Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Evolución de la escultura de los crucificados-Románico (III)

Aunque la primera representación escultórica de Jesús en la Cruz data de un sarcófago romano de la segunda mitad del siglo IV, actualmente en el Museo Laterano de Roma, y pese al esplendor conocido por el tema durante el periodo bizantino, hemos preferido tomar como punto de partida el siglo XI, tanto por encuadrarse la iconografía dentro del primer gran estilo artístico europeo, como por producirse en dicha centuria los primeros simulacros españoles en bulto redondo. En España podemos establecer una cronología del arte románico entre los siglos XI y XIII. Fue un periodo artístico que tuvo como escenario casi todo el territorio de Europa, aunque su extensión no afectó a todos los países por igual ya que, por ejemplo, Francia vio nacer el arte gótico en el siglo XII.
La escultura románica, al igual que la pintura y la arquitectura, se caracterizó por las líneas severas, geométricas y arcaizantes, lejos de cualquier intención de reproducir fielmente la realidad. Fue mayormente una escultura de tipo ornamental, destinada a los relieves de frisos, capiteles, pórticos y arcadas, y a la que podríamos definir como una fusión entre la estatuaria romana, las formas nórdicas y los iconos orientales de Bizancio que penetraron a través de la Europa del Este. Asimismo, podemos hablar de una escultura eminentemente teocéntrica, concebida con una función didáctica para los fieles dado el gran analfabetismo que padecía la sociedad de la época.
Entre los temas religiosos, cobraron un especial desarrollo las cruces de orfebrería, las Theotokos o Vírgenes a modo de divino altar de Jesús Niño, al cual portaban entre sus brazos, y los Crucificados. En nuestro país, las primeras representaciones en bulto redondo de Cristo en la Cruz son el llamado Crucifijo de Don Fernando y Doña Sancha que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, cedido a San Isidoro de León en el año 1063, y el Cristo de Carrizo, hoy en día en el Museo de León. Ambas piezas, de tamaño académico, labradas en marfil y procedentes de un mismo taller de eboraria situado en León, presentan una fuerte influencia bizantina, acusada frontalidad, composición simétrica y rasgos deformados con el fin de acentuar la expresividad resaltando ciertas zonas del cuerpo, caso de la cabeza y los ojos.
Por lo general, el Crucificado se representa vivo, de forma antinatural y con tendencia a la abstracción. Las composiciones, realizadas en su mayoría en madera policromada al temple, son ordenadas, con la figura de Jesús mirando fijamente al espectador y sin mostrar señales de sufrimiento, subrayando el triunfo de la Resurrección de Cristo sobre la muerte por la Crucifixión.

Visitas: 3527

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Emi(Angel macareno) en noviembre 29, 2009 a 1:09am
Que hieráticas eran las figuras o imágenes del románico, y que piés tan desmesurados hacian. Muy interesante.
Comentado por concapaysombrero en noviembre 28, 2009 a 12:42am
Qué e parece esta imágen de Cristo en magestad???

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio