Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


ANTIGUA, HOSPITALARIA Y REAL HERMANDAD DE NTRA. SRA DE LA ASUNCIÓN, PATRONA DE ESTEPA

La devoción a Nuestra Señora de la Asunción se remonta al 15 de agosto de 1240 cuando el rey santo Fernando III conquistó la villa. La antigua mezquita fue convertida en iglesia mayor dedicándose a Santa María de la Asunción, por ser la villa conquistada el día en el que la Iglesia celebra la Asunción de la Virgen María a los cielos. La villa cristiana la tomó desde este momento como Patrona y, un tiempo después, se construye una iglesia, se constituye la cofradía de la Asunción, y se toma el acuerdo para señalar casa hospital para los pobres enfermos como fundación piadosa de la cofradía. La cofradía fue favorecida con donación real de algunos bienes y con otros cedidos por el Consejo. Por lo tanto, con esta fecha de fundación, se considera la cofradía más antigua de la villa, la cual contó tanto con una primitiva ermita de la Asunción como con un hospital construidos en la antigua villa, dentro de la fortaleza amurallada.

Iglesia parroquial de Santa María de la Asunción

-La cofradía y el hospital de la Asunción:

En 1267 el rey Alfonso X El Sabio dona la villa de Estepa y sus términos a la Orden de Santiago. En las actas de los visitadores de la Orden de Santiago, se cita la ermita y el hospital como una de las instituciones más importantes de la villa, preparado para asistir a los pobres enfermos que a ella acudían. Se menciona al hospital de Santa María o de la Asunción en 1509 y la primera referencia a la cofradía en las actas data de 1549.

Escudo de la Hdad

Los visitadores lo describen como “(…) en linde con casas de Jurado Martín (…) es una casa que entrando por ella tiene un portal angosto y más adentro tiene un patio. A la mano izquierda, entrando por la puerta tiene una cocina larga en que está una chimenea para los pobres. A la mano derecha y frontero de la calle está un corral y adentro está un dormitorio para los pobres, dividido en dos piezas y en el dicho dormitorio hay ocho camas, y en cada cama un colchón de lana y una sábana y una manta y una almohada, todo de ropa nueva. Cabe este dormitorio está otra pieza que es el aposento del hospitalero y delante de esta pieza está otro corral. Tiene el dicho hospital una caldera buena y un asador y una sartén y tres candiles. Tiene asimismo allende de las ocho camas, otra cama en que duerme el hospitalero con un colchón y dos mantas y una almohada y una tinaja para agua y una arca vieja” “A la entrada del dicho hospital, encima de la puerta de él, está una imagen de Nuestra Señora y a los lados de ella está Dios Padre y al otro lado Dios Hijo y el Espíritu Santo y alrededor cinco ángeles.” Con la creciente devoción a la advocación asuncionista de los años 50 las camas aumentaron a 15.

La cofradía de la Asunción no fue la única en regentar un hospital. La cofradía del Corpus Christi tenía el hospital, dedicado a acoger pobres transeúntes, cercano a una de las puertas de acceso al recinto amurallado junto a su ermita del Cristo de la Sangre. En 1594 las dos cofradías Sangre y Asunción competieron por ocupar el lugar más cercano a la cruz y a los clérigos en las procesiones, alegando una su antigüedad y la otra su carácter sacramental.

Sin embargo, a finales del siglo XV comienza el despoblamiento extramuros del cerro y sus vecinos se asientan en las laderas que lo rodean. Los bienes donados por el rey y los del Consejo son enajenados según se recoge en los antiguos protocolos de las Escribanías públicas de Estepa (1552-1553). E incluso se pierde de la memoria el lugar que ocuparon aquella ermita y hospital. A pesar de perder el apoyo económico del rey y del Consejo, la cofradía continúa con el culto a la Virgen de la Asunción a lo largo del siglo XVI, pero es una época decadente para la cofradía.

En 1546 la villa de Estepa es vendida al banquero genovés Adam Centurión, de cuya familia surgirán los Marqueses de Estepa, los cuales ayudarán a las cofradías a asentarse en la nueva villa y traerán consigo a las órdenes religiosas italianas.

-La construcción de la nueva iglesia y el nuevo hospital:

 

Iglesia y Hospital de Ntra. Sra. de la Asunción

A principios del siglo XVII con la reciente expansión de la población la cofradía vivirá una nueva época de esplendor. Es posible que en esta época la cofradía encargara la imagen de Nuestra Señora de la Asunción que corresponde con la actual. Se reanima la devoción y el fervor a la patrona de la villa, y en el año 1616 se le erige una primera ermita y hospital en la calle Mesones del nuevo núcleo urbano, fuera del castillo. Fue posible gracias a las donaciones de los marqueses de Estepa, del marqués de Almunia y de personas ilustres de la villa, especialmente de doña Catalina Bailén, liberta de los marqueses, y de doña María Zamudio en 1636. En 1646 se decidió ampliar la primera ermita, por lo que se comienza a derribar y se traslada la imagen a la enfermería del hospital el 9 de abril de 1646. El 10 de agosto de 1652 se bendijo la nueva ermita dedicada a Nuestra. Sra. de la Asunción por el vicario Gerónimo de Rivera. La imagen fue trasladada en procesión solemne, danzas, colgaduras en las calles y asistencia de gentes de toda la comarca. La ermita fue ampliada en 1716 con la construcción del camarín debido a la donación testamentaria de D. Salvador del Barco y Robles, acabándose antes de 1746. El retablo mayor es de Juan José González Cañero de escuela ecijana realizado en 1749. La portada y el zócalo del camarín se atribuyen a Andrés de Zabala. Diego Márquez realizó el retablo de la capilla de San Pedro y el antequerano Andrés de Carvajal las imágenes del retablo de la Inmaculada. El púlpito atendiendo a sus elementos clasicistas podríamos fecharlo a finales del siglo XVIII dentro de la estética neoclasicista.

Leyenda y escudo real de Carlos IV, protector de esta institución benéfica, labrado en piedra, colocado en el frontispicio, sobre la puerta de acceso al “Real Hospital de Pobres Enfermos de Nuestra Señora de la Asunción”

A mediados del s. XVIII se produce un enriquecimiento decorativo del templo que le dará su aspecto actual, gracias a la generosa donación de Dña. Mariana Suárez de Figueroa. Fue su hijo, D. Lorenzo de Córdoba Centurión quien como albacea testamentario se encargaría de formalizarlo. Don Lorenzo eligió al maestro Manuel de Jódar y Romero, y pactó con él las condiciones en 1754. El acuerdo afectó exclusivamente al cuerpo de la iglesia, dejando a un lado la cabecera que ya estaría decorada. Las diferencias entre estas dos partes son claras y se advierten tanto en la temporalidad como en la temática y en el estilo. Sobre las pilastras, cornisas, arcos y espacios intermedios se reparten diferentes motivos geométricos, vegetales y figurativos, todo ello concebido como elemento secundario en la decoración. Frente a esto, los temas principales están realizados en lienzos pintados al óleo. El estilo de estos lienzos está relacionado con el taller de pintura sevillano de Domingo Martínez y su discípulo Juan de Espinal. Podemos considerar esta iglesia como un pequeño museo pictórico al mismo tiempo que un tratado de mariología. El sentido de estas pinturas sería: Dogmas, Devociones y Vida Ejemplar de María.

Bajo el coro se representaba un mural con la entrega de las llaves de la ciudad de Estepa al rey San Fernando, que se encuentra extraviado desde la restauración de la iglesia y sus pinturas murales en los años 80 del siglo XX.

-El auge de la devoción rosariana:

El final del siglo XVII y el principio del siglo XVIII supuso el impulso de la expansión de la devoción rosariana en la villa. Se crearon cofradías con título del rosario en casi todas las iglesias estepeñas mediante las cuales ejercitar dicha práctica devocional. En la iglesia de la Asunción, se fundó la hermandad del Rosario homónima y la de la Aurora.

Por su antigüedad y por el auge de de las cofradías del Rosario, la cofradía de Nuestra Señora de la Asunción llegó a ser la más prestigiosa de la villa en el siglo XVII y XVIII. Este lugar prominente la hizo entrar en conflictos con otras cofradías y exigir un lugar destacado a las demás cofradías, como en el pleito que existió en 1639 entre la cofradía de la Asunción y la de Veracruz.

En 1674 se funda la Hermandad de las Lágrimas de San Pedro en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, por lo que la cofradía manifiesta una serie de condiciones a la hermandad de San Pedro, como presidir con su estandarte la procesión de San Pedro la tarde del Miércoles Santo.

-Los milagros de Ntra. Sra. de la Asunción:

 

Calle Cautivo

Son numerosos los milagros que se le atribuyen a la Patrona de Estepa, Ntra. Sra. de la Asunción, y así se puede comprobar en las tablillas y exvotos que decoraran las escaleras de acceso al camarín de la Señora en su iglesia de la calle Castillejos.

El primero de ellos es su intercesión en la conquista de la villa de Estepa el 15 de agosto de 1240, por lo que se la nombró como Patrona y protectora del pueblo estepeño. También es conocida la leyenda del cautivo, sobre el estepeño que libró de su cautiverio en tierras musulmanas al despertar una mañana cerca de la ermita.

No se sabe con exactitud por qué Estepa se libró de la peste durante los años 1648, 1649 y 1650, pero tal milagro se atribuyó a la intervención de la Patrona de Estepa y con tal motivo se celebraron fiestas en honor de la patrona el 20 de octubre de 1650.

El 1 de noviembre de 1755 ocurrió un violento temblor de tierra que hizo grandes estragos en España y casi destruyó a Portugal, el conocido como terremoto de Lisboa. La tradición nos ha conservado la idea del pánico que hubo en Estepa, sin producirse más estragos que desperfectos en algunos edificios y sin lamentar la muerte de ninguna persona. El pueblo atribuyó este milagro a la intercesión de Nuestra Señora de la Asunción, y en su virtud, reunido el cabildo en 14 del mismo noviembre, reconoció y confesó esa gracia atribuida a la Patrona, ratificó este título que por tradición ostentaba la imagen ya nombrada y decretó la celebración de fiestas en acción de gracias. La Hermandad de Ntra. Sra. de la Asunción celebra cada año en torno al 1 de noviembre una novena para dar gracias a la patrona por su protección de la villa en el terremoto de 1755. Para la Novena del Terremoto la Virgen viste una saya y manto de gran antigüedad con bordados en oro y cenefas de flores.

-Las reformas del siglo XVIII

Durante el reinado de Carlos III y Carlos IV las hermandades y cofradías debían reformar sus Estatutos para adaptarse a las nuevas ordenanzas: la aprobación Real, a través del Consejo de Castilla, además de la aprobación eclesiástica del Vicario de la villa, y la obligación de dedicarse a obras piadosas que fueran beneficiosas para la humanidad. Esta obligación no llegó a realizarse en Estepa hasta finales del siglo XVIII y la reforma vino motivada por la rivalidad entre las cofradías que regentaban los hospitales (Asunción y Carmen) y sus hermandades del Rosario homónimas. Las cofradías que regentaron los hospitales cedieron cierta cantidad a las hermandades del Rosario para sufragar sus gastos, pero acarrearon el deterioro de los bienes de los hospitales. En 1789 la Cofradía y Hospital de la Asunción pidió al Consejo que se extinguiera la hermandad del Rosario homónima.

El Consejo solicitó al Alcalde y al Vicario en 1791 iniciar las reformas y suprimir todas las hermandades a excepción de la cofradía del Hospital, de la Sacramental y la de Ánimas. Esto supuso que sólo quedaran las hermandades que regían los dos hospitales de la villa: la cofradía de la Asunción y la hermandad del Carmen (antigua del Corpus Christi). Los beneficios y alhajas de las hermandades suprimidas quedaron en manos del Hospital de la Asunción. Así ocurrió en la Iglesia de la Asunción donde las dos hermandades del Rosario (de la Asunción y de la Aurora) fueron suprimidas, no así la cofradía, y sus beneficios y alhajas quedaron en depósito. Las hermandades estepeñas comenzaron a redactar sus nuevas Ordenanzas siendo expedidas en 1794. Por diversos motivos las Ordenanzas de las hermandades no comenzaron a revisarse hasta 1797.

En 1796 el Consejo propuso que el hospital del Carmen se integrara en el de la Asunción. La hermandad del Carmen alegó para mantener la independencia que el hospital de la Asunción no tenía capacidad suficiente y eran de costumbres diferentes. La solución fue distinta para las dos cofradías históricas: la cofradía del Corpus Christi tuvo que fusionarse con la hermandad del Rosario del Carmen, con más pujanza económica. Por otro lado, la cofradía de la Asunción consiguió mantener su hospital sin necesitar de la hermandad del Rosario homónima, pero quedando bajo protección de la Corona desde 1794, denominándose desde entonces Real Junta de Caridad del Hospital de Nuestra Señora de la Asunción.

En 1836 la desamortización de Mendizábal provoca que la Junta de Caridad del hospital de la Asunción se reconvierta en Junta Municipal de Beneficencia, haciéndose cargo de todo lo referente a la beneficencia pública en Estepa. La beneficencia pasa así a las autoridades laicas, separándose desde entonces el hospital de la cofradía.

-La Virgen y el mecenazgo del marquesado de Cerverales

 

La Casa-Palacio de Cerverales junto a la Iglesia

Manuel Bejarano, fue nombrado Vicario por el Marqués de Estepa, convirtiéndose en una persona muy influyente del siglo XIII en Estepa. La familia dejó varios mayorazgos a uno de los sobrinos del Vicario, Manuel Bejarano y Campañón, y el rey le concedió el título de Marqués de Cerverales en 1753. El Marqués heredó la casa-palacio del vicario contigua a la Iglesia de la Asunción, donde la familia había reformado la Capilla de San Pedro y pretendía usarla para los enterramientos de los miembros de la casa. La familia se vinculó con el mecenazgo de las obras artísticas para las imágenes de la iglesia, la Virgen de los Dolores y Ntra. Sra. de la Asunción. A finales del siglo XIX, con intervención de la marquesa, la Hdad de la Asunción encargó al taller de las hermanas Antúnez el manto bordado de la salida procesional, que fue estrenado el 15 de agosto de 1893.

-Fiestas patronales

La feria de Estepa se instituyó en 1872 en el mes de Septiembre para desarrollar el comercio interno y la relativa buena economía, siendo pues una feria meramente ganadera y agropecuaria. No obstante, atendiendo al carácter fuertemente mariano de las gentes de Estepa, la feria debía ser bendecida en un paseo vespertino por la procesión de la Virgen del Carmen. En 1974 el alcalde Rafael Prieto Cabezas decide construir un recinto ferial fijo y cambiar la celebración para que coincida con la Octava y procesión de la Asunción, siendo efectiva en 1976. En 2011 la Corporación Municipal decidió la vuelta de la feria a Septiembre. En su lugar, La Hdad ha organizado en los últimos años una Verbena en honor de Ntra. Sra. de la Asunción en el centro de Estepa en los días previos a la salida. Junto a su Iglesia un azulejo recuerda el patronazgo de la imagen sobre Estepa y una calle cercana lleva el nombre de "Virgen de la Asunción"

-Las restauraciones de la Iglesia

En 1961 se iniciaron las obras de restauración de la Iglesia de la Asunción. La imagen de la Patrona y los titulares de la Hdad de San Pedro fueron trasladados a la Iglesia de los Remedios, donde estuvieron hasta la reapertura de la iglesia el 15 de febrero de 1982. El maestro de obras que ha dirigió los trabajos fue Antonio Llopart y Castells entre 1967 y 1979. Con motivo de la reapertura del templo, se organizaron una serie de actos que incluían un ciclo de conferencias, una solemne novena a la Virgen y una procesión extraordinaria. Una de las conferencias fue "La Iglesia de la Asunción a través de la historia" pronunciada por J.L. También participaron Enrique Barrero González, pregonero de la Semana Santa de Estepa en 1981; Juan Juárez Moreno, director del instituto de Osuna, y Carlos Romero Moraga, arqueólogo. La iglesia ha estado en obras también recientemente, restaurándose en 2005 y 2006 la portada de la iglesia y concluyendo en 2009 las obras del proyecto de consolidación estructural de la cubierta de la nave principal de la Iglesia de la Asunción de Estepa.

-La procesión del 15 de agosto

En la Festividad de la Asunción de María, se celebra una Solemne Eucaristía en honor a Nuestra Señora de la Asunción a las 12 y media de la mañana. Por la tarde, sobre las 8 y media, se celebra la Solemne Procesión de Gloria de la Patrona por las calles de Estepa. La procesión de Nuestra Señora de la Asunción en el día 15 de Agosto se lleva a cabo por la hermandad del mismo nombre, cuya instauración se remonta al siglo XV (hacia sus últimas décadas), lo cual queda inscrito en los Archivos Diocesanos de la catedral de León. En su recorrido oficial el alcalde, como viene siendo tradición, preside el cortejo, y la Corporación Municipal y las Hermandades estepeñas rinden honores a la Patrona a su paso por el Ayuntamiento de Estepa, donde se le realiza una ofrenda floral a los sones del himno de España y de Andalucía. La Virgen de la Asunción es acompañada en su recorrido por la Banda Municipal de Estepa. La procesión de Ntra. Sra. de la Asunción se realizó durante muchos años por la mañana, cambiando recientemente a la tarde.

El itinerario escogido por la Hermandad de Ntra. Sra. de la Asunción es el siguiente: Salida, Castillejos, Virgen de la Esperanza, los Remedios, Veracruz, Cardenal Spínola, Nueva, Corrientes, Antonio Álvarez, Sor Ángela de la Cruz, Puente, Cruz, Parra, Plaza Poley, Santa Ana, Mesones, Castillejos y Entrada.

La Virgen de la Asunción es una imagen de candelero del siglo XVII, con detalles de gótico tardío, pero muy retocada. En 1892 fue restaurada en Sevilla por por Gumersindo Jiménez Astorga, siendo D. José Gestoso el responsable de la misma. En 1994 fue trasladada de nuevo a Sevilla para ser restaurada por Berlanga Ávila. La Virgen de la Asunción no lleva Niño Jesús por motivo de su advocación, puede estar de pie o sedente, y el patronazgo de la villa se representa a través de la vara municipal como la que usa el alcade.

Destaca el manto rojo bordado por las Hermanas Antúnez en 1893 y numerosas joyas de su ajuar que son fruto de numerosas donaciones desde finales del s. XVII y principios del XVIII hasta nuestros días. Se trata de piezas de oro y plata adornadas con diamantes, esmeraldas, rubíes, amatistas, turquesas, topacios y esmaltes. A raíz del vínculo que desde el siglo XVIII posee la Patrona con el Marquesado de Cerverales, las joyas fueron custodiadas por ellos hasta 1991, año en el que se formó la Hermandad y a la que cedieron su custodia. Las Reglas fueron aprobadas el 21 de agosto de 1991 y sus primeras elecciones a Hermano Mayor celebradas en 1992.

La Hdad posee un valioso y antiguo templete de plata para su salida procesional que está pendiente de una restauración. Las andas de plata son obra de repujado del último cuarto del siglo XVII, que fueron restauradas en el siglo siguiente y cuya restauración se relaciona con el platero granadino Vicente Ruiz Velázquez, quien, en 1750, presentó un dibujo para hacer unas nuevas andas. Las andas miden 2’80 m. de alto. Mientras se efectúa la restauración de las andas antiguas, la Virgen estrenó en 2008 un nuevo templete de plata y en 2009 cambió las andas por un paso de costaleros, siendo la primera Hermandad de Gloria que realiza este cambio.

Antiguo templete

Nuevo templete

El escudo de la Hermandad está partido en tres partes. A la izquierda el Ave María sobre fondo azul rodeado de ramas de palma y laurel cruzados en punta y unidos con un lazo rosa. A la derecha el escudo de la Ciudad de Estepa sobre fondo rojo. Entado en punta sobre azul con San Juan Evangelista y la copa de la que asoma una culebra. Se dice que San Juan se sanó después de beber una copa con veneno. Es utilizado como emblema por los médicos y farmacéuticos, y de ahí su uso por la hermandad por su historia como hermandad hospitalaria. Rodea el conjunto la repetición de los escudos de Castilla y León de forma alternativa, en alusión a la conquista de la ciudad por el rey Fernando III y la dedicación del templo y patronazgo de la ciudad a la Asunción de la Virgen María. Timbre del escudo con la corona real.

La Hermandad editó en 2014 el primer número de la revista “Assumpta Regina in cielum” con carácter informativo y de investigación. También ha puesto en marcha un taller de bordado en oro.

La Hermandad tiene cuentas en las redes sociales, tanto en twitter @HdadAsuncion como en facebook

Marchas dedicadas a Ntra. Sra. de la Asunción:

-Santa María de la Asunción. Antonio Fernández González. 2012

Fotografías de la Hdad de Santa Ana:

-Hdad. de la Asunción. El zoom de Gar, el Poeta

-Hdad. de la Asunción. Estepa Cofrade

-Hdad. de la Asunción. Mi Cámara Cofrade

Videos de la Hdad:

-Asunción

Webs y obras consultadas:

-Memorial Ostipense, Aguilar y Cano, A. 1886. Anel, Granada, 1975

-Cuadernos de la Estepa monumental: Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Ed. Ayuntamiento de Estepa, 2000

-El Hospital de la Asunción de Estepa. Estudio económico de una institución de beneficencia. Navarro Domínguez, JM. IV Jornadas sobre historia de Estepa, Ed. Ayto de Estepa, 2000

-La beneficencia en las hermandades y cofradías estepeñas. Díaz Fernández, E. y Mateos Llamas, JJ. IV Jornadas sobre historia de Estepa. Ed. Ayto de Estepa, 2000

-El tesoro de Nuestra Señora de la Asunción de Estepa. Las joyas barrocas. Mejías Álvarez, MJ. Actas de la I Jornada sobre Historia de Estepa. Ed. Ayto de Estepa, 1994

-Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Estepa (Sevilla). La Hornacina

-Sobre la historia de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, y su última restauración (1962-1982). Rodríguez Crujera, A. Desde la Alcazaba

-El viejo Hospital de Estepa. Rodríguez Crujera, A. Desde la Alcazaba

Visitas: 430

Los comentarios están cerrados para este post

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio