Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


         En plena floración de la primavera cofrade, se suceden actos, pregones, carteles, montajes, cultos, traslados y un sinfín de actividades necesarias o no, preámbulo de nuestra Semana Santa.

         Ahora da comienzo el tiempo de vivir con "nuestra hermandad" los preparativos, para que "nuestros Sagrados Titulares" salgan a impartir una catequesis viva por las calles de nuestras ciudades. Y ahora, también comienzan las críticas, la soberbia y la envidia en el mundo cofrade. 

          ¿Cuántas veces han escuchado a alguien criticar un exorno floral, o un bordado de un palio? En esos instantes, siempre me asaltan las mismas dudas y las mismas cuestiones. Cierto es, que todos los cofrades, aunque debiéramos decir, todos los cristianos cofrades, queremos lo mejor para nuestras hermandades, cuya función, no olvidemos, es la de acercar a Dios al pueblo. Pero, ¿con qué fin realizamos todas las mejoras e inversiones en patrimonio? Y los que las critican, ¿piensan que la imagen de una Virgen, vale menos porque su bordado no es bueno, o la cantidad de nazarenos es baja? 

         La riqueza de una hermandad, pienso, que se mide por la gente que está detrás de ella, y no por la riqueza patrimonial que pueda tener. Nos hemos convertido en esclavos de la crítica y de la envidia y hemos dejado atrás el verdadero significado de todo. Prima la forma y no el fondo. Aunque he de decir, que la forma es maravillosa. Nos abre y predispone el corazón para sentir a Dios y nos colma los cinco sentidos de experiencias inolvidables. Que hay que ampliar patrimonio y mejorarlo, conservar el que ya tenemos y trabajar por las obras sociales de nuestras hermandades es una gran verdad pero, los cofrades, tenemos que abrir la mente y colaborar entre nosotros, para que los valores del cristiano, no se pierdan en una sociedad que ha perdido la esperanza.

         Que la transparencia sea nuestra bandera, que las ansias de poder no nos posean y no sentirnos dueños de nada, solo de nuestra fe. Ser nube de incienso que acoja y se expanda, ser aroma de la flor, que impregne cada estancia, ser una llamada " tós por iguá" en pro de la semana que tanto esperamos, ser vela que ilumine en la oscuridad y ser las notas de una marcha, que se unan para hacer la más bella melodía. 

         Como en todo, para gustos, los colores, pero siempre desde el respeto y la tolerancia. Debemos recordar, que Dios y su bendita Madre, son la causa primera y última de las cofradías, y que detrás de ellas, hay gente que trabaja con cariño y mimo para que puedan lucir como merecen. Que a fin de cuentas, hay que alzar la vista y mirar el rostro de Dios, dejando atrás todo lo secundario, no por ello muy hermoso, y adentrarnos en la mirada de la fe. 

      

Visitas: 179

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Manuel Sanchez de los Reyes en marzo 9, 2015 a 7:52pm

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo primero es lo primero la fe, y las labores sociales que hacen las hermandades que no se ven, y que son enormemente necesarias y más ahora en estos tiempos de crisis. Y después apartar un poco las vanidades clásicas del patrimonio de las distintas hermandades "pero que también son necesarias en cierto modo para saberse encontrar la humildad interior, ya, en el interior de cada uno".

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio