Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


     Seguimos por el pasadizo y, al salir del mismo vemos una fuente pegada a la muralla formando ángulo con la pared de la misma adosada a la muralla del Alcázar. Sólo el silencio y el ruido del agua nos llevan a otro mundo anterior.

 

     Al torcer a la izquierda entramos en una calle estrecha y corta que nos lleva hasta la plaza de la Cadenas. Llegado a este punto podemos dirigirnos hacia las diferentes calles que confluyen en la misma y recrearnos con tan bellos lugares.

 

     La plaza de las Cadenas, uno de los lugares típicos y bellos, donde confluyen las calles Vida y el Callejón del Agua. Plaza llamada así porque a este lugar daba la puerta de las Cadenas del Alcázar y, hoy día podemos vemos dos monolitos de piedra enlazados por una cadena delante de una reja, que en diferentes ocasiones ha sido cerrada al público por las noches.

 

     Seguimos a la derecha para llegar hasta el callejón del Agua, largo y bastante rectilíneo que llega hasta la plaza de Alfaro.

 

     A todo su largo en la pared de la derecha, según vamos, está flanqueada por la muralla del Alcázar de poca altura y por donde antiguamente llegaba el agua desde los Caños de Carmona para abastecer a los jardines y al palacio.

 

     El callejón está formado en su pared de la izquierda por interesantes casas, algunas con importantes patios de tipo sevillano adornadas con macetas y flores de rico colorido, restaurantes y comercios turísticos y donde existió la Residencia de América, lugar donde se alojó Washington Irvin, el autor de los famosos "Cuentos de la Alhambra", lugar donde una placa lo atestigua.    

 

     Al comienzo de la calle y sobre el lienzo de la muralla existe una lápida que dice: “A la memoria del Excmo. Sr. D. Benigno de la Vega Inclán y Flaquer, marqués de la Vega Inclán, Comisario regio de Turismo, Académico de la real de la Historia, defensor infatigable de la riqueza artística de nuestra patria, al que Sevilla debe la transformación de la Huerta del Retiro del Alcázar en bellísimos jardines a cuya entrada hizo colocar la monumental Puerta de Marchena, el descubrimiento del Palacio del Yeso y la admirable urbanización del Barrio de Santa Cruz. El Excmo. Ayuntamiento hizo colocar esta lápida a tan beneplácito prócer. Año 1968”.

 

     Pero no vamos a llegar hasta el final del Callejón de Agua en esta ocasión sino que torceremos por la primera a la izquierda para adentrarnos en la calle de la Pimienta dedicada a Don José Sebastián y Bandarán, sacerdote, canónigo, Deán de la Catedral, gran cofrade y un gran personaje de la vida sevillana del siglo pasado.

 

     Se cuentan diferentes leyendas y teorías sobre el porqué del nombre dado a esta calle. Una de ella trata de la conversión de un judío. Dice la misma que el judío se quejó porque no tenía pimienta y al decirle un cristiano que Dios le ayudaría dudó; a la mañana siguiente apareció una planta de pimienta delante de su casa y desde entonces creyó en Dios.

 

    

 

 

 

 

 

 

Visitas: 196

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por sonia en octubre 21, 2011 a 10:40am

Hola Javier,

Si que paz se respira con el ruido del agua y con ese  rumor me adentro en tu narración, excelente como siempre  y para acabar una leyenda q tu ya sabes q me encantan!!! Muchos besos!!!

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio