Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


ESTEPA ENTRA EN EL ATLAS DE PATRIMONIO INMATERIAL DE ANDALUCÍA

 
Sabiduría y sentir estepeños quedan reconocidos como un registro exclusivo de Patrimonio Cultural Inmaterial.

Seguramente todos podríamos hacer una lista de algunos de los monumentos más importantes de nuestra localidad, pero lo que bastante gente desconoce es que muchas de nuestras tradiciones también son consideradas bines culturales y entran a formar parte de un exclusivo círculo cultural denominado Patrimonio Cultural Inmaterial.

El Atlas de Patrimonio Cultural Inmaterial de Andalucía registra, documenta, difunde y salvaguarda, a través de diversos medios adecuados, una imagen de Andalucía desconocida y poco valorada que permite a sus protagonistas reconocerse en las expresiones más vivas de nuestro Patrimonio cultural. Se trata así de sensibilizar a la sociedad en general y a los colectivos implicados en particular, sobre el valor de su patrimonio.

Las relaciones con los espacios y lugares donde se ejecutan o se expresan (parajes, barrios, iglesias, calles, fachadas, arcos) y los objetos que le son inherentes (esculturas, muebles, aperos, herramientas, imágenes) están también contemplados y son tenidos en cuenta. Sus fórmulas de transmisión y continuidad (publicaciones, estudios, tradición oral, museos, rituales, fiestas) son criterios clave para su salvaguarda.

Hace unos meses conocíamos la noticia de que el flamenco se convertía en patrimonio cultural de la humanidad y entraba también en el patrimonio cultural inmaterial. La UNESCO se encarga de la protección de algunas de las tradiciones o bienes culturales más arraigadas y conocidas que entran en la categoría de inmateriales cuando son algo que no puede palparse, como el flamenco.

Pues algo similar está ocurriendo con la creatividad, la experiencia y el saber hacer de Estepa, con esos valores intangibles que nuestras abuelas y abuelos tuvieron la paciencia y la pasión por transmitir de padres e hijos, de madres a hijas…

La UNESCO, en la “Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial” definió que se entiende por patrimonio cultural inmaterial los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas – junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes – que las comunidades, los grupos y, en algunos casos, los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

La incorporación de prácticas y procesos sociales, expresiones, conocimientos y técnicas a la noción de patrimonio cultural, otorga una visión plural con la presencia de nuevos actores sociales y nuevas voces tradicionalmente ausentes. Este patrimonio cultural es recreado constantemente, de año en año, por los diferentes colectivos sociales en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y de continuidad a lo largo de su Historia.

La localidad de Estepa está incluida en este proyecto que recoge el patrimonio inmaterial de Andalucía y de la que se han registrado hasta el momento los siguientes bienes patrimoniales divididos en distintas categorías:

En el ámbito de Rituales Festivos, se inscriben: la Semana Santa, la Romería de San José, la Octava de los Remedios y la Velá de Santa Ana.

Estos rituales festivos son manifestaciones colectivas que involucran o aluden a un determinado grupo social que lo protagoniza y a través del cual se expresan sentimientos individuales y colectivos, entendidos como un fenómeno cultural, objeto de estudio antropológico y considerado de valor patrimonial.

-La Semana Santa de Estepa:


Es uno de los más importantes acontecimientos que se produce cada año en la ciudad, desde el punto de vista religioso, celebrándose en la semana del primer plenilunio de la primavera. La Semana Santa de esta ciudad es una de las más importantes de toda nuestra tierra. Está declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

Son muchos los estepeños que acompañan a las imágenes vistiendo el hábito de nazareno o realizando la estación de penitencia portando sobre sus hombros las andas procesionales como costaleros.

La Semana Santa se vive durante todo el año en la ciudad y existe un Consejo General de Hermandades y Cofradías que se encarga de la organización de la Semana Santa y de agilizar trámites y acuerdos con las instituciones oficiales y de todo lo relativo a la Carrera Oficial.

-Romería de San José Obrero:


En Estepa, la Romería de San José Obrero se asocia al Día Internacional de los Trabajadores, el 1 de mayo. El origen de la fiesta está relacionada con la Hermandad de las Angustias, fundada por varios trabajadores.
La fiesta comienza en la Ermita de Santa Ana, con la carroza de San José Obrero tirada por bueyes y acompañada por otras carrozas hasta su llegada a la Ermita de San José Obrero, que se encuentra cercana al manantial de Roya. Desde allí vuelve a subirse al santo hasta la Ermita de Santa Ana.
En la sierra de Los Tajillos la fiesta continúa con una amplia participación popular de gente de todas las edades, incluyendo habitantes de los pueblos del alrededor. Familias y amigos hacen barbacoas y preparan comidas como salmorejos o tortillas.

-La Octava de los Remedios:


El origen de “La Octava” lo podríamos fechar en torno al 1743, recogiendo su máximo esplendor en los últimos 40 años. La fiesta organizada por la Hermandad Bendita Madre María Santísima de los Remedios, se celebra el tercer domingo de mayo. Dura cuatro días, donde las casetas, organizadas por hermandades o particulares, están ubicadas en el barrio “churretero”, desde la Iglesia de los Remedios hasta El paseo de Roya.

Ese tercer domingo de mayo es cuando la Virgen de los Remedios procesiona por las calles de Estepa. En torno a las doce de la noche es cuando tiene lugar la entrada a la Iglesia de los Remedios. Posteriormente, comienzan los fuegos artificiales. El lunes 16 de mayo, es fiesta local en la ciudad, tiene lugar “la Subida” de 12 a 12:30 la Virgen es paseada por su templo y a las 12:30 la suben a su camarín.

Asociada a esta festividad se relatan algunas anécdotas sobre la devoción que a esta Virgen en particular profesaban los bandoleros a la que, según la tradición popular, visitaban cuando regresaban a Estepa tras sus correrías por las campiñas y serranías de las tierras de Andalucía.

-Velá de Santa Ana:


La Velá de Santa Ana se celebra anualmente en Estepa en torno al 26 de julio. Se desarrolla en las calles más cercanas a la Ermita de Santa Ana donde se instalan adornos luminosos, atracciones de feria, casetas y puestos ambulantes. El primer día de Velá se colocan cucañas y juegos infantiles y juveniles en la Plaza de Santa Ana y se dan premios a los que consiguen los objetivos.

La elaboración de mantecados y pestiños está incluida en el ámbito de la actividad relacionada con la alimentación, donde no sólo se aborda el estudio de las cocinas en exclusividad, sino que se incluyen los elementos culinarios de elaboración y consumo colectivo, que se encuentran asociados a actividades festivas y productivas (recetas, maneras de hacer, catas, degustaciones, trucos de cocina, …). La elaboración de mantecados también se encuentra inscrita en la categoría de oficios y saberes, ya que incluye el conocimiento, la técnica o actividad económica de producción y transformación e implica un saber hacer representativo de un colectivo social y que se manifiesta en sentidos prácticos y simbólicos.


Expresiones como “mantecaera”, emborrizar”, “mondongueros”, “churreteros”, aljofifar”, “tacho”, “liao”, “cochura”; personajes como la Mamerta, la Colchona, y tantos otros que deberíamos tener en cuenta, son parte de un exclusivo imaginario colectivo estepeño, digno de contar y exportar.

De todos estos bienes patrimoniales, el que más define la identidad local de Estepa es sin duda la elaboración de mantecados.

Como señaló A. Tellez (2007), “rige el ciclo de vida de sus habitantes y es un referente de representación ideológica; aporta los ingresos más importantes a los estepeños; el trabajo en las fábricas de mantecado de Estepa, como ocurre con toda experiencia de trabajo, no sólo es parte de una realidad práctica y material vivida por sus protagonistas, sino del mismo modo cultural e ideática.

[…] Muchos de los contenidos culturales de la identidad socioprofesional de las mantecaeras son a su vez símbolos de identificación local de la comunidad estepeña. Numerosos elementos, tales como el argot profesional, los refranes y canciones en relación al trabajo, el tipo de relaciones sociales, su “economía temporal”, sus estrategias domésticas,… se convierten en referentes simbólicos de la identificación de Estepa con la fabricación de mantecados. […] Es el motor económico de la localidad, una actividad tradicional y altamente apreciada en el municipio; ofrece trabajo a las mujeres, en un contexto sociolaboral donde el desempleo es un problema notable; de prestigio, pues se considera que ser mantecaera es el mejor trabajo femenino del mercado local: representa para las mujeres un tiempo y espacio de sociabilidad especialmente femenina, lo que contribuye a la valoración positiva de esta actividad de mujeres. […]

[…] El trabajo en las fábricas de mantecado, más allá de su importancia económica, pasa a constituirse en un elemento emblemático que identifica a una sociedad – Estepa – con su producción. Por lo tanto el mantecado constituye un elemento objetivo sobre el que se ha creado la identificación local de esta comunidad. Podemos decir pues, que estamos ante una actividad industrial que al dotarse de elementos simbólicos, adquiere un carácter representativo para el colectivo de habitantes de Estepa que va más allá de su mera funcionalidad económica, puesto que con ella se identifican incluso aquellos sectores de la comunidad no directamente implicados en el trabajo en las fábricas.

[…] Aglutina a todos los sujetos con independencia de su posición en las relaciones de producción y el sistema de estratificación social.

Por todo esto, no es difícil comprender qué significa para ellos afirmar que “el mantecao es todo en Estepa” o que “sin mantecaos este pueblo no existiría”.

De hecho, ¿cuántos chascarrillos, saber popular e información profesional se habrá compartido en los corrillos de fábrica? ¿Quién sugeriría una nueva práctica que inspiró a tantos diseñadores industriales para mejorar las máquinas, motores, moldes y procesos? ¿Qué cabeza pensante añadiría un nuevo ingrediente de éxito en la producción? ¿Qué manos tuvieron el arte de practicar un nuevo pliegue en los envoltorios? ¿Cuántas mejoras técnicas se han transmitido de madres a hijas, de compañeras a encargadas?

Un orgullo, una perseverancia y una sabiduría que ahora se reconoce y valora.

Concha Martínez de Abellanosa
Revista de Feria 2011

Visitas: 503

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Salva en agosto 26, 2011 a 12:39am
Felicidades por tan merecido reconocimiento. Felicidades por la belleza de vuestro pueblo y vuestras tradiciones. En cuanto me sea posible lo visitaré. Un placer saludarte.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio