Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Buenas noches mis estimad@s y querid@s amig@s del mundo capilleril.

Tengo que sorprenderme que ésta mañana leyendo la revista mensual de Pasión en Sevilla me encantó el artículo del Sr. Francisco Robles. No es que los anteriores no me gustasen, es que es buenísimo, para mi gusto todos los son pero éste que ya empieza la cosa a removerse bastante, pues se lee de otra manera.

En el mismo hace un pequeño llamamiento al del Sr. Félix Machuca y allá que me voy pasándome las hojas para leerlo a continuación. He de decir que si tuviera que ponerlos a los dos en una balanza no sabría exactamente para que lado se inclinaría pero me ha hecho desde estremecer por dentro, reir (el final es apoteósico) hasta las ganas de ver el primer nazareno por la calle sea de la Hermandad que sea.

Se me vino a la mente aquel del Sr. Antonio Burgos que titulaba "Bendita Sevilla" porque en el mes de septiembre se puso al lado de dos hombres, no recuerdo donde, que tenían más o menos esta conversación: "no, pues yo creo que (una Hermandad) tendría que pasar por aquí y no por allí porque le cierra el paso a (otra Hermandad); que va hombre con los nazarenos que lleva obligaría a tal otra a pillarse un parón del quince...". Pues si mis  estimad@s y querid@s amig@s del mundo capilleril, bendita Sevilla y seguro que ese día hacia hasta calor.

A lo que voy, les paso el artículo para el que no tenga la suerte de poder leerlo en papel. Una pequeña aclaración, lo copio tal como está sin omitir ninguna palabra.

            Era una mañana fría y luminosa, de esas que pare el final de enero en las calles húmedas del centro, donde los escaparates no tienen ojos para verlos y detrás de los cristales, entre el surtido de bragas y sujetadores femeninos de toda clase y fama, el deseo lo marchitaba el frío. Era una de esas mañanas en la que sueñas con brotes blancos den los naranjos y niñas estrenando primaveras en la lozanía de sus labios, con Sevilla en la calle a la búsqueda de crucificados y esquinas donde verlos y rememorar la palabra del padre. De aquel padre que te enseñó a ver Sevilla desde la historia de su río de plata, desde el calvario de una cruz sobre lirios y desde el libro aquel que te entregó como un mapa del tesoro y donde se podía leer: "Ésta fuerza secreta de las savias/crece en la soledad de su belleza/hija del viento y novia de las aguas". Era una mañana de enero tardía, húmeda y solitaria, sin clientela que la pisara y trasminando, desde los sótanos arqueológicos de sus remotas edades, los fríos de Turdetania, Roma, y Damasco. Calle Francos. Con brochazos de soles en las esquinas más congeladas.

            Uno estaba repasando en la memoria el verso de Murube sobre el Jardín Final. Aquel que te entregó la sabiduría en el nombre del padre. "Esta fuerza secreta de las savias/crece en la soledad de su belleza/hija del viento y novia de las aguas". Porque esa estrofa era el triunfo del sol y de la savia sobre la congelación glacial del invierno. Era esa estrofa el tiempo presentido, el tiempo deseado, el tiempo invocado por Sevilla una vez Jijona deja de meter turrón en tu casa y el Belén se envuelve, como envueltas están las sandalias del nazareno, en papeles de periódicos. Sevilla lee poco. Pero sabe que las formas y símbolos de nuestro calendario sentimental y festivo, deben envolverse en el terciopelo tosco y negro de un papel de periódico. En eso estaba por Francos, repasando en la memoria el verso de Murube que, de alguna forma, te transportaba al año nuevo sevillano, al día uno de nuestro calendario, al Domingo de Ramos.

            Y por momentos, quizás el segundo fugaz que marca la emoción, Francos la vi repleta de la fuerza de la savia que recorre el jardín de la primavera sevillana. Las flores de los palios, los claveles de San Benito, la rosa delicada de Santa Marta, la explosión oriental de los incensarios, la calle tomada por la bulla apretada contra sus muros para dejar pasar, por favor dejen paso, el sobrio y sobrenatural Cristo del Amor. Era una mañana de finales e enero Pero rememorando el verso de Murube su alquimia poética te anticipó nuestro mejor tiempo, el tiempo de Sevilla.

            Aquella calle Francos llena de humedades, sola y perdida, arañada por soles conquistadores de sombras insanas, con sus tiendas pregonando solanas y manzanilla en los escaparates de trajes de gitanas o cordones para túnicas y escudos de hermandades, provocaba reuma en el alma y dolores e de huesos en el viejo esqueleto de la ciudad. Pero de algún sitio, quizás de una obra escondida, tal vez de un tipo que me precediera veinte metros en la calle, empezó a sonar un silbido que fue para mí la primera palma rizada del año. Amarguras. Aquella mañana fría pero soleada de finales de enero, cuando la ansiedad nos hace mirar el calendario y contar los días que faltan para nuestro año nuevo, un tipo comenzó a silbar Amarguras en aquella calle Francos solitaria y glacial. Y fue entonces cuando el verso que rememoraba de Murube le dio sentido a un instante fugaz de un paseo mañanero. Murube y Font de Anta en una conjunción casual en el corazón del caminante. Ya era primavera. El tipo seguía silbando y no tuve más cojones que rematar su hermoso adelanto primaveral con aquella otra estrofa recordada del verso: "Paredes de verdor/luces tornadas/de lirio a rosa o de celeste a blanco/ Ese día feliz que presentimos/nos espera, difuso, en estos ámbitos..." Y os juro que se me pasó el frío y hasta tuve reaños para echarle un piropo a un sostén de encajes negros que lucía el busto de un escaparate. Ya queda muchísimo menos...

A tod@s los que me agregaron, buenas noches. Y a los que no, también.

 

Visitas: 135

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por jose ruiz garrido en febrero 6, 2012 a 9:33am

Muy bueno, si señor. Nos trae  muchos recuerdos de antaño, es un retrato de otros tiempos que irremediablemente se repiten cada vispera. Enhorabuena

Comentado por Emi(Angel macareno) en febrero 6, 2012 a 9:18am

Magnífico artículo, Carlos, me he hartado de reir al final. Besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio