Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Antonio Susillo (Sevilla; n. 18 de abril de 1857 - † 22 de diciembre de 1896) fue uno de los escultores españoles más famosos de la segunda mitad del siglo XIX. Desarrolló sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de París y en Roma. Obteniendo durante su carrera numerosos premios en exposiciones nacionales, entre ellos, los segundos premios en 1887 y 1890.

Biografía y obra
Hijo de una modesta familia de aceituneros, su talento fue descubierto por el pintor José de la Vega, quien le imparte sus primeras lecciones de dibujo.

En vida gozó de una importante fama como escultor, hasta el punto de que la reina Isabel II llegó a visitar su taller adquiriendo algunas obras de juventud. Comienza su vida profesional con algunas esculturas de estilo clásico, como son la denominada Bajo la esfinge, o La madre hebrea, un bajorrelieve realizado en yeso; incluyendo en su etapa parisina algunas obras entre las que figuran dos bajorrelieves sobre San Antonio de Padua, adquiridos por la reina.

Cultiva los tipos de esculturas de grandes proporciones y el busto, llegando a alcanzar notable fama con el conjunto denominado El grito de Independencia.

También trabaja el tipo costumbrista, como se prueba en en sus bajorrelieves titulado En la Macarena o El Cuento de Ánimas, destacando también en el retrato, como los realizados para el General Polavieja y el Duque de Alba, por lo que el Ayuntamiento de Sevilla le encarga el monumento a Luis Daoíz, actualmente en situado la Plaza de la Gavidia de esta ciudad.

En temas de inspiración becqueriana realizó un bajorrelieve en barro cocido que denominó Volverán del amor en tus oidos.

Sin duda uno de sus trabajos más importantes y conocidos de Susillo lo representa la serie de doce esculturas para Personajes Ilustres sevillanos que realizó en 1895 por encargo de los Duques de Montpensier, y que figuran sobre la balaustrada de la puerta de coches del Palacio de San Telmo, imágenes que representan a personajes tan ligados a la cultura sevillana como son Juan Martínez Montañés o Miguel Mañara.

No conserva Susillo ninguna obra de imaginería en su tierra, al parecer como consecuencia de un cierto rechazo generalizado dentro del mundo cofrade en aquellos tiempos, cuando se debate entre el conservadurismo y la innovación. No obstante realizó distintas esculturas de tipo religioso, como son los bajorrelieves que representan la muerte de San Juan Crisóstomo o el conocido como Al toque de maitines, realizados en barro cocido; y destacando entre todos su Cristo de la Miel (1880), pleno de dramatismo realista, que se levanta sobre la tumba del malogrado imaginero en el Cementerio de San Fernando.

Su obra está marcada por la influencia modernista que recibió durante su estancia en París. Se caracteriza por el carácter realista y descriptiva. Entre sus discípulos hay que destacar a Antonio Castillo Lastrucci y Joaquín Bilbao.

Antonio Susillo murió con solo 39 años de edad. Sobre su muerte hay dos leyendas, una cuenta que fue el resultado de una depresión que sufrió el escultor debido a la muerte de su esposa y otra que se produjo al cambiar la posición de los pies en el Cristo Crucificado de las Mieles, bajo el que descansan los restos del escultor en el Cementerio de San Fernando de Sevilla. En realidad, según relata Antonio Burgos en su obra "Guía secreta de Sevilla", Susillo se suicidó disparándose un tiro en la cabeza. Sin embargo, por el hecho de haber sido el escultor del Cristo de las Mieles, antes citado, la Iglesia de la época permitió su entierro en sagrado en lugar de enviarle al Cementerio Civil como se hacía entonces con los suicidas.

Entre su labor artística destaca la restauración de la Virgen de la Amargura en 1893 y es el autor de los monumentos a Velázquez, Luis Daoíz (Sevilla) y Colón (Valladolid)

Visitas: 199

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio