Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Es el arte de mirar a la luna. El estreno de los días del gozo nace en Molviedro con el acompasado dolor de un misterio único. Misterio en los dos sentidos del término cofrade, por un lado el misterio como representación evangélica y, por el otro, como secreto conocido y a la vez desconocido. El misterio nace con una pregunta: ¿por qué a la luna?

 

Paso a paso el Señor despojado del Alma deja atrás las calles de la Ciudad más hermosa del mundo. Cada chicotá es un milagro, milagro que se completa con ese imponente rostro, con esa mágica mirada. Regala sus manos, su cuerpo... Regala su vida sin pedir nada a cambio. Otra chicotá, se va a acercando el momento. Le han preparado la cruz y ahora extremiza el corazón del Señor.

 

Y sin embargo, igual que el Cristo de las Misericordias o el de las Penas de Triana, Él mira al Cielo. ¿Qué busca allí? Es pronto para buscar la Estrella, precisamente antes lo tienen que despojar. Tampoco tiene que expirar, mucho sufrirá hasta entonces. ¿Qué busca pues, el Señor de Molviedro? Aquí el misterio, el enamorador sentimiento que atrae tanto a los cofrades. Ninguno tiene respuesta, pero de todos se saca algo. ¿ Qué busca en el Cielo el Señor Despojado?

 

Busca a Dios y a la luna, a las nubes y al sol. Busca un ángel que lo salve, que lo libre de la pena. Busca la Fe de un Giraldillo que avance el rumbo de su ciudad. Y las casas de su plaza, y la mirada de su Madre, y la luz del Domingo de Ramos. ¿En serio dudas lo qué busca Dios en el Cielo?

 

Busca a esos despojados de la vida, a esos a los que creemos que no están porque sus ojos no los ven. No digas ni pienses nunca que todo ha acabado, pues no tendrá final hasta que los ojos de ese Dios se separen del azul inmaculado de Sevilla. Porque lo que tu buscas en la tierra Dios lo busca en el Cielo. Y estaremos de acuerdo en que Él sabe de todo esto mucho más que nosotros.

 

Que se calme tu anhelo

pues las penas se destierran

buscando arriba en ese Cielo

lo que no se ve en la tierra.

 

Créeme, nunca te ha dejado,

que no te quepa duda alguna.

Me lo dijo un Dios Despojado

en silencio, al compás de la Laguna.

 

 

 

José Antonio Montero Fernández.

 

A Rasero. A su padre.

Al Señor de Molviedro.

A la Ciudad más hermosa del mundo.

Visitas: 807

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio