Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Dicen del gaditano que es desidioso y abúlico, aunque divertido y bullanguero, y que vive una jartá de bien a pesar de sus miserias, del paro, de la emigración de sus jóvenes...Tenemos bien ganada fama de saber torear el refrán de "al mal tiempo, buena cara...", lo que nos permite pasar la vida de fiesta en fiesta, casi sin solución de continuidad. Yo creo que se exagera cantidad, pero...


Así hemos pasado desde nuestras famosas carnestolendas hasta la Cuaresma y la, no menos conocida, Semana Santa, como el que no quiere la cosa. Cierto es que aquí el carnaval es una fiesta larga, y que al significado del miércoles de Ceniza se le hace menos caso que al médico del seguro, pero también lo es que el mismo chirigotero es el que con distinto disfraz se transforma en "capillita"* y "cargador"*, asumiendo un nuevo rol.


Existen muchas cosas en común entre ambas fiestas gaditanas, pero estas no alcanzan a las cosas del comé. Yo el pasado año, destacaba a erizos y torrijas, como las insignias culinarias de estas dos fiestas gaditanas. Son dos productos de sabores eternos e inconfundibles, entre lo sobrenatural y la artesanía casera, que maridan con bondad con buenos vinos (la manzanilla y el erizo, la torrija y el moscatel), y que nos permiten saborear la gloria gastronómica, más mundana el erizo, celestial la torrija, transportándonos ambas delicias al limbo del placer culinario.

En otros escritos hemos comentado la ausencia de una gastronomía especifica de estas fiestas, opinión que mantengo en el aspecto carnavalesco, pero que en versión cofradíera es más difícil de sostener, en tanto esta si mantiene una larga tradición de platos y sabores de toda la vida, que nos llevan con gusto a la más rancia cocina casera.


Dice el refranero popular aquello de que "En Cuaresma esplendor en el campo, culto en la iglesia y rito en la mesa", y se hace efectivo con los productos de temporada y las tradiciones cristianas, principalmente aquella que prohíbe comer carne. En Cádiz capital, clásicamente se ha comido poca carne y de campo, campo (aparte del Carranza*) la verdad es que había poco, pero si nos hemos surtido de las espléndidas huertas de nuestra provincia, especialmente la chiclanera y la conileña. Consecuentemente nuestros platos tradicionales en esta secular época, pasan por los "garbanzos con bacalao", los "potajes con cardillos y tagarninas", los "alcauciles* con chicharos* y habas", algunos "guisos de pescados o de chocos* en amarillo"... y de postre, ¡ como no! Las veneradas "torrijas" y el contundente "arroz con leche".

En casa seguimos manteniendo algunas tradiciones culinarias en la infancia, y elaboramos algunos de nuestros platos de siempre, con puro sabor cuaresmal. Además se celebra la época desde la memoria gastronómica, siendo la torrija la más festejada y demandada, tanto por los mayores como por los más jóvenes.


Yo siempre recuerdo, la llegada a mi casa en mi época joven, tras disfrutar de nuestras procesiones y con el estomago "agilao"* de comer pipas, y los dos platos que me esperaban, uno con un generoso triángulo de tortilla con papas y otro, con una amplia ración de arroz con leche, los cuales me saciaban y sanaban el pellizco de hambre con el que yo volvía. Evidentemente hoy las pizzas y las empanadas, así como algún que otro condumio chino, nos están ganando la batalla.


Como decía en mi casa mantenemos la tradición culinaria de la vigilia, siendo sus mejores exponentes el guiso de alcauciles y los garbanzos con bacalao, de los cuales nuestros hijos como mucho aceptan un liviano plato de trompitos, con lo que resulta fácil deducir que la comentada tradición tiene fecha de caducidad. A pesar de ello, como ocurre con el guiso de pavo y los pestiños en Navidad, yo aconsejo que no desesperen y manos a la obra. Sólo es preciso haber desalado un buen trozo de bacalao y tener en remojo los garbanzos, hacer un sofrito de ajos, cebolla y tomate (o incorporarlos al guiso en crudo y después pasarlo por el chino), su buen aceite de oliva con su pimentón extremeño y poner a punto de sal, admitiendo la compañía de alguna papa, o bien de unas acelgas previamente enjuagadas y cortadas. No olvidar unos granos de comino, que evitan el flatito y que es una comida de vísperas, que gana culinariamente de un día para otro. ¿Y qué comemos el día de autos?. Pues más sencillo todavía, no tenemos más que aprovechar la temporalidad de alcauciles, chicharos y habas, y culminarlo con un huevo cuajado, sin olvidar el rancio y asilvestrado sabor de unos cardillos o de unas tagarninas esparragás.

En muchos pueblos de nuestra provincia, como ocurre en otros lugares de la piel de toro, se celebra la Resurrección con un contundente cocido tradicional, dando rienda suelta a los productos cárnicos y embutidos, que se hermosean entre garbanzos y habichuelas*, con el acompañamiento de algunas hortalizas y de las citadas tagarninas o cardillos. Es la esperada y celebrada, que no merecida porque que yo sepa de ayuno y abstinencia previas, más bien poca o ninguna, "Berza de Resurrección", que en un par de vuelcos, ora las legumbres con la sustancia base, ora la gran pringá, festeja la vuelta a la vida, pero que es capaz de "cargarse", culinariamente hablando al más glotón. Así visto, preparen su Omeprazol y una adecuada dosificación de orujo o brandy ad hoc, como antesala de la siesta. Que si despierta, con un poco de suerte quedarán un par de torrijas de vino, para acompañar al cafelito. ¡Buen Provecho!

Jose M. Perez Moreno


Visitas: 1496

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por rosa maria morilla rodriguez en junio 4, 2012 a 4:18pm

hola tacita no habia visto antes tu entrada en el blog de la cuaresma en cadiz  madre mia esas raices no habria de perdercelas nunca vaya unos platos dan unas ganas de vivir  ole tu arte un abrazo amigo  

Comentado por JFK en febrero 24, 2012 a 11:32pm

Jejejeje, vaya tela, se me hace la boca agua.

Comentado por Salva en febrero 24, 2012 a 10:13pm

Ole tú! Aunque no lo parezca nos has ilustrado con tradiciones culturales arraigadas en la esencia del pueblo gaditano, y de un pueblo influído por dos, y tres mil años de historia, por las que han pasado los condimentos y esencias de todo el Mediterráneo y el Nuevo Mundo.

Un cordial saludo. Y disfruta.

Comentado por Emi(Angel macareno) en febrero 23, 2012 a 11:41pm

Pero que pinta tiene todo, y las torrijas, vaya tela de arte total. Me ha gustado mucho la entrada.

Un besote miarma.

Comentado por Roberto P. M. en febrero 23, 2012 a 10:45pm

todo esto regado con una buena limonada, lo mejor de la cuaresma

Comentado por Carlos Santamaría en febrero 23, 2012 a 10:35pm

QUE ARTE TENEMOS LOS ANDALUCES

Comentado por Francisco A. Mazuecos. en febrero 23, 2012 a 6:32pm

Buenisimo blog en todo los sentidos vanos que no falta de nada, buen provecho y que difrutes de estos dias de cuaresna, saludos.....

Comentado por sonia en febrero 23, 2012 a 5:34pm

Mnnnnnnnnnnnn, q buenismo y que hambre me ha entrao!!!! Buen blog, saludos.

Comentado por TRIANA FOREVER en febrero 23, 2012 a 5:24pm

Ojú gaditano como vea este blog el Sr. Asenjo... Y eso ke no has puesto las papas aliñas ke tanto te gustan jaja

Comentado por MARTA MARIA TRIANA en febrero 23, 2012 a 4:04pm

Pishita!!!! Vaya tela el blog que has puesto, que menos mal que ya he comio que si no, es pa poner los dientes largos.

 

La verdad es que has tenio to el arte en ponerlo....

 

Quería preguntarte una cosita de tu tierra, allí también se estila como aquí, poner las imágenes en besapiés y besamanos?

 

Tenéis algunas imágenes preciosas. Recuerdo a la Virgen de la Amargura que podría pasar perfectamente por nuestra Merced. Parecen hermanas gemelas.

 

Bueno que pases una feliz cuaresma a caballo de Cai y de Sevilla. A ver si te puedes pasar por el besamanos del Moreno....y de paso ve a la Esperanza que está de dulce...

 

Un besote gaditano.....Marta

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio