Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Bueno..pues al final me he animado a escribir algo en este blog, que estaba triste y apagado...aunque quizás sea peor para él que escriba algo, pero en fín la suerte ya está echada.

Me gustaría compartir con vosotros mis experiencias un fin de semana de Noviembre, que pasé en Sevilla por asuntos, que se podrían calificar de profesionales, o mas bien estudiantiles, ya que lo que me llevó hasta Sevilla no fue otra cosa que la realización de un examen de unas oposiciones, aunque en mi fuero interno, hasta que llegara el temido momento del examen yo tenía otros planes, como eran los de empaparme de Sevilla, de sus imágenes, rezando ante Ellos (Él y Ella, da igual su advocación), contemplándolos y disfrutándolos como nunca habia hecho.

Me acerqué en primer término a San Andrés, cuna de los Panaderos de Orfila, y allí en la soledad de la Capilla vi a la Señora de Regla, dulce y elegante, dándome la bienvenida a tierras hispalenses. Mi segunda visita...El Divino Salvador, grandioso tras la restauración y mas imponente aún el Señor de Pasión, !cuantas cosas te conté Jesús¡ que solo Tu y yo sabemos, te pedí consejo, ayuda, te agradecí tantas cosas son con mirarte que sentí las Mercedes de tu Madre muy cerca de mi. En la otra nave del templo, allí estaba Nuestra Señora del Socorro y el Señor del Amor, agotado y exhausto en la Cruz.

Próxima parada...El Señor de Sevilla, aún en Santa Rosalía, al ser un viernes el dia de mi visita, te encontré en Solemne Besapié, y al estar a Tu lado, solo sentía una palabra, ninguna otra, Paz, que consuelo es el tuyo, Padre mío, ¿cómo lo haces? no se explicalo con mejores palabas, porque así es como estuve un buen rato, mudo. Y junto a Él, muy cerquita, Dulce Nombre de María y Soledad de San Lorenzo, que solemnidad desprenden!

Con el resuello recuperado despues de comer algo y de descansar, emprendí mi camino hacia el barrio de la Macarena...haciendo varias paradas en mi paseo, como en la Capilla de Montesión que encontré cerrada, San Julián, Santa Marina, que corrieron la misma suerte que la anterior o San Luis de los Franceses...curiosamente abierta!, y ¡ Qué lástima que esa Iglesia se encuentre desacralizada!.
Por fin culminé la calle Feria, y allí estaba Ella, la miré, la miré, la volví a mirar y creo que aun sigo allí postrado ante Ella, que feliz que estaba junto a la Madre, hablandole en Silencio. A la salida de la Basílica encendí una vela en el atrio, en honor de alguien fundamental en mi vida, que este año partió hacia la Esperanza desde Jaén como fue mi abuela, que me enseñó a conocer a Dios por dentro y fuera y aunque ahora me note muy vacío sin ella, se que voy de su mano, ¿Qué mas puedo pedir?.

San Vicente y San Antonio Abad fueron otras de mis visitas, Penas y Dolores, Siete Palabras y Silencio y Concepción, fueron tachonando mi camino.

A los poquitos que leais esto, no quiero aburriros mas, por eso ya termino, dejando para el final la Capilla del Dulcenombre donde asistí a misa ante el Señor de la Vera-Cruz y las Tristezas de María, y si os digo la verdad, de poder vivir el Sevilla sería hermano de esta Hermadad, que desde siempre, me habia llamado la atención quizás por su mediano parecido con la Hermandad a la que pertenezco en Jaén, de la Humildad y Silencio.

Ya me despido, de esta primera entrada, mi paseo no lo fue tanto en el examen, pesar de que puse todo de mi parte, pero no pudo ser, ahora bien, ese viernes de Noviembre que pasé en Sevilla sí que fue un paseo con mayúsculas, un paseo por lo que yo entiendo por cielo, que no debe ser muy distinto.

Visitas: 95

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio