Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Naciste de las ruinas de tu antecesora árabe, mezquita de los sevillanos con mihrab y alminar. En el siglo XIV te levantaron en mudéjar los cristianos del viejo reino bajo la advocación de Santa Catalina de Alejandría, la santa egipcia que convenció a los sabios de que Jesús era el verdadero Dios. Y allí, en el alma de la Sevilla intramuros, y tras cambiar tu cara por la puerta gótica de Santa Lucía, has permanecido impasible y callada al devenir de la historia.

Siete siglos te han hecho muy mayor. Estas cansada, pero no quieres morir. Sólo necesitas que los que tanto han presumido de ti no te den la espalda.
Llevas cuatro años moribunda. Estas dolorida, pero lo que más te duele es la pasividad, la desidia de tu pueblo y el desprecio de los que te pueden salvar de la muerte. Te ha llegado al corazón en forma de puñalada, porque estas gritando a voces que te caes pero nadie te está escuchando.

No entiendes que lo que no han hecho los siglos lo vaya a conseguir el desinterés de los que siempre te han cuidado, de los que han rezado en tus entrañas. En la soledad de tu dolor sabes que aún tienes muchas cosas que contar y muchos cultos a Dios que celebrar, por eso se te han escapado muchas lágrimas desde aquel día que cerraron tus puertas y te abandonaron a tu suerte.

Hay noches en las que sueñas con tiempos mejores, cuando eras el centro de los católicos sevillanos del siglo XV, cuando un día del siglo XVII te pidió que la acogieras la Hermandad de la Exaltación, cuando te declararon Monumento Nacional en el siglo XX, pero despiertas y vuelves a la triste realidad que vence al esplendor de tantos años.
Quiero que sepas que estoy haciendo todo lo posible por ayudarte, por despertar la conciencia de los sevillanos, por tirar de nuestros gobernantes para que, por una vez, pongan por encima de otras cosas el interés de nuestra ciudad y no te dejen morir.

No quiero despedirme sin antes darte las gracias por aquello que me dijiste el pasado mes de enero, cuando estuve un rato hablando contigo, en la soledad de tu dolor, y me constaste a través de tus fríos muros que si enterramos nuestro patrimonio y dejamos morir la historia, estaremos perdiendo la memoria de Sevilla.

Atentamente. Juan Ignacio Zoido

Visitas: 111

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por JOAKIM en marzo 10, 2009 a 12:24am
A Roma lo que es de Roma y a Dios lo que es de Dios
Comentado por Mario Dorado Pérez en marzo 7, 2009 a 11:24am
Mi padre dice, que entre los gobernantes, hay uno, el que manda, que no la vá a dejar, porque el si se ha criado entre esos muros, y dice otra cosa, que le gustan los champiñones.
Comentado por MªANGELES en marzo 5, 2009 a 12:19am
Que bien y que elegante ha hecho un elogio a nuestra iglesia,dejada de la mano de nuestros gobernates, los cuales no saben el valor historico y sentimental que tiene para muchos sevillanos.Gracias por apoyarnos.Saludos
Comentado por Manuel Mena Peralta en marzo 4, 2009 a 11:56pm
Solo he podido verla por fuera, por que cuando pude entrar, no llevaba tiempo, y cuando lo tuve, ya estaba cerrada...Ojalá esta carta haga que se avergüence mas de uno, y algún día, pueda sentir tanto como cuenta en su carta.
Animo!!
Comentado por Sed de Nervión en marzo 4, 2009 a 2:50pm
Espectacular Juan Ignacio, haber si los calienta sillones que dirigen nuestra ciudad se dan cuenta de una vez ,que para los sevillanos son mas importantes nuestra tradiciones que no unos cahmpiñones horrorosos en la encarnacion.
Comentado por Carlos en marzo 3, 2009 a 8:00pm
Me gustó mucho tu carta a Santa Catalina, no dejes de ayudarla, seguro que te lo agradecerá.
Saludos.
Comentado por José Javier Comas Rodríguez en marzo 3, 2009 a 1:40pm
Magnífico Juan! He vivido muchos momentos allí como hermano de la Exaltación y has sabido siempre darle la importancia que tiene este emblema de nuestra ciudad.
Un fuerte abrazo!

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio