Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



CAPATACES Y COSTALEROS

Los verdaderos protagonistas de este hermoso idilio amoroso de siglos Sevilla-Semana Santa son las Sagradísimas Imágenes Titulares de cada una de nuestras hermandades y cofradías.

Mientras Ellos permanecen inmutables al paso del tiempo, nosotros pasamos de largo, somos como la cera que se consume lentamente a lo largo de la Estación Penitencial.

Los costaleros formamos parte de la nómina de nuestra cofradía. No somos ni mejores ni peores que el resto de los hermanos que conforman cada cortejo procesional. Ocupar un lugar bajo las trabajaderas supone para nosotros alcanzar un sueño. El mismo sueño que de niños cumplimos al vestir por primera vez la túnica de nuestra Hermandad.

Nuestra ceguera, a veces, nos hace olvidar que de los pequeños detalles alcanzamos los grandes momentos. No tiene sentido buscar un protagonismo absurdo e innecesario. Cada costalero como cualquier hermano entiende su papel dentro de la Hermandad de manera particular. Los costaleros no aparecen por generación espontánea y sin previo aviso. Son hermanos que con el tiempo tomaron una decisión y sintieron que su lugar en la cofradía estaba cargando con el peso del amor y de quienes realmente dan sentido a la Hermandad.

Debajo de un paso se viven experiencias inalcanzables para quienes no tuvieron la fortuna o bien no sintieron la llamada del costal del amor a Dios y su Madre. Momentos en los que las fuerzas flaquean y los kilos empiezan a caer como pesadas lozas, al instante un grito de ánimo que hace levantar los cuerpos y una cuadrilla que a un mismo grito hace olvidar cualquier señal de desfallecimiento. Existe mucho de verdad bajo la parihuela, pero como buenos hijos de Dios, esas mismas diferencias que puedan existir en cualquier ámbito de la Hermandad se traslada a las entrañas de nuestros pasos.

Obviamente cualquier triste acontecimiento que atañe a capataces y costaleros suele tomar tintes de notoriedad en el seno de la Hermandad y como reguero de pólvora se extiende al exterior. De una pequeña chispa puede originarse un gran incendio. La labor del capataz es difícil y en ocasiones poco gratificante. Establecer hasta donde debe llegar el capataz y cuales son los límites del costalero es tarea ardua y complicada.

Indudablemente el capataz debe tener voz y mando, siempre siguiendo las directrices marcadas por la Junta de Gobierno y sin extralimitarse en el ejercicio de sus funciones. Capataces y costaleros son dos distintas acepciones que confluyen en un mismo fin: pasear a Dios y su Madre por las calles de Sevilla como bien se merecen, manteniendo siempre la idiosincrasia y el sello propio de la Hermandad.

Lamentablemente, y en más ocasiones de las deseadas, la relación entre capataces y costaleros no es todo lo fluida y cordial que sería de desear. La falta de entendimiento radica en la ausencia de un diálogo fluido y sincero, y de esa mano izquierda tan necesaria en la figura del capataz a la hora de comunicar a un componente de su cuadrilla una decisión un tanto dolorosa para él.

Una vez más debemos ser ecuánimes al plasmar nuestra particular visión sobre un tema un tanto extrovertido y no caer en la injusta generalización.

Visitas: 4333

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Jose Antinio Tirado Valdera en marzo 10, 2011 a 3:01am

Me han encantado tus palabras porque se perfectamente de lo que estas hablando, yo me siento identificado con tus palabras, porque he pasado por lo que dices y lo peor de todo es que por desgracia sigue pasando, como dice el compañero cofrade Manuel Roldan, hay veces que parece que este mundillo es solo para los amigos de, o el conocido de, o simplemente llegan a entrar en la cuadrilla por conveniencia del capataz, creo que las Juntas de Gobierno deben de tener en cuenta estos problemas, porque todo el mundo tiene derecho de si siente la llamada de esa imagen para que sienta el dolor dulce de una trabajadera, no deberían de existir estos problemas...

 

Comentado por cornamusa cofrade en enero 9, 2011 a 7:41pm
Llevas mucho de razón,cada hermano debe de ocupar su puesto y dejar tantas y tantas historias oídas a lo largo de los días donde la oyeron.Se perjudica bastante al prójimo si nos hacemos eco de todos los comentarios que se suscitan y después se manipulan convenientemente.Enhorabuena por tus escritos.
Comentado por Salud pa mi Angustias en noviembre 26, 2010 a 8:44pm
El costalero al ponerse bajo las ordenes de un capataz debe asumir que es la ultima pieza de este puzle, pero no por ello la mas importante, aqui pasa como en el ejercito, el gobierno manda a los generales y estos a la tropa, un costalero esta pa obedecer cuando se toca el martillo, y cuando el paso ya esté recogido en el almacen, uno deja de ser costalero, tu trabajo ya ha acabado, ahora eres un Hermano más. Este mundo es mu facil, no complicarlo.
Yo he trabajado cobrando y aún sigo debajo de trabajaderas, la figura del capataz no ha cambiado, han cambiado los costaleros, solo se acuerdan de la cofradia despues de reyes hasta el domingo de resurrección, ya no existen las familias que habia antes, ni el compañerismo, ni la solidaridad ni muchos de los valores que tenian aquellos hombres que en Semana Santa sacaban unas pesetas para su casa, y hasta eso compartian.
Comentado por Maria dolores amat hernandez en octubre 30, 2010 a 10:28pm
hola amigos cofrades no soy costalera soy portadora los que manda en una hermandad son los costaleros por que sin ellos no sale un paso ala calle por eso digo que el respeto tiene que ser mutuo
un beso atodos los cotaleros/as y capataces
Comentado por Mario Dorado Pérez en mayo 5, 2010 a 7:42am
Mi padre dice, esto ha cambiado mucho, el costalero, debe ser costalero, nada de hermano costalero, de eso se han aprovechado las hermandades, tanto para moverlos en las elecciones, como para cobrar cuando llega la hora, si solo dejasen sacar una, está muy claro que algunas hermandades estarían apuradas, y hermandades de renombre, pero no es ese el caso, la cuestión está en no obligarlos a ser hermanos, asi no será un grupo de presión, hoy día mandan en las hermandades los costaleros y las bandas de música, lo peor de todo esto, es que cuando termina el tiempo de "la lengua al palo" se olvidan de la hermandad, no se puede ser de tantas hermandades, si costalero, pero no hermano, y el capataz, que haga su trabajo, sacar el paso es su responsabilidad, y como tal, que actue como quiera, por eso hago esta reflexión en voz baja, costaleros, SÍ, hermanos costaleros, NO, o dentro de poco nos habremos cargado esto que tanto nos gusta.
Comentado por Clave de Mesa en abril 30, 2010 a 7:31pm
Mi querido Jordi, dando una vuelta por la página me he encontrado este acertado blog y me apetece hacer algún comentario. Hemos compartido trabajadera y, aunque como siempre tienes razón en todo lo que dices, hay reflexiones que lanzo no porque las comparta sino por que creo que es así. Estamos de acuerdo en que el costalero debe ser un hermano más en la cofradía, sin más protagonismo y poder que un hermano de luz o un penitente, pero esto no suele ser así y el "culpable" no tiene que ser necesariamente ese costalero. Hay muchas Hermandades (casi todas), representadas por sus Juntas de Gobierno, que exigen que los costaleros sean hermanos sin tener la humildad de reconocer que en su Hermandad falta gente para meterse debajo de los pasos. Al que le extrañe esto, le invito a que hable con costaleros "de los muy conocidos" que me han reconocido que si un año, a 15 días de la Semana Santa, se palnteara que cada costalero sacara solamente una cofradía, la de su mayor devoción, se veía un número en más de una y no quiero nombrar a varias del centro. Además, por razones meramente técnicas, el costalero forma parte de un tramo singular en la cofradía. A los que dicen que es un tramo más, igual que el cuarto de Cristo o el quinto de Virgen planteemos lo siguiente: una hora antes de la salida desaparece el quinto tramo de Virgen y la cuadrilla del palio, ¿qué pasa?, pues que aparte del infarto que le da al Diputado Mayor de Gobierno correspondiente, se reordenan las insignias y el cuerpo de nazarenos se recompone y sale, pero...¿que pasa con el palio?. !Ojo!, no estoy diciendo que el costalero sea consciente de esto y aproveche la circunstancia. Simplemente digo que no es un tramo más sin que eso le convierta en el árbitro de las relaciones en el seno de la Hermandad. Si las Hermandades confiaran la confección de las cuadrillas a sus capataces simplemente con la directriz de contar con los hermanos que quieran salir y sin obligar a hacerse hermanos a los 10, 15 o 40 que fueran necesarios para completar la nómina se ahorrarían muchos problemas. Cuando obligan a hacerse hermano a 15 señores que el capataz ha traido tenemos hermanos del capataz, no de la cofradía y así les va a más de una.
Lo dicho, esto es solo una reflexión.
Comentado por Sergio herrera Rodriguez en abril 7, 2010 a 1:58pm
En referncia al tema de los capataces dictatoriales, creo que en terminos generales, bregar con una cuadrilla es algo a veces imposible, mucha gente ca una de un padre y de una madre.....por lo que en ocasiones es necesario que el capataz se haga valer. no obstante y como enla viña del señor ahi e todo, es cierto que el amiguismo a veces es brutal...por eso creo que las hermandades deberian de tener una especie de delegado o algo en las cuadrillas, donde controlen un poco el temas de quien falta y quien no a los ensayos...etc pero creo que eso no lo veremos una hermandad no se va a meter en lios, solo quiere que el paso vaya y venga.
Comentado por juan en abril 5, 2010 a 8:59pm
mi querido amigo no estoy de acuerdo en todo lo que dices ojala llevaras razon pero no es asi por lo menos no es mayoria . la verdad es que la mayoria de los capataces son unos prepotentes por no decir otra cosa,mira la que lian en las cuadrillas cuando llega un capataz con algo de nombre,hacen lo ellos le llaman el espurgo que no es nada mas que echar alos que le dan a gana para meter a sus hombres sean hermano o no no es problema lo hacen al momento, nada mas que hay que ver que ciertos capataces tienen siempre a los mismo costalero por lo menos la mayoria y yo me pregunto donde estan las listas de espera no se respetan ellos son los autenticos mandones y no quiero dar nombres de estos elementos pero todo el mundo del costal los conocen muy bien, hay capataces qe verdaderamente parecen cuadrillas de los antiguamentes llamados profesianales, sacan hasta 8 cofradias y mi pregunta es la siguiente estos capataces lo hacen por devocion o hay algo mas un saludo
Comentado por pilar segovia martinez en abril 2, 2010 a 7:05pm
ME PARECE MUY BIEN TODO LO QUE DICES Y ME GUSTARIA QUE FUERA ASI, PERO HOY EN DIA TAL Y COMO ESTAN LAS COSAS, LOS CAPATACES SON DICTADORES CON GOMINA Y FALTOS DE SENTIMIENTOS, AUNQUE HAYA DE TODO COMO EN LA VIÑA DEL SEÑOR, NO SE PUEDE O MEJOR DICHO NO SE DEBE JUGAR CON LOS SENTIMIENTOS DE LAS PERSONAS Y SALTARSE LAS REGLAS COMO PASA EN LA MAYORIA DE LAS HERMANDADES EN LAS QUE EL CAPATAZ ES EL DUEÑO Y SEÑOR DE LA CUADRILLA Y DEL PASO.
SI QUIERES SBER MAS, AUNQUE INTUYO QUE SABES MUCHO, TE PUEDO CONTAR......Y SOBRE TODO DE TRIANA, CON EL EXCELENTISIMO SEÑOR DON JUANMA.......HAY QUEO.
Comentado por JOSÉ en marzo 17, 2010 a 6:31pm
yo que soy costalero en dos hermanas desde hace 17 años se que el capataz ha de ser como un padre pero a veces ha de ser fuerte y no dejarse llevar por gentes tantos de dentro como de fuera de la cuadrilla.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio