Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


FRANCISCO BUIZA: SU LABOR COMO RESTAURADOR

FRANCISCO BUIZA: SU LABOR RESTAURADORA

Tras un periodo de ausencia de esta Comunidad, vuelvo a reincorporarme haciendo mis modestos aportes que espero ayuden a enriquecer, aunque sea escasamente, los interesantes trabajos que aparecen publicados en esta Comunidad. Y que mejor forma de volver que continuando con el tema que dejé inconcluso, ya que si bien en entradas anteriores he repasado casi al completo la producción imaginera del maestro Francisco Buiza, aún tenia pendiente varias entradas, como esta, en la que hablaremos de forma sucinta de otra gran labor que desarrollo nuestro artista a lo largo de su vida profesional, y que no fue otra que su labor como restaurador.

La labor de restauración de obras de arte ha estado rodeada siempre de polémica, más aún si hablamos de imágenes sagradas que concentran la devoción y el cariño de miles de fieles, que las sienten como algo suyo y cercano.

Hoy día las Hermandades a la hora de acometer la restauración de una imagen, el criterio que se impone es el del respeto a la obra original, sin que por ello el resultado final, en muchos casos, haya estado envuelto en polémica. Esta labor en la actualidad suele ser realizada por restauradores titulados, que con mayor o menor acierto tratan de devolver a la imagen a su estado primitivo, sin alterar la obra.

Este criterio, sin embargo, no era el seguido en muchos casos en la época que vivió Buiza, en ocasiones, eran las propias hermandades, las que encargaban a los imagineros restauraciones, que eran autenticas transformaciones de las imágenes, por motivos de gusto o estética, en busca de una mayor devoción o mayor calidad de la misma. En aquellos tiempos no se solía acudir en muchos casos a restauradores, sino que los encargos recaían en imagineros, los cuales tenían una mayor o menor formación para la restauración.

Esta polémica entre imagineros y restauradores llegó a uno de sus puntos más álgidos en 1981 tras la denuncia que el profesor Francisco Arquillo presento contra tres imagineros sevillanos: Ortega Bru, Alvarez Duerte y el propio Buiza, a raíz de las opiniones vertidas por estos en un artículo publicado en el Correo de Andalucía, referido a la restauración realizada por Arquillo a la Macarena.

Buiza, como uno de los imagineros más reputados de su época fue requerido por multitud de hermandades de toda Andalucía para actuar sobre sus imágenes titulares, por lo que a lo largo de su carrera fueron muchas la tallas que pasaron por su taller.

En el libro sobre Buiza de Pedro Ignacio Martínez Leal, se le caracteriza como un restaurador valiente, pero que a la vez sigue las técnicas tradiciones aprendidas de su maestro Sebastián Santos, siendo reacio a aplicar las nuevas técnicas de restauración que se imponían a finales de los años 70 ( la mayoría de las cuales se han demostrado no muy adecuadas). Analizando los encargos del artista, se puede concluir que además Buiza era un restaurador “barato”, lo que sin duda hizo que muchas hermandades con escasos recursos acudieran a él.

SU OBRA COMO RESTAURADOR EN SEVILLA CAPITAL:

Realizaremos un breve catálogo de las intervenciones del artista en imágenes de nuestra Semana Mayor, deteniéndonos algo más en aquellas en que esta fue más profunda y la imagen sufrió un mayor cambio estético.

1.JESUS ENTRANDO EN JERUSALEN: La imagen titular de la cofradía del amor que preside el conocido paso de la “Borriquita”, fue restaurada por Buiza en el año 1968.

2.JESUS DEL SILENCIO EN EL DESPRECIO DE HERODES: A esta imagen de la cofradía de la Amargura la interviene dos veces en 1959 y 1975, restaurando los pies y la peana de la imagen.

3.MARIA SANTISIMA DE LA AMARGURA CORONADA: En el año 1973 lleva a cabo una limpieza general de la imagen, restaura el perno de la cabeza que sujeta la corona y le realiza un nuevo candelero.

4.SAN JUAN EVANGELISTA. HERMANDAD DE LA AMARGURA: Esta imagen es intervenida en dos ocasiones, realizando una limpieza de la imagen, afianzando su estructura y arreglando parte de la cabellera. Es importante comentar que tras realizar la restauración de esta imagen, Buiza quedo prendado de la calidad de la misma, siendo desde entonces su modelo a seguir en la realización de sus tallas del discípulo amado, llegando a realizar incluso una copia del mismo para la Hermandad de Medinacelli de Cádiz.

5.NUESTRA SEÑORA DE LA PIEDAD: Le restaura las manos a esta imagen titular de la Hermandad del Baratillo en el año 1964.

6.JESUS DE LA ORACION EN EL HUERTO: Al titular de la Hermandad de Montesión lo restaura en el año 1976 y le realiza y policroma un nuevo cuerpo, que sustituye al que le había tallado en 1942 Castillo Lastrucci y encarna manos y pies. En este misterio restaura y policroma también la imagen del Angel.

7.MARIA SANTISIMA DEL ROSARIO EN SUS MISTERIOS DOLOROSOS: A esta Dolorosa de la Hermandad de Montesión la restaura en 1976, en origen la talla lucía una cabellera suelta, Buiza la retalla recogiéndola como una trenza sobre la espalda, le realiza un nuevo candelero, afianza la estructura de la obra y restaura su policromía.

8.NTRA. SEÑORA DE LA VICTORIA: A esta imagen de la Hermandad de las Cigarreras, una de las mejores Dolorosas que procesionan en Sevilla, según opinión del propio artista, le realiza una limpieza y le sustituye el candelero. Buiza quedaría maravillado con esta imagen, que siempre fue un modelo a seguir en su obra.

9.CRISTO DE LA CONVERSION DEL BUEN LADRON: A este portentoso crucificado del Viernes Santo le restaura la corona de espinas.

10.NTRA MADRE Y SEÑORA DE MONSERRAT: A esta Dolorosa la interviene en 1968 restaurando las manos de la misma que se encontraban deterioradas y con pérdidas de policromía.

Todas estas intervenciones, si bien importantes para la conservación de las imágenes, no supusieron un cambio estético de las mismas, si hay en cambio en Sevilla capital dos intervenciones de Buiza más profundas, en las que retalla la imagen y cuya fisonomía actual prácticamente desde entonces podemos atribuir al imaginero de Carmona. Analizamos ahora de forma algo más pausada estas dos Dolorosas.

NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO:


Esta hermosísima y para muchos gran desconocida Dolorosa del Domingo de Ramos, es una talla cuya autoría es difícil de establecer, se sabe que en 1618 se contrata la hechura del Cristo con el imaginero Juan de Mesa, en dicho contrato se incluye también la realización de una Dolorosa, ambas tallas figuran como entregadas a la Hermandad en 1620.

 

Por tanto la talla original de la Virgen del Socorro sería del autor cordobés. Durante caso dos siglos no se tiene datos sobre el estado de la imagen. En 1803 según consta documentalmente se encarga a una comisión de hermanos para “poner rostro y cuerpo de la Señora”, posiblemente esta restauración la llevara a cabo Juan de Astorga, hermano de la corporación en dicha fecha.

 

 

 

(La Virgen del Socorro, foto de 1920, con el aspecto dado a la Dolorosa tras la restauración de Astorga)

 

La imagen restaurada por Astorga es la que llega hasta principios del S. XX, en 1931 hay constancia de una restauración, pero no de en que consistió. En 1934 la talla sufre una nueva intervención a cargo del imaginero Antonio Castillo Lastrucci, intervención esta bastante poco afortunada, ya que el imaginero ante el encargo de suavizar los rasgos de la Dolorosa, lo hace llevando a la talla casi a la inexpresividad, perdiendo la misma gran parte de la unción que poseía y los rasgos mesinos que se aprecian en la imagen en fotos de principios de siglo.

 

(La Dolorosa a en los años 40 tras la restauración de Castillo Lastrucci)

 

La talla permanece así hasta el año 1967, cuando la hermandad encarga a Francisco Buiza la intervención sobre la misma, trantando de revertir los efectos de la restauración de Castillo y devolver a la imagen al aspecto de principios del S. XX. Buiza retalla el rostro de la imagen, dándole una mayor expresividad, la encarna de nuevo, repolicroma las manos y le realiza un nuevo candelero.

En conclusión, podemos determinar que en este caso, la intervención por parte de Buiza fue bastante afortunada y que el bello aspecto actual de la Dolorosa se lo debemos en gran medida al artista de Carmona, que supo recuperar gran parte de la belleza que esta talla atesoraba y cuyo origen parece estar en la gubia del maestro cordobés Juan de Mesa.

 

 

 

(Virgen del Socorro, aspecto actual de la talla).

MARIA SANTISIMA DEL ROCIO:

Otra de las tallas cuya “restauración” por parte de Buiza le supuso un cambio bastante importante es esta imagen titular de la Hermandad de la Redención.


La talla original, fue bendecida en 1955 y era obra del prolífico imaginero Antonio Castillo Lastrucci. Pero poco queda actualmente de la misma, ya que a lo largo de su corta historia ha sufrido varias restauraciones más encaminadas a la modificación de su aspecto, que al deterioro de la misma.

 

Durante la realización de la talla original Castillo recibió multiples indicaciones de las características que debía tener la misma, buscaban posiblemente los hermanos que la talla se alejara de la extensa producción de Castillo, para dotarla de un aspecto diferenciado. El resultado fue una imagen, que sin estar exenta de belleza, no gusto a un amplio sector de la hermandad, esto motiva que en el año 1959 sea enviada de nuevo al taller del imaginero para rehacer la mascarilla.

 

(La talla de la Virgen del Rocio en 1957 tal como la concibió Castillo Lastrucci)

El resultado tampoco llegó a convencer a los miembros de la hermandad, por lo que estos deciden acudir a otro imaginero para que mejore la obra, acuden en primer lugar al maestro Sebastian Santos, que declina intervenir en una obra de un coetáneo, se dirige a la hermandad estonces a un joven Buiza, que ilusionado ante la idea de poder mejorar una talla de la Semana Santa sevillana, acepta el encargo.

Buiza realiza una profunda intervención en la imagen, le afina el rostro y la policroma, dotándola de los grafismos que caracterizan su obra: cejas arqueadas, pómulos enrojecidos, boca entreabierta que deja ver los dientes superiores (que respeta los tallados por Castillo) y la lengua, ojos de cristal, etc.

 

El artista policroma de nuevo la imagen, resultando una Dolorosa de mirada frontal, aunque ligeramente hacia abajo, de ojos marrones, por sus mejillas resbalan cinco lágrimas, dos por la derecha y tres por la izquierda, la talla resultante tiene también cierto aire a la Esperanza Macarena. Posteriormente, en los años 70, le realiza un nuevo candelero a la imagen.


Con este aspecto, fruto de la intervención de Buiza es como la imagen ha llegado a nuestros días.

Podemos concluir que Buiza tuvo una importante labor restauradora y de conservación del patrimonio de nuestras hermandades y cofradías, tanto en Sevilla como fuera de ella, también podemos concluir que las dos tallas en la que su intervención tuvo una mayor repercusión, esta fue muy positiva, ya que ambas imágenes ganaron en calidad artística e unción religiosa, una recuperando gran parte de su esplendor perdido en anteriores restauraciones y a otra dotándola de una personalidad propia y alejándola de otras Dolorsoas de Castillo Lastrucci.

Espero que este repaso de la labor restauradora de Francisco Buiza en Sevilla os haya resultado amena e interesante, en próximas entregas incluiré un par de obras del artista que no están aun en mi catálogo de su obra y que gracias a la inestimable ayuda de otros miembros de esta Comunidad, he descubierto recientemente.

Visitas: 3633

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por MANUEL en febrero 16, 2011 a 10:36pm

La última polémica al respecto ha sido la de la Virgen de las Mercedes del Cautivo de Santa Genoveva..En mi modesta opinión ha quedado totalmente diferente a la de toda la vida,que me gustaba más que ahora....Con respecto al original y a la restauración,me quedo siempre,por muy hermosas que queden las imágenes, con la de siempre.

(La imagen original de Paz Vélez 1956)

(La restaurada por Carrasquilla en 2007)

Es notoria la diferencia,a mi gusto en este caso a peor...

Gracias por tan interesantísimo blog,amigo Felipe...

Comentado por ZAQUEITO en febrero 16, 2011 a 9:55am
me a encantado el reportaje. yo conocio en persona a buiza y le tengo gran estima  , mi virgen del socorro maravillosa.a dios por amor
Comentado por Jose M en febrero 16, 2011 a 12:13am

Muy interesante y amena tu entrada, aportando abundante y detallada informacion sobr la labor restauradora de Buiza en Sevilla capital, se echaban en falta entradas de este tipo en la comunidad, gracias Felipe por estar aqui de nuevo, un abrazo

Comentado por Puentiferario en febrero 15, 2011 a 1:10pm

Inserto fotos del Cristo de los Gitanos de Málaga, antes y despues de Buiza:

P3293416

 

Comentado por Puentiferario en febrero 15, 2011 a 1:02pm

Por cierto, para remodelación la que efectuó Buiza al Cristo de los Gitanos de Málaga. Retallo cara, cabello y manos y modificó totalmente la policromía. Estoy seguro que por encargo de la cofradía. Afortunadamente la talla no era la original sino una de posguerra.

El pobre Buiza ya ha empezado a recibir su propia medicina, su primera dolorosa, la Virgen de la Caridad de Málaga, la cual casi parecía más de Sebastian Santos que de él ya ha sido "mejorada" por su colega Dubé. En fin...

Comentado por Puentiferario en febrero 15, 2011 a 12:54pm
Por cierto me gustaría mucho que me facilitaras información sobre otra Virgen del Socorro que modificó Buiza, la Socorrica de Antequera, de la cofradía de arriba. Si pudieras facilitarme documentación de como era antes te lo agradecería mucho. Por lo que sé fue una transformación radical, vamos, que la de ahora es otra... si bien me consta que no era la primera "restauración" que sufría la pobre, consta una del XVIII.
Comentado por Puentiferario en febrero 15, 2011 a 12:49pm
Muy interesante el post. Comprendo tus conclusiones y reconozco la belleza del resultado final pero nunca veré correcto que estas cosas sucedan. Nunca daría mi consentimiento a que una imagen se rehaga para ser más bella o mejor talla. Para mi es un principio general. Si la Virgen es fea, fea se queda, que ya mejorarán las técnicas de restauración, los gustos o las esteticas. Ya habrán quién en el futuro la ponga en valor. La restauración debe ser siempre científica conservando lo anterior en la medida de lo posible. Tema muy, muy peliagudo.
Comentado por Diego Sánchez en febrero 15, 2011 a 12:23am

Una entrada magnífica de verdad amigo! Un gran trabajo de recopilación de datos e información y acompañado todo por éstas fotografías tan ideales. Más entradas de tanta calidad me gustaría ver por aquí... Espero tu próxima entrada!

Un fuerte abarzo.

Comentado por Antonio en febrero 14, 2011 a 9:50pm

Magnifico tu trabajo, enhorabuena paisano.

Comentado por Quetintubocofrade en febrero 14, 2011 a 7:54pm
Que conste que yo no he escrito nunguna palabra malsonante para que me la tengan que censurar con un monton de ridiculos asteriscos, No se si en ridiculo tambien apareceran los asterisquitos, Esto  es, cuando menos de una simpleza insultante.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio