Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La calle Feria termina oficialmente -para nosotros empezamos, como he comentado- en la calle Resolana, donde son dignos de nombrar un antiguo retablo de la Inmaculada Concepción, de finales del XIX o principios del XX así como la Casa Central de la O.N.C.E.

Pues bien, al llegar a la misma, calle ancha desde Resolana, larga y rectilínea, veremos que nos hemos dejado atrás dos manzanas de edificios pero lo que más resalta son los Colegios Altos, justo haciendo esquina con la referida calle Resolana y conocidas por este nombre por la altura sobre las que están construidas.

Los colegios presentan una lápida de mármol que reza así: "NO8DO. En el Alo del Señor de 1894, reinando en España la Católica Majestad de Don Alfonso XIII de Borbón y siendo Alcalde Presidente Don José Bermúdez Reina, Sevilla, por su acuerdo, mandó decorar y amueblar esta Escuelas con el esplendor apropiado al destino y traza de sus edificios, para la dirección de cuyas obras fue Diputado el Concejal Don José Luis Arredondo Álvarez. Este Municipio Hispalense en testimonio de gratitud a ambos señores por el acierto y diligencia con que desempeñaron su cometido, acordó perpetuar en este mármol la memoria de sus loables esfuerzos". Estos colegios fueron costeados por la Real Maestranza de Caballería en el año 1892.

Y dicho esto iniciaremos la calle Feria desde la desembocadura de la calle Escoberos desde dónde veníamos y, en esta zona no nos debe extrañar el ver retablos de cerámica dedicados, especialmente, a la Virgen Macarena.

Pero hay uno que me gusta personalmente, y se encuentra en la acera de la derecha. Es un retablo, en la acera derecha, con la imagen de la Virgen Macarena de cuerpo entero y enmarcado por un marco, también de cerámica y ovalado por su parte superior, en forma de arco de medio punto, que le da la sensación de encontrase en una hornacina.

Mientras, nos podemos perder por ese entramado de calles que configuran el barrio de la Macarena, para seguir por la calle Feria antes de alejarnos del barrio.

Seguimos “bajando” y llegamos al cruce con la calle Antonio Susillo, en memoria del famoso escultor e imaginero, entre cuyas obras destaca el Santísimo Cristo de la Mieles, que preside el Cementerio de San Fernando de nuestra ciudad. En esta calle se haya la casa del antiguo Estudio del Escultor Antonio Illanes Rodríguez, perpetuado por un azulejo de cerámica adornado por los escudos de las hermandades de penitencia que tienen como titulares a obras suyas, junto con el escudo de la ciudad de Sevilla, figurando en el mismo los años 1903-1976. Al final de esta calle se puede ver la fachada de un antiguo almacén de maderas rematado con un bello retablo de cerámica de la Esperanza Macarena.

Visitas: 138

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Túrbula en noviembre 2, 2010 a 7:50am
Cristo de las Mieles

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio