Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


FRAGMENTO DE UN VIACRUCIS ESCRITO POR EL FUNDADOR DE LA HERMANDAD DE LA BUENA MUERTE DE HUELVA, en 1915

Fray Gilberto Álvarez, Padre Agustino fundador de le Hermandad de la Virgen de Consolación y Correa en sus Dolores en 1921- hoy Ilustre y Agustiniana Cofradía del Cristo de la Buena Muerte y de la Virgen de la Consolación y Correa en sus Dolores, de Huelva, escribió variados y sentidos Viacrucis. Este texto pertenece a uno de ellos, escrito el 1 de abril de 1915. En esa fecha, el P. Gilberto estaba en Huelva como Rector del Colegio de los RR.PP. Agustinos en esta ciudad. Colegio que la Orden había adquirido en 1914 y que fue erigido canónicamente en febrero de 1915.

Si leemos el texto y miramos nuestros titulares, la relación de los mismos con su redacción, parece que  escenifican el martirio relatado en la 12ª y 13ª estaciones de este Víacrucis:

  

(12ª Estación. - Jesús muere en la cruz. . XII. La partida)

“ … Los labios de Jesús se tornaron a cerrar; los ojos despidieron su postrera luz, la cabeza bendita cayó lentamente sobre el pecho, y el último suspiro de aquel gran corazón fue a perderse …- ¿Dónde, Dios mío, dónde? - en lo más escondido, en el rincón más dulce y apenado del corazón de María!...

¡Guárdalo ahí, Madre adorada! ¡guárdalo para hacernosle oír en la hora de nuestra muerte! …”

(13ª estación. Jesús es bajado de la cruz y muerto en los brazos de su santa Madre. XIII. ¡Pobre Madre!)

Sí ¡Pobre Madre!; el último aliento de tu Hijo, refugiándose en tu corazón le ha desgarrado para siempre. ¡Pobre Madre!, Aquella cabeza bendita, inclinada haca ti, pedía tu regazo para doblarse y le negaron, madre mía, este postrer alivio.

¡Pobre Madre! Los ojos de tu Jesús, entreabiertos aún suplican, con esa expresión augusta de la muerte. Que sean tus dedos quienes entornen sus párpados, que aún gotean lágrimas y no puedes, Reina de los mártires, ¡no puedes hacerlo!

¡Pobre Madre! Ese cuerpo dislocado, contundido, sin sangre apenas, reclamó el descanso de la tumba, y no encuentras, mujer sublime, quien satisfaga este deseo ¿Dónde? ¿Dónde están los enfermos que sanó tu amante Jesús; ¿los muertos que resucitó, los tullidos a quienes dio energía? ¿Dónde están sus discípulos, sus amados? ¿Dónde está Pedro?¡Ah! ¡Todos le abandonaron y te abandonaron!

¡Pobre Madre! En vista de esta desolación, de esta soledad imponente, de esta ingratitud de tanto corazón desamorado, bien haces en exclamar con el profeta: - “¡Deteneos viandantes del camino de la vida, y ved si hay un dolor más grande que mi dolor!, (…)

(Lecturas cristianas que pueden servir de meditaciones en el Santo Ejercicio del Viacrucis, si esta se hace con solemnidad. Fueron compuestas por el P. Gilberto Blanco Álvarez. Agustino

….

Nota: estas lecturas se publicaron con fecha 1 de abril de 1915 en la Revista Católica: “España y América n.7 con este título “El Camino del dolor. Reflexiones de un alma el día de viernes santo

Visitas: 11

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio