cargos públicos, a los que siempre consideró y considera como instrumentos necesarios al servicio de la sociedad.

Estoy convencido de que todos estos valores han hecho que los sevillanos hayamos tenido durante 27 años a un cardenal que ha sobrepasado al arzobispo de las brillantes homilías y acertadas cartas pastorales. Amigo Vallejo es un cardenal de todos, para todos y siempre dispuesto a todo en beneficio de la Iglesia y de Sevilla, recogiendo el mejor espíritu aperturista de una ciudad que hoy lo sigue teniendo como a su ilustre vecino.

Todavía hoy Sevilla sigue recordando a aquel arzobispo de mirada escrutadora ante una masa de fieles, y su disposición serena y firme para tener un gesto de cariño con los más pequeños, con los mayores y, por supuesto, con los discapacitados, ya fuera en el altar mayor de la Catedral o en el último pueblo de la Archidiócesis.

El galardón que va a recibir el cardenal, que lleva el nombre de don Manuel Clavero Arévalo, no es más que el reconocimiento de los sevillanos a un hombre que ha dejado una huella muy profunda en la ciudad. Un referente para varias generaciones de sevillanos, que han visto en él esfuerzo personal, entrega por las ideas y por las personas y solidez en sus convicciones. Así se ganó el cardenal el título que, estoy convencido, guarda con más cariño de toda su trayectoria: Amigo de Sevilla.

Visitas: 2047

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por m.isabel en febrero 8, 2012 a 9:21pm

a mi tambien , me sorprende salva..encontrar por aqui a nuestro alcalde.....en fin...la calle para nuestro cardenal se lleva pidiendo hace, mucho, mucho tiempo ..creo que ya es hora........

Comentado por MARCOS RODRÍGUEZ RIVERA en febrero 2, 2012 a 7:41pm

CALLE EN SEVILLA YA PARA NUESTRO CARDENAL, VAMOS A HACER LAS COSAS EN VIDA DE LAS PERSONAS.

Comentado por Salva en enero 28, 2012 a 1:20am

Me sorprende gratamente encontrale por aquí. Permítame agradecerle su cercanía para este intercambio de pareceres. Como supongo que por tratarse de alguien tan concocido, recibirá más comentarios de lo habitual, como es lógico. Seré lo más breve que pueda.

En primer lugar debo comentar referente a su entrada, pues lo fundamental en este caso. Y debo decirle que comparto y aplaudo el merecido homenaje al cardenal. El cual, a nivel personal me gustaría extender a todas esas miles de personas anónimas que a lo largo de la historia han dedicado su tiempo, su esfuezo y su trabajo a amar Sevilla, para legarnos hoy, una de las ciudades más cautivadoras del mundo. Con un fantástico potencial para convertirse en un lugar muchísimo más y merecidamente hermoso de lo que ya es.

Disculpe que aproveche este comentario para apasionarme por la ciudad. Pues tratándose de usted, me resisto a desaprovechar la oportunidad de expresarle que tiene en sus manos una joya, como supongo que sabe, que hay que cuidar y mejorar.

Me encantará que la casualidad me brinde la oportunidad de poder agradecerle algún día, todo lo que haya realizado por su ciudad para el bien de todos.

Mi amor por Sevilla está por encima de partidismos y bandos políticos. Por eso me encantará poder agredecerle algún día, como hace poco me ocurrió en Madrid con su antecesor, al que pude darle las gracias por haber legado a la Humanidad, una obra digna de una gran ciudad. Me refiero al Metropol-Parasol.

Del mismo modo que siempre estaré agradecido a los constructores de los Reales Alcázares, la catedral, la reina Giralda, los conventos, Santa Cruz...

Disculpe que me extienda, pero ese duende que habita en Sevilla, me tiene encantado y no puedo evitar desear lo mejor para ella. Como tantos otros entres los cuales lo incluyo.

Un cordial y respetuoso saludo.

Comentado por Emi(Angel macareno) en enero 27, 2012 a 6:43pm

He borrado sin querer el anterior, decía que en mi corazón siempre estará este buen fraile que nunca quiso dejar de serlo.

Suerte porque la vais a necesitar. Saludos.

Emi.

Comentado por MAITE en enero 27, 2012 a 12:02am

Recuerdo a este fray Amigo, un dia en la catedral al termino de la misa todo el mundo le besaba y mi hijo con 5 años se acerca a él y le dá la mano, fray amigo le da la risa al ver a mi hijo tan pequeño y nada de verguenza, hablaron más de 5 minutos, y me dijo da gracias a Dios porque tu hijo tiene una luz muy especial, le dí las gracias y siguio su camino riendose.

 

Comentado por Jose Manuel, ecijano en enero 26, 2012 a 9:26pm

Es uno de los mejores Cardenales de la historia de la sede Hispalense, desde aqui mis felicitaciones tanto para Fray Carlos como para el Alcalde de sevilla,

La foto es del dia de la coronacion de la Virgen del Valle patrona de Ecija

Comentado por Flor de la Pasión en enero 26, 2012 a 7:54pm

Me  alegra encontrale aqui  saludo desde Tomares Maria del Carmen Ceballo Ruiz ,suere en sus gestones y que el Señor le Bendiga.

Comentado por La Hachita de Zaqueo en enero 26, 2012 a 2:27pm

"En ocasiones he podido escuchar las explicaciones que los padres les daban a sus hijos al paso de las Imágenes. ¡Qué explicaciones más sencillas y, con frecuencia, tan exactas!." (1989)


Comentado por Enrique Ayllón González en enero 26, 2012 a 1:02pm

Fray Carlos el día de su entrada solemne en la Catedral de Sevilla.

Fotografía: Enrique Ayllón

Comentado por TACITA DE PLATA en enero 26, 2012 a 12:48pm

curioso.el alcalde de sevilla se llama igual y se parece mucho a ti picha.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio