Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


 

Se nos ha ido para siempre, uno de los baluarte mas importantes de nuestra historia, el mejor valedor y velador de nuestra ciudad monumental, se no ha ido un hombre preocupado por nuestra ciudad, se nos ha ido el hombre Académico de la Real Academia de Extremadura de las Artes y las letras, de la Real Academia de la Historia de Luis Vélez de Guevara de Écija y de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, Cronista Oficial del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres y Hermano Mayor de la Cofradía Sacramental y Eucarística de la Sagrada Cena de Cáceres.

Antonio Rubio Rojas – Don Antonio para mí -  fue un luchador inagotable en todo lo que se proponía. Aun recuerdo en aquellos primeros años 70, cuando como tantos otros investigadores, acudía a las dependencias municipales –archivo municipal entonces dirigido por Don Pedro Rubio Merino – para ver documentos que dieran un poco de luz a la historia cacereña, Antonio se llevaba horas y horas viendo aquellos documentos hasta que le sacaba todo el sabor histórico apetecido. Regia los destinos de este Ayuntamiento como Alcalde Don Alfonso Díaz de Bustamante y Quijano y como Teniente de Alcalde Don Ignacio Montaño Jiménez, era la época en que Don Pedro Rubio Merino, se traslada a la ciudad de Sevilla, como Canónigo de la Santa Iglesia Catedral, quedando entonces vacante el archivo municipal de Cáceres. Interinamente se hace cargo Don Antonio Rubio Rojas del mismo y aun recuerdo aquella mañana, en que se recibe la llamada de la Secretaria particular del Alcalde de la ciudad, para que buscara a don Antonio Rubio Rojas, pues quería hablar don Alfonso Díaz de Bustamante con él. Con todas mis ganas, dirijo mis pasos hacia el Colegio de San Antonio de Padua donde Antonio, impartía clases de BUP, se le avisa y sale como una exhalación, le comento que quiere hablar con él nuestra primera autoridad y como rayo que lleva el viento los dos pasamos la calle General Ezponda los más rápido que pudimos, cuando termino su entrevista con el Alcalde, subió al archivo donde yo prestaba mis servicios como auxiliar y me dijo con la emoción lojica: “Dame un abrazo, pues hoy me han dado la mejor sorpresa de mi vida, pues voy a trabajar en lo que me gusta, pues voy a trabajar en el Archivo Municipal. Para mi también fue una alegría, pues conocía a esta persona y me daba cuenta de lo que podía hacer en ese archivo Histórico Municipal, y vaya que no me equivoque, fue muy fiel a la custodia de todos esos documentos históricos que existían en el Archivo Municipal.

Pero es que Antonio ha sido fiel en todo lo que ha tocado y trabajado me consta que en las Academias de la Letras y las Artes de Extremadura, ha sido un icono a seguir, pues creo que el tenia a su cargo tareas muy importantes dentro de la misma y de la que además fue fundador y trabajador infatigable, no dudando en estar presente en cuantos actos programaba la citada Academia.

Antonio fue también profesor de la Escuela de Formación del Profesorado, dependiente de nuestra Universidad, en la que trabajo con mucha ilusión, procurando inculcar en el alumno, con clarividencia de aquellas materias en las que el era un autentico as como era en la Historia.

Antonio no se conformaba con esto, sino que deseaba mas emociones y mas empresas que llevar, y participa en la Creación de la Cofradía Sacramental y Eucarística de la Sagrada Cena y nuestra Señora del Sagrario, junto a Serafín Martin Nieto, fiel amigo y entregado también en esta misma empresa. Aun recuerdo el año 1993, cuando se acuerda en asamblea plenaria la creación de esta nueva corporación, Antonio y Serafin, se ponen manos a la obra y tras un año intenso de trabajo para esta cofradía, consiguen entrevistarse con el escultor , Antonio J. Dube de Luque, que sería el que ejecutaría la obra del monumental paso de la Sagrada Cena, y por fin en el año 1995 se recibe en casa de Antonio Rubio Rojas la primera entrega con la imagen del Señor de la Eucaristía, dicha imagen se encontraba tapada con una sabana, que luego el propio Antonio y Serafín descubrirían para sorpresa de todo los asistentes, ante la bellísima talla que estábamos viendo, para Antonio lo mismo que para Serafín fue un día de Jubilo, pues habían conseguido, lo que otros en los años sesenta no pudieron, poner en marcha la cofradía Sacramental y Eucarística de la Sagrada Cena. Es verdad que fue mucho el trabajo y algunos sinsabores, pero lo llevaron con valentía y con cariño. Fue don Ciriaco Benavente Mateos entonces obispo de la Diócesis de Cáceres que bendijo la Imagen del Señor de la Eucaristía ante una multitud que abarrotaba la Iglesia de Santiago, con la presencia de Antonio J. Dubé de Luque y la mayor parte de los cofrades. Pero el esfuerzo de Antonio no se paraba en la figura de Cristo, si no que había que traer el apostolado, y se consiguió ce completar el enorme y bello paso de la Sagrada Cena, pero es que en ese intervalo de tiempo, de la llegada del Apostolado también llego, la bellísima imagen de María Santísima, Nuestra Señora Sagrario del mismo autor Sr. Dubé de Luque. No quisiera dejar de recordar al sacerdote que regia los destinos de la Parroquia de Santiago, Don Pedro Tovar, gran valedor de esta hermandad.

Otro de los momento más bellos vividos con Antonio fue el día en que se bendijo el Cordero Pascual, como colofón de la terminación de la composición del paso y el estreno de la marcha procesional que el Académico Don Miguel del Barco realizo para la Cofradía de la Sagrada Cena de Cáceres, e interpretada por la Banda Provincial de la Excma. de la Diputación de Cáceres.

El incansable Antonio, no quiere parar, y cuando la cofradía es designada por el resto de cofradías de Sagrada Cena de España, para organizar el Congreso en Cáceres, Antonio no para de ponerse en contacto con quien hiciera falta, para que la organización fuera perfecta y en el mes de Octubre de 2010, se hizo dicho Congreso que resulto de lo mas maravilloso.

Otra de las Ilusiones más grandes que tenia Antonio Rubio Rojas, era el ser Pregonero de nuestra Semana Santa, y fue en el año 1990, cuando Alonso Corrales Gaitán – entonces Presidente de la Unión de Cofradías Penitenciales de Cáceres- le comunica que había salido elegido para, ocupar el atril de Pregonero. Aquel día fue el primer día que yo vi llorar de emoción a Antonio Rubio Rojas, que en aquel año, ofreció uno de los pregones que mejor se recuerdan en nuestra ciudad.

Antonio lo tenia todo, el cariño, el respeto y el aprecio de todos los que le conocíamos bien, pero bien es verdad que nos vamos a acordar también durante mucho tiempo del día 5 de febrero de 2011, fecha en la que nos dijo adiós, pues Jesús lo llamo a su presencia, quedándonos aquí abajo un poco huérfanos de la protección que sentíamos con él, en los que haceres cofrades.

Como esposo y padre ha sido ejemplar, pues ha pasado por momento muy difíciles, junto a su esposa fiel, Mercedes Muriel, que siempre estuvo junto a Antonio en todas sus empresas y en todas sus ilusiones, y su hijos Antonio, Francisco Javier y Maria de las Mercedes, que siempre estuvieron en el pensamiento de Antonio.

Decia la Alcaldesa, “se nos ha ido un gran baluarte, como historiador y como Cofrade”, yo diría que sobre todo, que se nos ha marchado una gran persona, que ese hueco que deja va ser muy difícil de llenar.

Fuimos muchos, los que sentimos, con lagrimas en los ojos, la marcha de Antonio Rubio, especialmente, cuando el féretro portado por cofrades, se dirigió al Señor de la Eucaristía y a su divina Madre Nuestra Señora del Sagrario.

¡Gracias Antonio, por todo el bien que nos hiciste a muchos!

¡Gracias Antonio, por las enseñanzas que recibimos de ti gratuitamente!

¡Gracias por dejarme estar contigo, cuando mandabas el paso de la Sagrada Cena!

¡Gracias Antonio por tus desvelos con la cofradía!

Para terminar, quisiera invitar a todos, a que enviéis una oración al Señor, para que lo tengo en su seno y también invitaros a la misa, que por su alma se oficiara en la Iglesia Parroquial de Santiago el Mayor de Cáceres, el próximo sábado a las 19.30 horas (7.00 de la tarde)

Querida Mercedes: recibe mis condolencias, pues mi corazón siente dolor desde el momento en que me comunicaron el fallecimiento de tu marido, que como tu sabes sentíamos admiración mutua, pro el mucho cariño que nos teníamos, y se lo haces extensivo a tus tre hijos, en los que vas a encontrar mucho apoyo.

ANTONIO RUBIO ROJAS ¡DESCANSE EN PAZ!

Visitas: 358

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Jose Manuel, ecijano en febrero 10, 2011 a 10:10pm

Amigo Fernando aunque no lo conociera tenia que ser un buen cofrade descanse en paz

un fuerte abrazo

Comentado por Miguel Ángel Martínez Álvarez en febrero 10, 2011 a 8:53am
Precioso y emotivo panagírico de una figura clave en la vida de Cáceres como lo fue en vida, Antonio Rubio Rojas. Como pides, tendrá mi sencilla pero sentida oración.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio