Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Cofradías del Corpus de Toledo V. La Orden de Malta


1048 - Jerusalén

El nacimiento de la Orden se remonta aproximadamente al año 1048. Mercaderes de la antigua república marinera de Amalfi obtuvieron del Califa de Egipto el permiso para construir en Jerusalén una iglesia, un convento y un hospital para asistir a los peregrinos de cualquier fe o raza. La Orden de San Juan de Jerusalén - la comunidad monástica dedicada a la gestión del hospital para asistencia a los peregrinos en Tierra Santa - se hizo independiente bajo la dirección de su fundador, el Beato Gerardo. Con la bula del 15 de febrero de 1113, el Papa Pascual II aprobó la fundación del Hospital y lo puso bajo la tutela de la Santa Sede, con derecho a elegir libremente a sus superiores sin interferencia de otras autoridades laicas o religiosas. En virtud de aquella bula el Hospital se transforma en Orden exenta de la Iglesia. Todos los Caballeros eran religiosos, atados por los tres votos monásticos de pobreza, castidad y obediencia.

La constitución del reino de Jerusalén en el marco de las Cruzadas obligó a la Orden a asumir la defensa militar de los enfermos, de los peregrinos y de los territorios conquistados por los cruzados a los musulmanes. A la misión hospitalaria de la Orden se sumó pues el deber de la defensa de la fe.

Con el tiempo, la Orden adoptó la cruz octagonal blanca que sigue siendo hoy en día su símbolo.

1310 - Rodas

Después de la pérdida del último baluarte cristiano en Tierra Santa en 1291, la Orden se estableció primero en Chipre y luego, en 1310, bajo la dirección del Gran Maestre Frey Foulques de Villaret, en la isla de Rodas.

Desde aquel momento, la defensa del mundo cristiano exigió la organización de una fuerza naval. La Orden formó una potente flota y empezó a surcar el Mediterráneo oriental, defendiendo la Cristiandad en numerosas y célebres batallas, entre las que destacaron las de las Cruzadas en Siria y en Egipto. Desde el inicio, la independencia de otros Estados concedida en virtud de decretos pontificios, junto con el derecho, universalmente reconocido, de mantener y armar fuerzas militares, constituyó la base de la soberanía internacional de la Orden.

A principios del siglo XIV las instituciones de la Orden y los Caballeros que acudían a Rodas procedentes de toda Europa se agruparon según los distintos idiomas que hablaban. Inicialmente fueron siete los grupos de Lenguas: Provenza, Auvernia, Francia, Italia, Aragón-Navarra, Inglaterra (con Escocia e Irlanda) y Alemania. En 1492 Castilla y Portugal se separaron de la Lengua de Aragón para constituir la octava Lengua. Cada Lengua comprendía Prioratos o Grandes Prioratos, Bailiajes y Encomiendas.
La Orden estaba gobernada por el Gran Maestre (Príncipe de Rodas) y por el Consejo, acuñaba moneda y mantenía relaciones diplomáticas con otros estados. Los otros cargos de la Orden se conferían a los representantes de las diversas Lenguas. La sede de la Orden, el Convento, estaba integrada por religiosos de diversas nacionalidades.

1530 - Malta

Después de seis meses de asedio y de crueles combates con la flota y el ejército del Sultán Solimán el Magnífico, los Caballeros se vieron obligados a rendirse en 1523, abandonando la isla de Rodas con honores militares.

La Orden quedó sin territorio hasta 1530, cuando el Gran Maestre Frey Philippe de Villiers de l'Isle Adam tomó posesión de la isla de Malta, cedida a la Orden por el Emperador Carlos V, con la aprobación del Papa Clemente VII.

Se estableció que la Orden permanecería neutral en las guerras entre naciones cristianas. En 1565 los Caballeros, a las órdenes del Gran Maestre Frey Jean de la Valette (que dio el nombre a la capital de Malta, Valetta), defendieron la isla durante el Gran Asedio Turco, que duró más de tres meses.

1571 - La batalla de Lepanto

La flota de la Orden, en aquel momento una de las más potentes del Mediterráneo, contribuyó a la destrucción definitiva del poderío naval de los otomanos en la Batalla de Lepanto de 1571.

1798 - El exilio

Dos siglos después, en 1798, Napoleón Bonaparte ocupó la isla durante la campaña de Egipto por su alto valor estratégico. Los Caballeros, que tenían prohibido por la Norma de la Orden alzar las armas contra otros cristianos, se vieron obligados a abandonar Malta. Aunque los derechos soberanos de la Orden sobre la isla de Malta habían sido reconocidos en el Tratado de Amiens (1802), la Orden no pudo jamás retornar a Malta.

1834 - Roma

Después de residir temporalmente en Messina, Catania y Ferrara, en 1834 la Orden se estableció definitivamente en Roma, donde posee, con garantía de extraterritorialidad, el Palacio Magistral en via Condotti 68, y la Villa Magistral en la colina del Aventino.

Siglos XX y XXI

La misión original de asistencia hospitalaria volvió a ser la actividad principal de la Orden, reforzándose aún más a lo largo del último siglo, gracias a la contribución de las actividades de los Grandes Prioratos y de las Asociaciones Nacionales presentes en numerosos países del mundo. La actividad hospitalaria y caritativa se desarrolló a gran escala durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial bajo la dirección del Gran Maestre Frey Ludovico Chigi Albani della Rovere (1931-1951).
Bajo los Grandes Maestres Frey Angelo de Mojana di Cologna (1962-1988) y Frey Andrew Bertie (1988-2008), los proyectos se intensifican ulteriormente hasta llegar a las regiones más remotas del planeta.

Por primera vez, la Orden de Malta participó en 2005 en este magno acontecimiento religioso, la más solemne manifestación pública de la Iglesia Católica en España, dedicado a la veneración del Santísimo, la histórica procesión que recorre las calles del barrio antiguo de esta llamada “Ciudad Imperial”, capital de España durante la época visigoda, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

El Arzobispo Primado de España, Su Excelencia Reverendísima Monseñor Don Antonio Cañizares Llovera, invitó a una delegación de la Soberana Orden de Malta a formar parte de la procesión en atención a los lazos históricos de la S.O.M. de Malta con la Archidiócesis de Toledo, los numerosos servicios que presta a la causa de la evangelización, y las múltiples iniciativas de bien que promueve en favor de los necesitados, (reconocidos por S.S. el Papa Juan Pablo II (q.e.p.d.) en la audiencia concedida a Frey Andrew Bertie, Gran Maestre de la Orden, el pasado día 22 de junio de 2004), así como el deseo de la Orden de rendir culto a la Sagrada Eucaristía y de testimoniar públicamente su fe.

Visitas: 322

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Antonio Jesús en junio 11, 2009 a 12:42pm
Yo he vivido dos años y medio en el Convento de los Carmelitas Descalzos de Segovia. Así que tres veces he visto la fastuosidad con que se celebra cada año, por junio, el Capítulo de la Orden de San Juan de Malta.

Salen procesionalmente, con sus hábitos y sus banderas desde nuestro Convento hasta su Iglesia de la Santa Vera Cruz.

También hacen en Viernes Santo una procesión con un Santo Lignum Crucis que se guarda en el cercano pueblo de Zamarramala, a cuya Parroquia --y no a la más cercana de San Marcos-- pertenece la Iglesia de la Vera Cruz.

Recuerdo que en 1989 bastantes caballeros de la Orden de Malta hicieron Ejercicios Espirituales en nuestro Convento de Segovia. Se los dirigía don Juan José García Faílde, Decano de los Jueces Auditores de la Rota de Madrid. Todos los caballeros eran de la Nobleza, uno de ellos, el Conde de Orgaz, entonces joven,
Comentado por toledano en junio 4, 2009 a 7:37pm
Cada vez me alucino más de lo que sabes....eres como una enciclopedia andante.jeje.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio