Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Virgen de Regla de Chipiona

El culto a las vírgenes negras aparece en el mundo cristiano durante la etapa del medievo, en torno a los siglos XI y XIII. En realidad, no es más que la adaptación a los cánones del cristianismo del culto egipcio a la diosa madre Isis como símbolo de la tierra y la fertilidad, tal y como hicieran en su momento los griegos con Démeter, los celtas con Belisana o los romanos con Ceres.
Se tiene constancia también del culto pagano a Diana omo diosa negra de la tierra, siendo venerada en un templo octogonal concebido como santuario donde habitaba el espíritu de la deidad.
Muchos de los recintos donde reciben culto estas vírgenes negras están cargados de gran fuerza telúrica y fueron antaño lugares donde se practicaban rituales iniciáticos, algunos de carácter secreto.
Junto con los templarios y los cistercienses -comunidades religiosas que contribuyeron decisivamente a la consolidación, entre los siglos XI y XII, del culto público a la Virgen María como entidad independiente de Jesús-, la Orden de los Caballeros del Hospital de San Antonio, fundada en el siglo XII bajo el patrocinio de San Antonio Abad, fue una de las principales congregaciones propagadoras de la devoción a las vírgenes negras.
La tradición cuenta que el eremita San Antón veneraba en su Egipto natal a una Isis del periodo alejandrino como si de una imagen de la Virgen María se tratase, y que, al ser traída dicha efigie a Europa, comenzó en el viejo continente el culto a tan sugestivos iconos marianos. Ello debe tener cierto fundamento si tenemos en cuenta que la Isis egipcia fue venerada en varios puntos de Francia como una madonna cristiana, caso de la propia capital París, cuyo nombre se debe a los parisii, adoradores del popular mito egipcio.
Las vírgenes negras aparecen mencionadas en el Cantar de los Cantares: "nigra sum sed formonsa filiae Hierusalem sicut tabernacula Cedar sicut pelles Salomonis". Precisamente, la Orden del Temple, autorizada en el año 1118, tuvo su primera residencia en las ruinas del templo de Salomón, una construcción octogonal cedida por el rey Balduino de Jerusalén, el mismo monarca que dió carta blanca a la congregación.
Como hemos apuntado anteriormente, los templarios fueron grandes difusores de esta iconografía, y en varios de sus recintos sagrados se celebraban romerías en las que los asistentes se imbuían de la energía universal allí manifestada a través de la Madre-Tierra, personificada en la imagen de la virgen negra que presidía los cultos.
La mayoría de las vírgenes negras muestran unos rasgos morfológicos comunes: semblante hierático, rasgos orientalizantes aunque nunca negroides, mirada esotérica que cautiva a quien la contempla y actitud pasiva ante el espectador. Su disposición suele variar en función de su época de ejecución; así, las románicas se hallan sedentes, y la mayoría de las góticas de pie, sin que en ellas se refleje el naturalismo propio de otras efigies coetáneas de María.
Varias se hallan labradas en madera o piedra negra, mientras que otras han sido pintadas de negro (en algunos casos, ello no se hacía con el Niño al considerarse un color impropio para representar al Hijo de Dios), incluso las hay que en su origen lucían pintura negra que luego fue eliminada para convertirlas en vírgenes blancas.
Fueron también frecuentes las vírgenes negras en los lugares y caminos de peregrinación. La orden hospitalaria de San Antón, que hemos señalado con anterioridad, se estableció en el Camino de Santiago con el fin de auxiliar a los caminantes enfermos, de ahí que se extendiera notablemente la devoción a través de tan señero centro de peregrinaje.
Respecto al motivo de la piel negra de María en estos simulacros, son dos las hipótesis más aceptadas: la que establece que el negro es el color de la tierra que, fecundada por el sol, es fuente de toda vida -equiparable a la maternidad de la Virgen según la religión cristiana, por obra y gracia del Espíritu Santo-, y la que afirma que el negro era el color de las piedras a las que reemplazaron en el culto dichos iconos marianos. La adoración a la piedra negra, activa aún en el mundo islámico, era en muchos casos para pedir fertilidad física y espiritual.

Virgen de Monserrat de Barcelona

virgen de Guadalupe de Cáceres

Visitas: 1313

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Diego Sánchez en diciembre 4, 2009 a 5:01pm
Gracias amigo Romualdo, le echare un vistazo.....
Comentado por Conchita D. -Triana- en diciembre 3, 2009 a 11:40pm
Esos templos a los que haces alusión que tienen una gran fuerza telúrica, es simplemente porque los Templarios no construian sus templos en cualquier sitio, sino que escogían el lugar de acuerdo con unas leyes de energías así como de situación geográfica adecuada respecto al sol., ya que eran grandes conocedores del poder de las energías y de su aprovechamiento para prácticas iniciáticas, como también es cierto que las imágenes de la Virgen siempre eran negras.
Una buena entrada que da pie a muchas horas de charla.
Un saludo desde Triana.
Comentado por Antonio Moya Moreno en diciembre 3, 2009 a 11:14pm
Muy interesante Diego, yo he visto a la Virgen de Regla y a la Virgen de Montserrat y es curioso lo de la piel negra. Saludos.
Comentado por Diego Sánchez en diciembre 3, 2009 a 8:39pm
muchas gracias por vuestros comentarios, encantado de haberos enseñado algo nuevo jejeje
Comentado por Mickey en diciembre 3, 2009 a 6:47pm
Yo tengo entendido que a estas virgenes las ocultaban para que no caigan presa de los infieles y por eso se tonaban negras por el tiempo en que estaban escondidas.
Comentado por Emi(Angel macareno) en diciembre 3, 2009 a 6:42pm
Nunca te aostarás sin saber algo nuevo...y que verdad es, muchas gracias por enseñarme hoy lo de las Virgenes negras. Un abrazo desde la Alameda.
Comentado por tianera en diciembre 3, 2009 a 5:00pm
muy interesante informacio algo habia oido en los medios de comunicacion y es muy interesante
a la moreneta de barcelona la fui a visitar y pude besarla fue algo muy emotivo y me encantó todo el entorno es un lugar muy especial lleno de paz y espiritualidad se respira en cada rincon
y
Comentado por Miguel en diciembre 3, 2009 a 4:58pm
Asunto muy interesante no ya solo por el color de la piel. la relación que se observa en todas las religiones y en las tradiciones más ancestrales masculino-femenino es un asunto para meditar tranquilamente. FELICIDADES por el post.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio