Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Oh Sagrado Corazon de Jesus, Abismo de Amor y Misericordia,

en Vuestra Merced confio

¿Qué es el Detente?

El “Detente” Es Un Refugio y un Escudo Para Librarnos de las tentaciones

del maligno. El Senor Jesús Tuvo una incesante lucha contra satanás y venció le.  Gracias a la confianza en su Padre Celestial. Nosotros también luchamos para no caer en la tentación. La condición del cristiano es la de un luchador constante y, como soldados de Cristo, debemos instaurar Su Reino en este mundo. 

El “Detente” lejos de ser un talismán mágico es un signo de nuestra confianza en el poder del Señor Jesús. Miramos Su Divino Rostro y nos sentimos apoyados por tan Dulce mirada. Abrimos nuestro corazón delante de esos brazos que siempre

están abiertos para recibirnos y perdonarnos.

El Detente o Escudo del Sagrado Corazón de Jesús —también conocido como salvaguardia, o incluso como pequeño escapulario del Sagrado Corazón— es un sencillo emblema con la imagen del Sagrado Corazón y la divisa: ¡Detente!

El Sagrado Corazón de Jesús Está conmigo. ¡Venga a nosotros  Tu Reino!

Por inspiración divina, surgió como un pequeño pero poderoso Escudo que la Divina Providencia colocó a nuestra disposición a fin de protegernos contra los más diversos peligros que enfrentamos en nuestra vida cotidiana.  Para ello, basta llevarlo consigo, no siendo necesario que esté bendito, pues el bienaventurado Papa Pío IX extendió su Bendición a todos Los Detentes. 

El “Detente” se pude usar en la ropa o en el auto, no hace falta ninguna imposición especial. La confianza en el Sagrado Corazón de Jesús es suficiente para experimentar los efectos de su Divino Amor y protección.

 

El Origen del Detente

Santa Margarita María de Alacoque escribía a la Madre de Saumaise, Superiora de la Visitación de Dijón: "Nuestro divino Maestro me ha dicho que desea y quiere que se hagan imágenes pequeñas de su Divino Corazón, para que aquellos que quieran Honrarlo las puedan llevar sobre sí”. El “Detente” corresponde a una de las

12 promesas que hizo El Senor a Santa Margarita María, cuando le Reveló Su Sagrado Corazón: “Seré un refugio seguro durante la vida, y sobre todo en la hora de la muerte”. ¡Qué mejor refugio que el Corazón de Jesús! En ese Corazón se encuentran los divinos tesoros de la misericordia y el perdón de Dios Padre que en Jesús reconcilia a toda la humanidad. El Sagrado Corazón De Jesús Es

Fuente Incesante de donde Mana El Espíritu Santo para Dar Vida a la Iglesia. 
Esta práctica recomendada por Santa Margarita al principio fue conocida sólo en las comunidades de la Visitación. Fue la Venerable Ana Magdalena Rémuzat, abadesa de Marsella, quien la hizo conocer fuera del claustro. Habiendo sabido por revelación hacia 1720, que iba a desencadenarse una gran peste en Marsella, por inspiración divina prometió que los atacados encontrarían auxilio prodigioso en esa devoción al Sagrado Corazón.  
La Santa religiosa ayudada por sus hermanas preparó a mano millares de pequeñas imágenes de este Corazón con la inscripción:

"Detente el Corazón de Jesús está aquí".

La historia narra que en efecto el azote se detenía muchas veces como por milagro ante dicha imagen protectora. Desde entonces la práctica se extendió a muchos países. En 1748 el Papa Benedicto XIV envió muchos de estos detentes a la Reina de Francia. Y consta que en la revolución francesa innumerables fieles se colocaron con el detente bajo la protección del Corazón de Jesús.

 

El Beato Papa Pío IX y el Detente 

En 1870, una dama romana, deseando saber la opinión del Sumo Pontífice Pío IX acerca del Detente del Sagrado Corazón de Jesús, le presentó uno. Conmovido a la vista de esta señal de salvación, el Papa concedió aprobación definitiva a tal devoción y dijo: “Esto, señora, es una inspiración del Cielo. Sí, del Cielo”. Y, después de un breve silencio añadió: “Voy a bendecir este Corazón, y quiero que todos aquellos que fueren hechos según este modelo reciban esta misma bendición, sin que sea necesario que algún otro sacerdote la renueve. Además, quiero que Satanás de modo alguno pueda causar daño a aquellos que lleven consigo el Escudo,

símbolo del Corazón adorable de Jesús”. 
Para impulsar la piadosa costumbre de llevar consigo el Detente, el bienaventurado Pío IX concedió en 1872, cien días de indulgencia para todos los que, portando esta insignia, rezasen diariamente un Padrenuestro, una Avemaría y un Gloria. 
Después de ello, el Santo Padre compuso esta bella oración: 

“¡Abridme Vuestro Sagrado Corazón Oh Señor Jesús! …Mostradme Sus Encantos, unidme a Él para siempre. Que todos los movimientos y latidos de mi corazón, incluso durante el sueño, os sean un testimonio de mi amor y os digan sin cesar:

Sí, Señor Jesús, yo Os adoro… aceptad el poco bien que practico… Hacedme la merced de reparar el mal cometido… para que os alabe en el tiempo y

os bendiga durante toda la eternidad. Amén”. 

¡Lleva siempre contigo la protección del Detente del Sagrado Corazón de Jesús! 
Al llevar con devoción y confianza este pedazo de paño con la Imagen del Sagrado Corazón, te podrás beneficiar de las Promesas Hechas Por Nuestro Señor a quien porte el Detente

Como Signo De Confianza En Su Amor Misericordioso: 
—“Les Daré Todas Las Gracias Necesarias Para Su Estado De Vida”. 
—“Les Daré Paz A Sus Familias”. 
—“Les Consolaré En Todas Sus Penas”. 
—“Seré Su Refugio durante la vida y sobre todo a la hora de la muerte.”

COPIA DE LA CARTA DE NUESTRO SEÑOR JESÚS

Preservada en una cajita de plata por Su Santidad El Papa y los Emperadores

y Emperatrices de la Fe Cristiana.

Santa Elizabeth, Reina de Hungría, con Santa Mathilde y Santa Bridget, deseando saber más acerca de la Pasión del Señor Jesús, ofrecieron le Fervientes Especiales Oraciones.  Así El Se Les Apareció, Revelándoles: “Baje Del Cielo A La Tierra, 

Para covertiros…  en tiempos pasados la gente cosechaba abundantemente;

En el presente esas son insuficientes, escazas  pobres.  Si desean tener ricas Cosechas ‘NO DEBES TRABAJAR EN LOS DOMINGOS, PORQUE EN DOMINGO

DEBES ASISTIR A LA IGLESIA, Y PEDIR A DIOS QUE PERDONE TUS PECADOS. 

EL TE HA DADO 6 DIAS PARA QUE TRABAJES Y UNO PARA QUE LO DEDIQUES

A LA DEVOCION Y EL REPOSO. TENDIENDO LA MANO A LOS POBRES

Y ASISTIENDO A LA IGLESIA.  Aquellas gentes que pelean e insultan  Mi Religión,

Como de esta Carta, Yo los perdonare.

MÁS AL CONTRARIO, QUIENES CARGAN UNA COPIA DE ESTA CARTA CON ELLOS, SERÁN LIBRES DE MORIR AHOGADOS O MUERTE REPENTINA.

Ellos serán liberados de enfermedades contagiosas como rayos – centellas… 

No morirán sin antes Confesarse, y serán libres del asecho de  sus enemigos como de autoridades mal intencionadas con calumnias y falsos testimonios… 

Mujeres en peligro a la hora de dar a luz, que carguen una copia de esta Oración,  sucumbirán inmediatamente dicha dificultad.

 En los hogares que se conserve esta Oración, el mal nunca entrara:

Y 40 días antes de la muerte de la persona que lleve consigo esta Oración, él o ella, la Virgen Santísima se les Aparecerá…

Así dijo San Gregorio.

Todos los devotos que recen Esta,  por tres anos, una vez por día,

2 Padrenuestros,  Aves María y  Glorias EN HONOR A LAS GOTAS DE SANGRE

QUE DERRAME, YO LES CONCEDERÉ 5 GRACIAS:

I.  LA INDULGENCIA PLENARIA Y EL PERDÓN DE SUS PECADOS

II. SERÁS LIBRE DE LOS DOLORES DEL PURGATORIO

III. SI MUERES ANTES DE HABER COMPLETADO LOS TRES ANOS,

RECIBIRÁS LA MISMA RECOMPENSA COMO SI LOS HUBIESES HECHO.

IV. AL MORIRTE SERÁ IGUAL COMO SI HUBIESES DERRAMADO TU SANGRE

POR LA FE SANTA.

VI.  BAJARE DEL CIELO A LLEVAR CONMIGO TU ALMA JUNTO A LA DE TUS FAMILIARES HASTA DE LA CUARTA GENERACIÓN.

 

A continuación se presenta dicha Carta:

“Que Se Sepa: El Número De Soldados Armados Fue De 150; Los Que me Arrastraron Atado Fueron 23.  Los Verdugos, 83; Los Golpes Recibidos En Mi Cabeza, 150; En Mi Estomago, 108; Las Patadas En Mis Hombros, 80.Fui, Atado, Llevado Arrastras Por El Pelo 24 Veces; Escupieron Sobre Mi Rostro 180 Veces; Fui Apaleado 6666 Veces En El Cuerpo; 100 Veces En La Cabeza.  Fui Brutalmente Empujado

Y a Las 12 En Punto Alzado.  Pinchado Con Espinas Y Tirado De La Barba 23 Veces; Recibí 20 Heridas En La Cabeza;  De Púas De Cecina, 72; Pinchazos De Espinas En Mi Cabeza, 110; Espinas Mortales

En La Frente, 3. Después Fui Azotado Y Vestido Como Un Rey De Burla.  Las Heridas En El Cuerpo, 1000. Los Soldados Que Me Llevaron Al Calvario Fueron 608; Me Miraron 3, Y Se Burlaron De Mi 1008; LAS GOTAS DE SANGRE

QUE PERDÍ FUERON 28,430."

Bendecida  por S.S. Papa León XIII, Roma, 05/05/1890

 Recibe el nombre de: "La Oración" y fue encontrada en el Santo Sepulcro de Jerusalén a finales de 1800. Se guarda hoy en el Vaticano en una caja de plata desde que el 5 de Abril de 1890 en Roma la recogiera el entonces Papa León XIII.

La carta relata al pie de la letra las Palabras de Cristo en Su aparición a los Santos.

Su propósito es la Consagración de las Gotas de la Preciosisima Sangre Derramada Por El Senor Jesús  en Su Camino Al Calvario.

Bueno, pensé en incluir la mencionada Carta, junto a la Estampa del Detente; a modo de que la puedan cargar en sus carteras o bolso, ¿no se?...

Claro que esta es una Revelación Privada y como tal no están obligados aceptarla/asumirla… mas se las comparto, puesto que está aprobada por la Iglesia. Aunque forme parte de las devociones descartadas después del Vaticano II.

Visitas: 2403

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio