Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


ANTONIO ESLAVA RUBIO:Su obra en la provincia de Sevilla (I). Cristo Descendimiento de Carmona

Tras repasar las obras que el imaginero Antonio Eslava nos dejó en la capital andaluza, continuaré el repaso a su obra en las localidades de la provincia de Sevilla.

 

Comenzaremos en su ciudad natal Carmona, donde el artista dejó una importante producción imaginera, tanto de imágenes titulares como de figuras secundarias para la Semana Santa.

 

En la Semana Santa de Carmona son tres las imágenes titulares que salieron de su gubia, completando su contribución a esta fiesta con un total de ocho figuras secundarias, además realiza diversas intervenciones y restauraciones de otras tallas, además de realizar trabajos tallas y relieves del antiguo paso del Cristo de la Coronación de Espinas.

 

SANTISIMO CRISTO DEL DESCENDIMIENTO

 

 (Cristo del Descendimiento de Carmona. Antonio Eslava Rubio)

 

En esta primera entrada dedicada a Carmona hablaremos del Santísimo Cristo del Descendimiento, titular de la Hermandad del Sagrado Descendimiento y María Santísima de las Angustias, hermandad radicada actualmente en la capilla de San Francisco, en el compás del extinto convento de San Sebastián, del populoso barrio de San Francisco.

 

Sin duda, nos encontramos ante una de la imágenes más apreciadas por su autor, por ser su primera imagen titular para Carmona y porque fue hermano de esta corporación desde joven.

 

El autor representa a Jesús muerto, en el momento de ser descendido de la cruz por los Santos Varones José de Arimatea y Nicodemo. Se trata de una imagen de talla completa realizada en madera policromada, que fue realizada en el año 1943.

 

 

La imagen viene a sustituir a la anterior talla que poseía la corporación, que se trataba de una imagen de “papelón” que se encontraba en pésimo estado de conservación y que según se relata en documentos de la época “era de mala calidad y ridícula postura”.

 

 (Antigua talla de papelon con el que procesionó la Hermandad hasta realizar la actual)

 

Durante los años anteriores a la realización de la imagen por Eslava, la Hermandad procesionó también con otras tallas como la imagen del Cristo de la Vera Cruz de la extinta Hermandad del mismo nombre o un crucificado de papelón perteneciente a la sacramental del Salvador, hoy cedido a la Hermandad de la Esperanza, donde recibe culto bajo la advocación del Cristo de los Desamparados.

 

(La Hermandad procesionando con el Cristo de la Vera-Cruz, cedido por dicha Hermandad) 

 

Este Cristo del Descendimiento, realizado por Eslava, podemos considerarlo como una de las obras más logradas del artista en cuanto a su producción de imágenes cristíferas, destaca sobre todo el bello rostro de la imagen lleno de nobleza y mansedumbre, contemplando el rostro, parece que la imagen estuviese dormida, Eslava huye de un exceso de realismo y crudeza, realizando una representación más idealizada, el rostro sereno contrasta con el dramatismo de la escena que se representa.

 

 

La talla posee una detallada y estudiada anatomía, con una policromía oscura donde predominan los tonos tostados y verdosos cadavéricos. Los rasgos de sangre son escasos, a diferencia de su paisano Buiza, tan solo en las heridas aparecen regueros de sangre y amoratamientos.

 

 

El cuerpo presenta los síntomas de la rigidez cadavérica, sobre todo en las piernas que aparecen desclavadas pero aun en la posición de la crucifixión, el brazo derecho aparece agarrado por la sabana a la altura del codo, dejando caer pesadamente el antebrazo. El izquierdo, también desclavado, por el contrario, aparece aun extendido y sujetado por la sabana a la altura de la muñeca. De la herida del costado mana un reguero algo mayor de sangre. La sabana aparece sujetando el cuerpo a la altura del abdomen.

 

 

Comentar también que la posición de la imagen no es la original ideada por Eslava, que pretendía que la talla de Cristo fuera algo más baja, siendo recogido al pie de la cruz. Sin embargo, supongo que en la hermandad se pensó que eso le restaría vista a la imagen, por lo que se optó por colocarlo en una posición más elevada, siguiendo el modelo iconográfico de su homónima sevillana.

 

 

La talla preside el altar de la capilla, de estilo neoclásico, formado por tres calles separadas por columnas lisas y policromado imitando el mármol.

 

(Altar de la capilla de San Francisco)

 

 

La imagen se engloba en un misterio formado por la propia imagen de Jesús, los Santos Varones que proceden a descenderlo de la Cruz, su Madre, el discípulo amado y las Santas mujeres que esperan para recoger el cuerpo del Salvador.

 

(Paso de Misterio)

 

De estas imágenes y del paso procesional hablaremos en una siguiente entrega.

 

Algunas Fotos para el articulo han sido extraidas de: http://artedelasiglesias.blogspot.com/

Visitas: 1469

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Jose M en julio 13, 2011 a 11:43pm
Una autentica maravilla esta imagen del Cristo del descendimiento, gracias por darlo a conocer con esta magnifica entrada, un abrazo
Comentado por Puentiferario en julio 1, 2011 a 9:43pm

Ya esperaba desde hace tiempo esta entrada. Mi interés por Carmona aumenta cuanto más la conozco. El apego a las ciudades, a las cofradías y a las imágenes no entiende de geografía, se gana con el trato humano.

Ya tampoco veo a la obra de Eslava y Buiza de Málaga como la veía antes, ya no son escultores de la escuela sevillana, son imagineros de la ciudad hermana de Carmona, la de mis amigos Felipe Bermudo y Quetintubo.

Espero la continuación.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio