Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


                                     
                                        EL GRAN PODER VIVE ENTRE NOSOTROS 

En la retina del alma reposa el gozo contemplativo de tu Rostro ciscado. Las espesas tinieblas del anochecer dejan entrever una intensa luz deslumbradora que nos conmueve. En la serenidad suave del mar en calma percibimos el tenue murmullo del oleaje y una brisa acariciadora que nos eleva a los confines del perenne y ensoñador Parasceve. Las remembranzas cinceladas en los recuerdos llaman una y otra vez al portalón del milagro y al tañer de las campanas, vivo eco del reloj de nuestra existencia. Alfa y omega entrelazan sus manos en un mismo tenor. Abundantes sombras forjadas sobre las acaloradas fachadas, contiguas a la Plaza de entre las plazas, propagan como murmullo la evidente existencia de Dios. 

Contemplamos su mirada espinada, en los hijos de la Ciudad que sufren soledad, nunca mejor acompañada que en la cercanía del Señor. Sentimos su abrasador aliento en el diálogo huérfano de palabras de quienes creían haberlo perdido todo, y en Él encuentran el más preciado tesoro de espiritualidad. Percibimos la aireada cadencia de su túnica al estremecer de corazones que palpitan ante la excelsa zancada que surca las entrañas de la Ciudad, en los que encuentran junto a las escaleras que elevan al Cielo, respuesta a sus necesidades más primordiales. No podemos ni debemos olvidar que la devoción universal al Señor se sustancia en la fe y en los pilares que sustentan siglos de vivencias y de Amor. 

Creemos en un Señor que camina cada día por las amarguras de sus hijos, cicatrizando heridas y levantando cuerpos repostados en el infortunio. Somos nazarenos de la Hermandad todos los días del año, en la Madrugá haciendo visible nuestro hábito oprimido por el esparto y el resto anidando en el interior nuestra inseparable túnica de ruán. 

Nuestros sueños nos llevan continuamente a la Plaza colmada de emociones, plegarias y de adormecidos vencejos del pasado que abrirán sus jaulas al candil de la noche portentosa de Sevilla para anunciar la inminencia aparición de la perfección Divina humanizada a su vuelta al amanecer. 

La más hermosa historia escrita en los legajos de los tiempos perdería rigor y sentido, si olvidamos a aquellas otras oscuras plazas, pobladas por quienes no tienen más techo donde cobijarse que la propia colcha transparente de la noche. No busquemos en otra parte, ellos son los cristos vivos que cargan la misma Cruz que cargó nuestro Señor, los vemos e incluso reconocemos, y tristemente pasamos de largo, alejándonos de la senda del Gran Poder al mismo compás de su zancada.

 

Visitas: 217

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por MANUEL en agosto 13, 2013 a 6:40pm

Han visto,amigo Jordi,tu hermoso y poético escrito como unas 73 personas...A nadie se le ha ocurrido decir ni pío...Esperemos que al menos se hayan impregnado de la profunda espiritualidad que se respira en tu parlamente...

Un abrazo.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio