Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


En la capilla del Museo se encuentra una pequeña talla de un Nazareno que, según los hermanos de la corporación del Lunes Santo, es el boceto que Martínez Montañés realizó para una de las mejores obras escultóricas que existen en Sevilla, el cristo de pasión. Los hermanos del Museo, dada las semejanzas que este nazareno de 40 centímetros de alto tiene con el Cristo de Pasión, reconocen que “de toda la vida” se ha interpretado en la hermandad que es el boceto original de Martínez Montañés. Sin embargo, la falta de documentación que hay sobre esta talla ni confirma ni desmiente esta leyenda.
Según una conferencia que el reconocido historiador José Hernández Díaz dio en la capilla, este Nazareno pudo ser una donación de la Hermandad de Pasión a su vecina del Museo cuando tuvo que marcharse. Son tantos los vínculos que mantuvieron estas dos corporaciones que hacen reforzar esta hipótesis.
Según el vestidor de la virgen de las Aguas, que en algunas ocasiones ha vestido a este pequeño nazareno, se trata de una magnífica imagen que está tallada en madera completamente, con un tratamiento escultórico lejos del habitual que se suele realizar para hacer bocetos, ya que se usa barro cocido y no suelen presentar tanto nivel de detalle como sí ofrece el pequeño Nazareno. Además, afirma que esta talla parece una escultura procesional y no un boceto.
Lo que sí indica es que la linealidad que presenta la cabeza y los pies del Cristo es similar a la de Pasión, y que tiene unos rasgos muy parecidos, pero que aventurarse a decir que es de Martínez Montañés es complicado. Jesús Mejías, licenciado en Bellas Artes, relata que “la posición de los pies es exactamente la misma que la del Cristo de Pasión, pero que la expresión y forma de la talla es, incluso, más parecida a la gubia de Montes de Oca.
Otra hipótesis que pudiera plantearse es que no fuera exactamente un boceto, sino una copia a pequeña escala de la sensacional talla de Martínez Montañés.
Las dos esculturas están completamente talladas en madera policromada y realizadas para vestir. En cuanto al cabello, se puede apreciar cómo el supuesto boceto es mucho más lineal y vertical que la de Pasión. También es cierto que al tratarse de una miniatura no presenta un modelado tan detallado. Por otra parte, el mechón derecho es distinto en ambas imágenes y el izquierdo, en Pasión, deja ver la oreja, cosa que no ocurre con el Nazareno del Museo, aunque en las dos imágenes son parecidos.
Curiosamente, en el ojo derecho presentan el mismo reguero, que es algo especial en la imagen de Pasión con respecto a otras. Sin embargo, el pequeño Nazareno tiene más cantidad que el original.
En la nariz tienen características similares. En ambos casos los pómulos están hundidos. En la boca presentan el labio inferior muy marcado, con la boca entreabierta, aunque la talla original presenta un nivel de detalle superior en la zona central del labio.
El bigote y la barba de la miniatura están mucho menos trabajados que el de la obra original. La tensión muscular del cuello es una característica en las dos imágenes, donde los regueros de sangre están igualmente distribuidos.
Las manos, por su parte, son muy parecidas en ambas imágenes ya que tienen el dedo índice levantado y separado con respecto al anular, tanto en la derecha como en la izquierda. Aunque la cruz es más pequeña en el supuesto esbozo, la forma de cogerla también es muy delicada y similar.
Probablemente en la posición del cuerpo y el torso sea donde presenten la mayor diferencia. Pasión está mucho más girado y encorvado, mientras que la copia es más estática y lineal, es decir, tiene menos movimiento que la talla original y una posición más vertical y frontal.
Lo más característico de ambas imágenes y la razón por la cual se piensa que puede tratarse del boceto original de Martínez Montañés es la posición de los pies. En conclusión, tanto el Señor de Pasión como el Nazareno de la capilla del Museo presentan características morfológicas y estilísticas similares pero, considerando que es una miniatura, no presenta el mismo nivel de detalle ni la misma calidad de realización que la talla original. Lo que sí queda claro es que se trata de una leyenda que no podrá refutarse o afirmarse definitivamente hasta la aparición de algún documento o análisis.

Visitas: 215

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Moy en mayo 6, 2009 a 2:21am
Interesantísimo.
Me encantan tus post
Comentado por cedroreal en mayo 6, 2009 a 12:34am
La pieza es una maravilla,aunque de todas las posibilidades que comentas me inclino por su parecido con el estilo de Montes de Oca......En cualquier caso una obra prodigiosa de la que deben estar orgullosos en el Museo.
Saludos!

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio