Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


27/11/2009

Hoy hablaré de otro de los personajes de la Pasión de nuestro Señor, y como yo al menos estoy cansada de hablar de malas personas hoy toca el cambio de tercio y hago una revirá para enfilar el otro camino, el de la gente buena.

Hoy hablaré de un tío de María y por lo tanto tío abuelo del Maestro, José de Arimatea.

José de Arimatea del misterio del Traslado al sepulcro de la sevillana hermandad de Santa Marta, foto de http://cerero.blogspot.com/

Hablaremos hoy de este interesante personaje, per como todos los demás iremo9s por partes, comienzo.

Vida.

Personaje bíblico que según la tradición cristiana era el propietario del sepulcro en el cual fue depositado el cuerpo de Jesús. Otras tradiciones le atribuyen el traslado del Sudario, el Santo Grial y otras reliquias desde Jerusalén a otros lugares en la cuenca del Mediterráneo.
José era hermano menor de Joaquín, el padre de la Virgen María (Miriam en hebreo), lo que lo convierte en tío-abuelo de Jesús. Se deduce que se convirtió en tutor del nazareno después de la temprana muerte deSan José, el esposo de María.

José pertenecía al Sanedrín, y era decurión del Imperio Romano, una especie de ministro, encargado de las explotaciones de plomo y estaño. Un «hombre rico» según San Mateo; un hombre «ilustre» según San Marcos; «persona buena y honrada» según San Lucas; «...que era discípulo de Jesús» según San Mateo, «pero clandestino por miedo a las autoridades judías», según San Juan.

Lo cierto es que los cuatro evangelistas coinciden en contar el mismo episodio donde intervino San José de Arimatea. Jesús acaba de morir en la cruz, Pedro renegó de él por tres veces en público, los apóstoles asustados se dispersan, pero este hombre solicita al procurador romano Pilato que le permita dar sepultura al cuerpo de Jesús. Con la ayuda de Nicodemo (al que quiero investigar también), desclava el cuerpo de la cruz y lo sepulta en su propia tumba, un sepulcro nuevo, recién excavado en la roca, donde hoy en día se encuentra la basílica del Santo Sepulcro. Lo envolvieron en lienzos de lino y lo colocaron en la tumba con una gran piedra en la entrada. Por esto, la tradición cristiana lo tiene como patrono de embalsamadores y sepultureros.
Su festividad en el santoral se celebra el diecisiete de Marzo.

Su leyenda.

Según la leyenda, también recogió la sangre de Cristo con el Santo Griall, en el Gólgota (en hebreo Golgot: «cráneo» o «calavera»), lugar donde éste fue crucificado; aunque otra versión, en los evangelios apócrifos, indica que la sangre la recogió en el propio sepulcro. Estos evangelios también señalan que el lugar donde se realizara la última cena era propiedad de José de Arimatea (también se atribuye la propiedad del Tabernáculo a la famila Marcos famila de San Marcos el evangelista).

Tras la resurrección de Jesús, José fue encarcelado, acusado por los judíos de haber sustraído el cuerpo de su sepulcro. Se le encerró en una torre, donde recibió la visión del Cristo Resurrecto y la revelación del Misterio del que el Santo Grial es símbolo. «Tú custodiarás el Grial y después de ti aquellos que tú designarás», habrían sido las palabras de Jesús.

Después de ser liberado, y debido a la persecución de los judíos en Jerusalén, un grupo de cristianos embarcó en uno de los barcos de José y navegaron hasta las costas de Francia en el Mediterráneo. Acompañaban a José, entre otros, María la Magdalena, Marta, María la de Salomé (madre de los apóstoles Juan y Santiago), María la de Jacobé (madre de los apóstoles Santiago el Menor y Judas Tadeo), Marcial y Lázaro. Se convirtieron en los primeros evangelizadores de la zona.

En el año sesenta y tres, José de Arimatea se trasladó a las islas británicas, recordemos que hablamos de leyendas y por lo tanto cualquier parecido con la realidad puede ser pura coincidencia, estableciéndose en la ciudad de Glastonbury, donde fundó la primera iglesia británica consagrada a la Virgen y adonde, según leyendas de la Edad Media, llevó el Santo Grial.

Insisto en que esta última parte es toda leyenda ya que no se encuentra documentado con ningún papel oficial, ya que en la baja edad media europea no se seguía un registro exhaustivo de fronteras ni había certificados de empadronamientos, por lo tanto esta es una tradición oral que en algún momento se escribió.

Independientemente José de Arimatea fue una persona admirable que tuvo el valor que les faltó a muchos para pedir el cuerpo de su sobrino y amigo para darle sepultura cuando todos sus seguidores estaban siendo perseguidos, poniéndo de manifiesto el amor que le unía a Jesús y por lo tanto poniéndose en descubierto.

Trompeta -sangre con la ayuda de internet como inagotable fuente de información.


Saludos.

Visitas: 1758

Los comentarios están cerrados para este post

Comentado por trompeta-sangre en noviembre 30, 2009 a 2:20pm
Lo de tío abuelo viene del protoevangelio de Santaigo donde aparece que José de Arimatea era hermano de Joaquín, el padre de María, según este texto sería Tío de maría.
Comentado por Emi(Angel macareno) en noviembre 30, 2009 a 1:49pm
Se me ha quedado a medias el comentarío. Pues decía que la cantidad de literatura que hay sobre el Santo Grial, y la búsqueda incesante de él, y al final va a estar en Valencia, jajajajaja.Un abrazo Ana.
Comentado por Moy en noviembre 30, 2009 a 1:04pm
Muy bonita entrada, aunque no entiendo donde dicen lo de tio-abuelo.
Es la primera vez que lo oía
Comentado por Azahar y jazmín en noviembre 30, 2009 a 12:47pm
Ana, no te había puesto el comentario porque no sabia si lo había hecho. Te confieso sinceramente, que no sabía que José de Arimatea era tio de Jesús, Aunque sea leyenda, pero sería bonito que efectivamente hubiesen llegado a las costas europeas todos los amigos y seguidores del Maestro para evangelizarnos, un abrazo.
Comentado por Emi(Angel macareno) en noviembre 28, 2009 a 3:04pm
Magnífica entrada. Hay que ver la búsqueda que ha habído siempre del S
Comentado por esperanza jimenez vazquez en noviembre 27, 2009 a 5:40pm
Te felicito Ana, por los conocimientos que estás aportando a la comunidad sobre estos personajes unos malos malísimos y otros como José de Arimatea buena persona y valiente al no ocultar su relación con Jesús.

Un abrazo desde Triana.
Comentado por Túrbula en noviembre 27, 2009 a 3:30pm
Muy interesante la vida de José de Arimatea, reconozco que sabía poco de él, me parece muy acertado que nos lo muestres, ahora esperamos a Nicodemo. Gracias Ana.
Comentado por tianera en noviembre 27, 2009 a 2:11pm
bonita historia y bonita foto

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio