Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


CONCURSO: De Azahar y Luz, la Esperanza.

Vio el buen Dios que los hombres caían derrotados ante cualquier inclemencia, y, de azahar y luz, creó Dios la Esperanza. La dejó en el mundo y la Esperanza llevó luz a los parajes sombríos, fuerza al trabajador, alegría al pobre y al rico, abundancia para el campesino, y al marinero, la promesa de una vuelta a casa. El enfermó confiaba en sanar y sanó, el ciego al olor del azahar vio pasar a la Esperanza, y el mudo habló, cuando una mañana ante la Parroquia de Santa Ana la Esperanza le visitó. Un buen día cuando la Esperanza se aparecía en naranjos en flor y aguas cristalinas, el sevillano la atrapó, y le dio dulce forma en un trozo de madera, y la Esperanza se trasformó en una mancha en la mejilla, en una cara morena y trinitaria Cruz. El sevillano vio la Esperanza misma y la vistió con manto de pureza y dorado resplandor, y le reservó para Ella el mejor día del año, un Viernes Santo. La Esperanza anduvo por las calles de Sevilla con su luz y su tacto de azahar desprendió la brisa de su divina presencia llenando la ciudad de aromas y de felicidad, llanto y devoción tras su palio de hermosura. El sevillano no quiso que la Esperanza se fuera de su ciudad y casa le buscó, y para aquel que busca Esperanza, puente de Triana construyó, marinera capilla levantó. Arco de su triunfo y basílica añadió al nombre que nombra la Esperanza… Macarena. Trinitaria Cruz para Esperanza de los llagados y todo un pueblo que la aclama: Trianera.
Talló el hombre a la Esperanza y Macarena la llamó. Un barrio y el mundo entero remozaron con todo su arte la Basílica donde habitó y cada año el devoto su mano besó. Arte para el arte, nuestras vidas para la vida misma, y vio el buen Dios que era bueno, y lloró. De Esperanza se llenó el mundo, y en Triana la Esperanza navegó. Lloró con su Cristo y su tez morena Sevilla visitó, derrochando Esperanza, derrochando amor. Ordenó Dios al Giraldillo que la Esperanza en Sevilla viviera y un año, en sus entrañas lo cumplió y la Giralda a las dos Esperanzas juntó: las Esperanzas se reencontraron con la luna de testigo y en la mano el corazón. Vio el buen Dios que faltaba luz, y a Sevilla la Esperanza mandó.

Visitas: 106

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

febrero 2020
DLMXJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio