Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Mi amor por Sevilla Alcanza el año mil novecientos ochenta y seis; era otoño. Mi recién estrenado marido debía ir a trabajar a esa ciudad; yo entonces no trabajaba y le acompañé. Un compañero de él, con todo el cariño del sevillano que se precie, me enseñó cada rincón. Yo estaba embelesada, no me saciaba ni me cansaba. Una mañana de sábado temprano nos dijo “Ahora os voy a enseñar de lo bueno, lo mejor” y aparecimos en una capillita de paredes del cal con un retablo bellísimo, pero mi cabeza de pronto giró a la derecha; muy bien iluminado había un nazareno. Un impulso me hizo caminar hacia él. No podía dejar de mirarlo. Su rostro emanaba dolor, perdón, bondad; me arrodillé y me puse a pensar.
Porque para mí pensar delante de una Virgen o un Cristo es rezar: dar gracias por lo que te han dado, pedir por otros, solicitar clemencia por tus debilidades y ayuda para alcanzar la paciencia, la comprensión y la alegría, vamos, la sal de cualquier convivencia.
Sentí que aquellos ojos me miraban, entraban en mis cavernas y rozaban mi espíritu con su ternura, con su amor. Después me levanté y miré al retablo y vi a una madre cuyos ojos no he visto otros iguales: dolor y dolor. Su porte me acongojo: jamás había presentido tanta humildad.
Salimos de aquella capilla, de aquel barrio, pero desde aquel día, algo de mí se ha quedado allí.
Mi cuerpo vive en una ciudad y mi espíritu en Triana con su Esperanza y su Cristo.

Visitas: 86

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio