Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Prodigioso, Sublime y Único, con mayúsculas.

Sentía que Barbeito iba a bordar el pregón, lo que no sabía era que iba a hacerlo con el hilo de su fe y la aguja de su alma. Así, de esta forma tan sincera, ha confeccionado una sábana de amor que te envuelve mejor que una túnica cualquiera. Alberto García Reyes, bien ha definido su jonda emoción cuando ha dicho que “se ha desangrado por dentro”. Pregones así son los que nos hacen falta ahora, en un tiempo en que –llamándonos cristianos- es más fácil pisar al que está abajo que tomarlo del brazo y levantarlo; en el que es más fácil excluir al que duda que al que no cree pero se calla; en el que, el que te señala, ni siquiera aguanta tu mirada cuando, él solo, te juzga y te condena. En un tiempo, éste, en que parece que se está más cerca del Señor cuanto más se jalea a la caverna y hace que le preguntemos al mismo Dios si le valió la pena.

Antonio García Barbeito ha hecho historia. Nos ha regalado un pregón de extraordinaria belleza, en un diálogo íntimo y directo con la ciudad y su semana; nos ha sobrecogido con un discurso construido desde una fe de enamorado. Se ha salido de tanta hojarasca de saldo y ha construido, quizá sin pretenderlo, un monumento a Sevilla, a la Semana Santa, al buen gusto, a la excelencia. Un monumento que, si no fuera porque rozaríamos el sacrilegio, debería colocarse junto al del Jueves Santo. Porque habla de un Dios cercano, un amigo al que le hablamos y nos habla, un amigo que escucha nuestras dudas mientras nosotros no le resistimos la mirada. Un Dios así, con esperanza, con luz, con frío, no es fácil verlo y menos mostrarlo, aunque tenga domicilio... Nombrarlo en Sevilla, en una ciudad que, si no la buscas, ella te encuentra y, como dice el pregonero, “sólo tú puedes obrar la maravilla –por tu capricho, porque sí- de ser el único sitio donde, si tú quieres, se llega Nadie y se regresa Todo”. Eso es cierto, yo lo he vivido, lo estoy viviendo. Por eso este pregón me ha traspasado, porque me he sentido reflejado en sus palabras, porque Antonio ha abierto su corazón y he visto el mío, mientras las lágrimas de la emoción no han querido amontonarse y disolverse.

Cómo se puede hablar de todas y no nombrar a ninguna. Hay que ser un maestro para hacerlo y sí, ya sé que Barbeito es un profesional de la palabra, pero él, que hubiera podido recoger los ripios como los niños recogen la cera, no lo ha hecho y eso ha permitido que su pregón no se archive como tantos y tantos, sino que se aparte y se muestre. Y lo ha hecho sin reclamos en voz alta, sin aplausos rebuscados, sino en la quietud de su voz profunda, con el mismo esmero con que camina el que está en San Antonio Abad y notándose en sus palabras el gusto seguiriyero de aquella vieja cantaora jerezana a la que la boca le sabía a sangre.

Este texto, que debería ser de lectura obligada en los colegios y en las catequesis, por su forma y por su fondo, está ya en la historia de Sevilla; por eso, gracias, Antonio, por haber removido las entrañas del milagro de la Semana Santa a los que la sentimos dentro y amamos apasionadamente las vísperas con la verdad de tus palabras:

Pero sigo esperando, que a mi modo,
en ese hueco de esperarla, todo
me sabe a la alegría del reencuentro.
Si en mi pulso ya late su latido,
¿qué será cuando, al ver que ya ha venido,
la semana de Dios me suene dentro?.

César del Espino García
Cuaresma de 2010

Visitas: 203

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Salva en marzo 24, 2010 a 11:24am
Que pasa Cesar, yo particularmente estaba predispuesto a que me gustara el pregón, ya que llevo años escuchando Antonio, en las mañana de la Cope con Luis Herrero, en Herrera en la Onda. Pero independientemente de esto, yo creo que no ha dejado indiferente a nadie, es un capataz de la palabra, ha confeccionado una joya literaria, y ahora digo yo, el Hermano Mayor de los Javieres no hace ninguna declaración... estaría bien que reflexionara y dijera lo que le ha parecido la disertación de García Barbeito. además estoy totalmente de acuerdo contigo Cesar, este texto debería de ser de lectura obligada tanto en los colegios como en las catequesis, yo diría más hasta en los grupos de confirmación y en la catequesis de adulto, es un escrito incluso para analizarlo en los ciclos de formación de las hermandades. Un abrazo hermano.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

febrero 2020
DLMXJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio