Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Francisco Buiza Fernandez (1922-1983) imaginero de Carmona

Don Francisco Buiza Fernandez nace en Carmona, el 23 de abril de 1922. su padre ejercia la profesión de cabrero y su madre, trabajó como lavandera y costurera, eran 7 hermanos.

Ya a los 8 años, estando en el colegio Salesianos, comienza a hacer figuritas de nacimiento, vendiendolas o cambiándoselas a sus compañeros. En este colegio permanece hasta los 13 años y alli se estimula su interés por las artes plásticas, ya por aquella epoca, Buiza moldeaba figuritas con la cera que chorreaba de los cirios en Semana Santa.

En 1935, las penurias económicas lo fuerzan a obtener algún trabajo con el que ayudar a su familia. Hasta 1939 ejercerá en Carmona de agricultor, pastor, ganadero, etc., entre los que encuentra tiempo para hacer figuritas con raices de olivo que tallara con una simple navaja.

Conviene destacar aqui ahora brevemente, el panorama artístico de Carmona, la visita a sus templos, constituye el primer aprendizaje artístico del maestro. Crsito como el Crucificado de Animas, obra de 1.632 de Martin de Andujar o el Jesus en la Columna de la Iglesia de Santiago, influiran en su obra posterior

Durante estos años, también participa en certámenes y concursos locales, en los que siempre obtuvo premios y menciones. Todo esto configura una primera fase de aprendizaje eminentemente autodidacta.

Las malas relaciones entre sus padres, provocan que su madre decida venirse con sus hijosa trabajar a Sevilla, esto supone un paso importante en el desarrollo de su vocación artística.

Desde 1939 a 1945 trabaja como tallista en el taller de Francisco Vélez Bracho, donde aprende a gubiar la madera.

Por las tardes completaba su formación cursando dibujo y modelado en la Escuela de Artes y Oficios.

A partir de 1945 Buiza trabaja en el taller de Pedro Navia como modelista, donde conoce a jóvenes promesas, como por ejemplo, Ortega Bru, allí será también donde conoce a su gran maestro el escultor e imaginero Sebastián Santos Rojas, donde comenzó haciendo vaciados en su taller.

Empieza así una relación, que se irá estrechando hasta llegar a ser su discipulo predilecto desde 1946 a 1952 y su amigo a lo largo de su vida.

Tras el éxito de sus primeras obras Sebastian Santos le anima para que se instale por su cuenta. Así en 1952 comienza su andadura en solitario, su maestro acaba encontrándole uno en la calle Viriato.

En esta época Buiza se especializa en tallas de Niño Jesús.

El 1962 es un año clave en su vida, sofre un accidente de moto que lo lleva a estar hospitalizado un año, y que le dejara una cojera permanente,por entonces se encontraba realizando el Cristo de la Sangre para la Hermandad de San Benito, esta obra supone su culminación y su gran oportunidad para demostrar su talento, esta imagen la realizó prácticamente por el dinero de los materiales. A partir de entonces su prestigio artístico asciende y los encargos no cesan, al no tener hijos, su madre había comentado algunas veces con una sonrisa, que el Crsito de la Sangre era su nieto.

A pesar de esto, Buiza no fue profeta en su tierra, a pesar de contar con obras importantes en SEvilla y su provincia, son Cadiz y Malaga las que conservan lo más granado de su obra. Baste como muestra que las 4 Dolorosas que procesionan en la Madrugada de la Seman Santa de Cadiz, son obra suya.

Buiza ejercio tambien de maestro de una importante cantidad de escultores, asi Alverez Duarte, Berlanga, Miñarro, entre otros aprendieron de Buiza el oficio.

De los reconocimientos que tuvo en vida, le lleno sobre todo el que le realizó en Ayuntamiento de Carmona en 1972, organizado por todas las hermandades de Carmona, en el que se descubrió un azulejo en la casa donde nacio el genial escultor.

A lo largo de su vida perteneció a las hermandades de San Benito y Vera Cruz, en ambas se le consideraba hermano honorífico.

El año 1982 fue d eun intenso trabajo para él y fue cuando comenzaron los sínotmas de su dolencia, en 1983 es intervenida en la Cruz Roja de Triana, antes autoriza a su discipulo Francisco Berlanga, para que termine sus obras.

El 1 de marzo de 1983 fallecia Francisco Buiza de una larga y dolorosa enfermedad cancerosa.


Francisco Buiza Fernández era un gran admirador del arte del siglo XVII, sobre todo de dos artistas: Juan Martínez Montañés y Juan de Mesa. El primero fue el autor del inconmensurable señor de la Pasión de Sevilla; mientras que el segundo realizó la tallar por excelencia de la semana santa sevillana: el cristo del Gran Poder. Francisco Buiza se fijaría mucho en la obra de estos dos artistas andaluces del siglo XVII para realizar sus obras, copiando incluso algunos atributos de estos artistas.

Dejo una gran cantidad de obras en las difernetes provincias andaluzas y fue el referente de muchos imagineros de los que actualmente trabajan para nuestras hermandades.

Texto: Buiza, Pedro Ignacio Martinez Leal. Ed Guadalquivir. Año 2000

Visitas: 1355

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por el_pabilo en marzo 9, 2009 a 7:41pm
Desde Luego haces una gran labor recopilando toda est ainformación. De verdad muchas gracias.
Comentado por Felipe Bermudo en febrero 26, 2009 a 10:31am
Pues tienes razon amigo Salvador, Matilde Garcia, tambien fue discípula de Buiza y ayudo al maestro, ya cuando la enfermedad empezaba a mermar sus habilidades, junto con otros de sus discipulos en la terminacion de importantes obras como el Crsito de la Exaltacion de Málaga, o la que seria su obra postuma, el Cristo de la Humildad para Málaga, un saludo y espero ir dando mas pinceladas de esta genial artista

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio