Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Hoy es la víspera de la Virgen del Sagrario, Patrona de Toledo y su Archidiócesis.

Tanto en la víspera, como en el día grande, es tradicional beber el "agua de la Virgen" en unos botijos de barro.
El agua, procede del pozo de la Catedral, y las historias que rodean a esta tradición son muy curiosas:

En el claustro catedralicio, rodeado por anchos pasillos decorados por las manos de Balleu y Maella, existen unos pozos o cisternas que recogen las aguas de lluvia de todos los tejados que allí van a parar pertenecientes a la Primada.

Claustro de la Catedral (ahora en restauración).

Las aguas de estos pozos son dadas al público gratuitamente, en parte para aliviar el calor que -generalmente apagado por el frescor de los anchos muros de la Catedral-, es intenso en estas fechas.

Esta tradición parte del siglo XVII, cuando finalizadas las obras de la Capilla de la Virgen del Sagrario se realizaron ocho días de fiestas en acción de gracias, y habiendo acudido numerosas gentes de los pueblos de alrededor, era tal el calor intenso que numerosos fieles abandonaban la catedral para refugiarse en lugares más frescos –si cabe-. Ante tal problema, las autoridades eclesiásticas de la época ordenaron la construcción de tarimas para distribuir jarras rebosantes de aguas cristalinas provenientes de los mencionados pozos.

Imagen de principios del S.XX de la Virgen del Sagrario en su capilla.

Referida a esta tradición existe también su propio mito o leyenda, que nos cuenta cómo hace siglos, gentes venidas de todos los pueblos de alrededor, formando un gran tumulto en esta conmemoración de la Patrona toledana, asistían a los ritos festivos y religiosos. Terminada la fiesta de la tarde, la multitud comenzó a desfilar lentamente fuera de la catedral, incrementando de forma notable la sensación de calor asfixiante propio de un 15 de agosto. El hijo único de uno de los asistentes a tal acto, sufrió un repentino desvanecimiento por tales calores y apreturas, creyendo todos los que le vieron que había muerto por tal y como quedó. Corrieron algunos de los que allí estaban a por el agua de los pozos de la catedral, que fue arrojada de forma repentina sobre el muchacho, el cual recobró el aspecto habitual de forma inmediata. El pueblo, muy dado a achacar este tipo de sucesos a la mano divina, “atribuyó el resultado a la pronta aplicación del agua, que llamaron de la Virgen, por esta causa, y por distribuirlo en la festividad mencionada”.

Claustro de la Catedral (ahora en restauración).

Hay también otra leyenda, más conocida por los toledanos, que cuenta cómo la imagen de la Virgen del Sagrario, durante la reconquista de la ciudad por Alfonso VI en el 1085, fue rescatada del pozo del claustro donde allí fue escondida para protegerla de la invasión musulmana (proveniente de la anterior iglesia visigoda que en este mismo lugar se levantaba) y a partir de aquel momento estas aguas han recreado numerosos milagros y curaciones para aquél que la consume.

Visitas: 767

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Felipe de Pablo Lorenzo en agosto 17, 2010 a 1:11am
Unas leyendas muy interesantes éstas sobre el agua de la Vírgen, como todas las toledanas.
Las fotos muy buenas.
Un fuerte abrazo.
Comentado por Moy en agosto 15, 2010 a 1:05am
Unas historias preciosas.
Un abrazo.
Comentado por Inma del Sol en agosto 14, 2010 a 7:38pm
Dani , me alegro saber de tí . Gracias por seguir contándonos cosas de tu bellísima ciudad y espero que mañana disfrutes de tu Virgen . Y ya sabes que si tienes calor , que la tendrás , un buen trago que te quite la sed . Un besazo.-

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio