Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


         La casa de Murillo es de dos plantas y, en su interior nos encontramos con un patio con arcos de medio punto sostenidos por columnas renacentistas. El edificio ha sido reconstruido según el inventario de su testamento y actualmente es sede del Servicio de Publicaciones de la Junta de Andalucía, quedando tan sólo una sala como recuerdo de la vida y la obra de tan afamado pintor sevillano. Pero estoy convencido que se le podría sacar más provecho a esta casa dada la fama mundial del artista.

 

     Casi al final de la calle, en la acera izquierda, donde la calle hace un recodo, podemos ver un retablo de cerámica que representa a Santa Teresa enmarcado en la parte superior por un tímpano triangular y en la inferior por una repisa e iluminado por un farol.

 

     Y siguiendo por esta calle hasta el final llegaremos a la plaza, corazón del barrio: la plaza de Santa Cruz.

 

     Esta plaza es considerada como el pulmón y corazón de este barrio. Viniendo desde la calle Santa Teresa lo primero que nos llama la atención es la bonita y esbelta Cruz de la Cerrajería que preside esta encantadora plaza.

 

     En esta plaza estuvo hasta el siglo pasado la parroquia de Santa Cruz de Jerusalén, hoy día desaparecida, y enclavada en la actualidad en el Convento de Clérigos Menores de calle Mateos Gago. Vamos primero a rodear la misma para poderla saborearla mejor. Empezando por la derecha, a partir de la calle Santa Teresa, nos  encontramos en primer lugar con el tablao flamenco de Los Gallos, lugar de paso de gran cantidad de turistas de los que pasan por la ciudad; a continuación y, en alto, se encuentra sobre fachada de una casa la siguiente inscripción: “Para perpetuar la memoria de que en el ámbito de esta plaza, hasta poco hace templo sagrado, están depositadas las cenizas del célebre pintor sevillano Bartolomé Estéban Murillo. La Academia de Bellas Artes acordó poner esta lápida, modesto monumento, pero el primero, que se consagra a su ilustre fundador. 1858”. Y es que resulta que el famoso pintor estuvo enterrado en la parroquia de Santa Cruz hasta que fue derribada por los franceses en 1810 y que se hallaba construida sobre la sinagoga principal de la Judería.

 

     A continuación, dejamos a la derecha, la calle estrella de la plaza de Alfaro dónde en la esquina veremos la Casa de Antonio Cañero, rejoneador al que se le recuerda en la fachada en unos azulejos de temas taurinos; seguimos rodeando la plaza y tras pasar por bellas casas y las calles Nicolás Antonio, que nos lleva a los jardines de Murillo, en su primer portal de la acera derecha, sobre el mismo, hay un azulejo con esta inscripción: “Con motivo de la cesión a la ciudad de los terrenos ocupados por los jardines contiguos, hecha por S M el Rey Dn Alfinso XIII, el dueño de esta casa cedió también a la misma gratuitamente toda la superficie de esta calle. Colocose esta inscripción por acuerdo capitular de 25 de Agosto de 1911. NO8DO”; la calle Mezquita, y la Casa de Juan Talavera, famoso arquitecto costumbrista sevillano del siglo XX donde tuvo su casa-estudio, y que presenta una portada de piedra con pilastras sobre zócalo; el Consulado de Irlanda, y para terminar de rodear la plaza, el Consulado de Francia.

 

      

 

 

 

Visitas: 199

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Francisco A. Mazuecos. en octubre 27, 2011 a 6:17pm

interesantes esplicaciones que nos estas dando sobre este barrio sevillano la verdad es que es un barrio que tiene mucho que contar y sobretodo de verlo y difrutarlo, saludos de paco...

Comentado por TACITA DE PLATA en octubre 27, 2011 a 5:30pm
este barrio tiene mas capitulos que arrayan picha.
Comentado por sonia en octubre 27, 2011 a 10:25am

Hola javier,

Q alegria he estado en esta plaza!!!! jejej, es verdad tengo q ir más a Sevilla. Muchos besos!!!

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio