Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


     Volviendo a la actualidad, el centro de la plaza está formada por parterres y caminos que todos ellos confluyen en la famosa Cruz de la Cerrajería.

 

     Esta es de hierro forjado y la más artística de las existentes en Sevilla. Se describe como una auténtica filigrana de encaje, con faroles, palmatorias, cogollos, hojas, rayos y un corazón en el centro de la misma como si fuera una hostia, toda ella levantada sobre una pequeña escalinata octogonal y se compone de un primer cuerpo con barras verticales que le dan sensación de base alta; un segundo cuerpo donde el artista se recrea con sus filigranas y desde donde parten desde sus cuatro esquinas el sustento de la propia cruz con brazos de los que cuelgan otros tantos faroles. Pertenece al grupo de cruces que conmemoran su Invención, Triunfo y Exaltación. Fue realizada por Sebastián Conde, almonteño, en 1692. Esta preciosa Cruz estuvo desde su realización en la calle Sierpes en el cruce formado por las calles Rioja y Cerrajería hasta 1840 en que fueron retiradas las cruces públicas y siendo colocada en el lugar actual en 1918 cuando se reformó esta plaza que recibe el nombre del barrio. Basada en la misma son, por poner unos ejemplos, el remate de la Basílica de la Virgen del Rocío en Almonte (Huelva) y la cruz de guía de la cofradía de Santa Cruz.

 

     De la plaza de Santa Cruz pasamos a la plaza de Alfaro. La plaza es alegre, no muy grande pero sí abierta a los Jardines de Murillo y es de destacar una bella casa con portada de piedra y a sus lados pilastras, encontrándose todo el portal cubierto por un gran tejaroz.

 

     Como dato curioso decir que en la esquina del callejón del Agua con la muralla existió una cruz lllamada Cruz de Alfaro, que era de madera sobre alto pedestal, hoy día desaparecida.

 

     En esta plaza se desarrolla el argumento de la célebre ópera de Rossini “Fígaro, el barbero de Sevilla”, así como “Las Bodas de Fígaro” de Pierre Caron. Según la tradición, en la esquina con el callejón del Agua se encontraría la “barbería” y enfrente, haciendo esquina con la calle Lope de Rueda, la “casa de Rosina”.

 

     Seguimos por el Callejón del Agua pero tampoco esta vez llegaremos a recorrerla entera sino que torcemos por la primera calle a la derecha, la de Justino de Neve, llamada así por ser el fundador del Hospital de los Venerables, calle muy estrecha que va a desembocar, de nuevo, a la plaza de los Venerables, que habíamos visitado anteriormente.

 

     Al llegar a la plaza torcemos, nuevamente a la izquierda, para coger la calle Gloria, que también habíamos recorrido, para llegar de esta manera a una de las plazas más encantadoras del barrio y, por tanto, de Sevilla: la plaza de Doña Elvira.

 

     Ésta, como dijimos en capítulos anteriores, era hija de Don Pedro López de Ayala, a quién Don Enrique de Trastamara le había donado este terreno que pasaría a su hija dona Elvira. En el siglo XVI fue convertido en el famoso Corral de Doña Elvira, lugar de actuación, entre otros, de Lope de Rueda.

 

 

 

 

Visitas: 204

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por sonia en octubre 29, 2011 a 6:59pm

Hola Javier,

un dia más una nueva y estupenda descripción de este barrio y sus plazas tan carismaticas y llenas de tantisima historia e historias!!! Hoy voy tarde, hemos estado haciendo con las niñas unos deliciosos dulces tipicos de cataluña de la festividad de todos los santos que se llaman "panellets"y creo que han salido buenos!!! Muchos Besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio