Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


-Biografía:

Marcelo Spínola y Maestre nació el 14 de enero de 1835 en la localidad de San Fernando, que se encuentra en la bahía de Cádiz. Era hijo de Juan Nepomuceno Spínola y Osorno, V Marqués de Spínola. En 1956 se licenció en derecho por la Universidad de Sevilla y estableció su despacho en la ciudad de Huelva, donde asesoró gratuitamente a algunas personas de clase trabajadora y se hizo devoto de la Hermandad del Nazareno. Cuando su padre fue destinado a Sanlúcar de Barrameda como comandante de Marina, trasladó su despacho a la localidad gaditana.

En 1858 ingresó en el seminario de Sevilla y fue ordenado sacerdote el 21 de mayo de 1864. Celebró su primera misa en la Iglesia de San Felipe Neri el 3 de junio, festividad del Sagrado Corazón de Jesús. Fue nombrado capellán de la Iglesia de la Merced de Sanlúcar y en 1871 el cardenal Lastra lo nombró párroco de San Lorenzo de Sevilla, donde permaneció hasta 1879, integrándose en las hermandades del Gran Poder y de la Soledad. En 1879 el arzobispo Joaquín Lluch lo nombró canónigo de la cadre de Santa María de la Sede de Sevilla y en 1881 el papa León XIII lo nombró obispo auxiliar de Sevilla.

Tres años después, León XIII lo nombró obispo de Coria-Cáceres, haciéndose cargo de la sede a partir de marzo de 1885 y tomó el lema en latín Omnia possum in eo (Todo lo puedo en Él). En Coria funda junto a Celia Méndez y Delgado, a quien conoció en Sevilla, la Congregación de Esclavas Concepcionistas del Divino Corazón el 26 de julio de 1885, preocupado por la formación y educación de las niñas jóvenes. En septiembre de 1886 el papa León XIII lo nombró obispo de Málaga, donde abrió un comedor gratuito, un hogar para los sin techo y fomentó que los salesianos se instalaran en Málaga. Fue designado senador por la provincia de Granada y ejerció como tal desde 1891 a 1895. En 1899 fue designado senador por derecho propio y ejerció como tal hasta 1906. Se comprometió con la prensa católica y fundó en 1899 un periódico sobre temas generales llamado El Correo de Andalucía. Le fue concedida la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica.

En 1896 el papa León XIII lo nombró Arzobispo de Sevilla. En 1899 se reanudaron las estaciones de penitencia a la Santa Iglesia Catedral que habían quedado interrumpidas por la caída del cimborrio del crucero el 1 de agosto de 1888. En 1903 favoreció la firma de un documento para la concordia entre las hermandades de la Macarena y el Gran Poder. En 1904 coronó a la Virgen de los Reyes, conmemorando así el cincuenta aniversario de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción e iniciando el ciclo de las coronaciones canónicas de la Virgen María en tierras andaluzas.

En 1905 el papa Pío X lo nombra cardenal, pero debido a su avanzada edad, no pudo ir a Roma para que el papa le impusiera la birreta cardenalicia. Fue el rey de España, Alfonso XIII, quien lo hizo durante una visita al Santuario de la Virgen de Regla de Chipiona. Falleció el 19 de enero de 1906 y fue enterrado en un sepulcro con su efigie en mármol en la catedral de Santa María de la Sede de Sevilla. Su sepulcro fue visitado por el papa Juan Pablo II en 1892 y cinco años después fue declarado beato en Roma.

-Su relación con Estepa:

En el callejero estepeño hay una calle que une la parroquia de San Sebastián con la Iglesia de los Remedios, una de las arterias principales de Estepa, que lleva el nombre de Cardenal Spínola. Posiblemente se trate de un tramo de la histórica calle Nueva en sentido oeste que fue renombrada como Cardenal Spínola hasta su confluencia con las calles Veracruz, Vinagre y Cuesta, tras el nombramiento del cardenal en 1905 y su fallecimiento en 1906, con el deseo de la corporación local de honrar la figura del cardenal y su labor en nuestra tierra. Pero ¿cuál fue la relación del Cardenal Spínola con Estepa?

Marcelo Spínola fue un hombre muy sensible con los problemas sociales de su tiempo. Impulsado por su caridad pastoral promovió asociaciones obreras que ayudasen a los trabajadores a encontrar una vida laboral digna, se preocupó por la formación y educación de las niñas jóvenes, fundando la congregación de las Esclavas del Divino Corazón, y por la formación cristiana y cultural de su tiempo, promoviendo entre otras muchas iniciativas, la fundación del El Correo de Andalucía, con el que pretendió la divulgación de la verdad objetiva en el difícil ámbito de la opinión pública.

Estuvo muy vinculado al mundo de las hermandades y cofradías, al que tuvo siempre presente en sus escritos. En una circular de febrero de 1899, dice que las hermandades y cofradías son “elemento importantísimo en la vida de la Iglesia; contribuyen a sostener el culto y darle esplendor; avivan y aumentan la piedad; siembran la divina palabra en los corazones y fomentan el arte”. Y en otra circular defiende la existencia y el valor de las salidas procesionales como actos públicos de la Religión, y estima que “las imágenes con que se representan los misterios de la religión son libros abiertos que instruyen al pueblo en las verdades de la fe, y predicadores elocuentes de la misericordia divina”, señalando que las procesiones “no hay que suprimirlas, sino procurar que se extirpen los defectos de que adolecen”, labor que él mismo procura y encomienda a los hermanos mayores. Fue devoto de la Hermandad del Nazareno de Huelva, padre mayor de la Hermandad de San Pedro y Pan de los Pobres de Sanlúcar de Barrameda, hermano mayor honorario del Gran Poder y de la Soledad, ambas de la parroquia de San Lorenzo de Sevilla.

El dato que conocemos de la vinculación del Cardenal Spínola con Estepa se produce el 9 de enero de 1904, cuando autoriza a la reapertura del convento estepeño franciscano que le fue solicitada por la congregación de Nuestra Señora de Regla de Chipiona. El cierre del convento franciscano de Estepa se pudo producir en el verano de 1835, o a lo sumo durante el otoño o invierno de ese mismo año, durante la desamortización y exclaustración producida durante la regencia de Dª Mª Cristina (1833-40). La autorización del Cardenal Spínola trajo de nuevo los franciscanos a Estepa e hizo que no se perdiera ni el convento ni los bienes de la iglesia franciscana, evitando así el temor que sentía Aguilar y Cano en 1888 cuando realizó la descripción de la iglesia.

Su labor pastoral con los pobres, su relación afable con las cofradías y la vinculación con los padres franciscanos en Estepa hicieron que el consistorio de la época permitiera que un tramo de una de las calles céntricas con más renombre del pueblo fuera renombrado como Cardenal Spínola, siendo el primer cardenal al que se dedica una calle en Estepa.

Artículos consultados:

-La faceta más cofrade del cardenal Marcelo Spínola. Gómez Palas, J. El Correo de Andalucía. 2018

-Marcelo Spínola y las cofradías: 120 años después. Del Moral, AR. El Correo de Andalucía. 2019

-El cardenal Spínola en la catedral. Gamito, G. ABCdeSevilla. 2006

-Primer Simposio. Cuatro siglos de presencia de los franciscanos en Estepa. Ed. Iltmo. Ayto. de Estepa. 2003

-El convento de San Francisco de Estepa. La etapa de la Restauración (1904-2004). Vallecino Martín, M. Primer Simposio. Cuatro siglos de presencia de los franciscanos en Estepa. Ed. Iltmo. Ayto. de Estepa. 2003

Visitas: 39

Los comentarios están cerrados para este post

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio