Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Cuánto tiempo estuve buscándote; y resulta, vida mía, que siempre estuviste ahí. El Buen Aire, me guió a través de tu dulce aroma, recorriendo cada rincón y cada calle, haciéndome llegar hasta a ti. 

Mi asombro no podía compararse a mi gozo; no podía hacerlo, porque al admirar tus lindos sollozos, mi razón y mi alma cayeron a tus plantas, sin ni si quiera poder articular palabra.

 

¿Dónde estabas? ¿Quién eres? ¿Por qué te abres ante mí como una flor y me muestras tus lágrimas? ¡Por qué tus manos, entrelazadas, arropan las mías y me siento extasiada! ¿Qué me has hecho, María, para dejarme de ti enamorada?

 

Puede que fueran tus ojos, para mi acongojo, los que en sus cuencas derramarían mis lágrimas al postrarme ante ti; o tal vez, tus labios entreabiertos, buscando el suspiro que me diera el aliento para poder seguir; aunque, indudablemente, Madre mía, son tus manos, las que van unidas para sacar adelante a todo aquel que deposite su Fe en ti.

 

La Triana fúnebre, la del ruan y el esparto, la del dormido silencio sobre el frío madero; La Triana, que no con menos gracia, recorre su barrio para llenar el corazón de sus fieles cada Viernes de Dolores; La Triana que te recorre las venas con su toque de llamador, la que fija su mirada en un sudario tallado con tesón, y con paso delicado, recorre Pureza con sus nazarenos negros, de la Pasión y Muerte del Señor.

 

Cuánto tiempo me paso rezándote; desde aquel día, no he podido separarme de ti, y bien sabes que tú tampoco quieres alejarte de mí. Me atrapaste, sin dudarlo, porque sabías que te necesitaba ¿cómo no iba a quedarme de ti prendada? ¡Si no se puede ser más reina, más dulce y más guapa!

 

Tu rostro invita a la adoración, al suspiro, al llanto entrecortado, al cariño y a la devoción del cristiano. Tu cuerpo, inmaculado, delicado y virginal: tu pecherín y tu tocado, no lo hay, Madre, igual.

Me llevaste ante ti, Virgen pura, me dijiste con tu mirada que ya no buscara, que ya había encontrado lo que tanto tiempo había ansiado; que en su pecho, podré llorar mis penas y depositar en sus manos mi alegría, y que su manto, en mi quebranto, acogerá mi suplicas en su Desconsuelo y Visitación.

A la Hermandad de Pasión y Muerte.

A Montero.

A todos vosotros, gracias.

Visitas: 398

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por juan ramon tabueña garcia en septiembre 1, 2013 a 10:09pm

precioso como siempre gracias Maria por hacernos llegar estas preciosas palabras, un beso.

Comentado por María Amor Rasero en septiembre 1, 2013 a 1:12pm

Muchísimas gracias a todos por vuestras cariñosas palabras, me alegra muchísimo que os haya gustado esta preciosa dolorosa que dormita en la Parroquia del Buen Aire. Un abrazo, amigos mío. Saludos.

Comentado por Pablo Andrés Arrocha Pérez en agosto 29, 2013 a 11:56am

Preciosas líneas de amor y devoción hacia nuestra madre, de las imágenes desconocidas por lo menos para mi, ¿ en qué Parroquia se encuentra esta imagen?

Un saludo.

Comentado por Marco Antonio Reyes Maldonado en agosto 28, 2013 a 5:10pm

Dios te Salve Maria del Desconsuelo y visitación....!!! En horabuena amiga Mary...

Comentado por Ángel Martín en agosto 28, 2013 a 1:01pm

Bueno bueno María.... Que preciosidad de palabras que le has dedicado a la virgen del Desconsuelo y Visitación de Pasión y Muerte !!

Muchísimas gracias por haber puesto la foto mía que eso te lo tengo que agradecer muchísimo, y personalmente creo que tú tienes un don para la escritura! Un besito!!!

Comentado por José Enrique Romero en agosto 28, 2013 a 9:55am

Magnificas palabras hacía la Virgen mas hermosa de las manos entrelazadas, de todo corazón. Muchas gracias María Amor. Un saludo

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio