Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Esperanza, esa luz al final de todo. Sentimiento de lo inalcanzable, de la duda, del deseo. Pilar etéreo, fuente de la ilusión, suspiro de la humanidad. Corazón de una ciudad Mariana, la Fe en una mujer encarnada.

 

¿Esperanza? Al otro lado del río, de Madrugada, con un puñal de dolor en su pecho anclado. De piel morena y cabellos oscuros, mujer de su barrio, capitana de los marineros. Y aunque sus lágrimas broten de sus ojos negros y caigan sobre el Guadalquivir, de pureza se llena Sevilla, ¡cuando cruza el puente la Reina de Triana!

 

Y a poca distancia, un poco más niña, O de Esperanza en la calle Castilla. La que el Viernes Santo sigue al Nazareno, ese que con su cruz de carey va con rostro sereno. Virgen pura de Castillo, de infinita hermosura, ruega por nosotros, llévanos siempre en tu seno.

 

¿Esperanza? Divinidad salesiana, llanto entrecortado de un rostro de inigualable belleza. Sus Cinco Llagas, le pesan, le amargan, le parten el alma. ¿Cómo se llama? María, la Fe sevillana, pero Trinidad también puedes llamarla.

 

Si insistes, también la llamaremos Gracia, porque de toda Ella está llena por obra de Dios. En San Roque, rezando a sus Penas, cargado con la Cruz arbórea de la Salvación. De ti nos enamoramos, Madre, cada Domingo de Ramos, porque desde el principio tu pueblo necesita de ti: de tu Esperanza.

 

¿Esperanza? Y Enfermera. Cura mi alma Señora, cuida siempre de tus Hijos. Divino tu Nombre y el Cordero de Dios que llevas entre tus brazos. Que con tu mano purificadora nos guíes, porque es tu Esperanza la que sacia nuestras almas.

 

Esperanza…Esperanza…Esperanza…

 

¿No es su pecho Esperanza? ¿No son sus esmeraldas el principio y el final de su mirada? ¿No son sus ojos el final de ese todo al que llamamos Esperanza? Y su manto, dorado y verde ¿No es Esperanza? Esperanza, Sevillano, es mirar su cara, es esperar nervioso para poder besar sus manos y salir pensando en que llegue el próximo año para volver a vivirlo todo. Es deleitarse con su rostro y quedarse en blanco a sus plantas, porque no te sale otra cosa que decirle ¡guapa!  Macarena, la Esperanza.

 

Esperanza, hermanos míos, es Ella. Da igual su advocación, simplemente es María, la perfecta discípula de Dios.

A la Esperanza, a María.

A Montero.

 

Visitas: 187

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por MANUEL en diciembre 20, 2014 a 7:04pm

Muy hermoso tu blog ,María Amor...Así es,Sevilla,ciudad mariana por excelencia y sus maravillosas vírgenes tan queridas por el pueblo fiel..

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio