Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La villa de Estepa había dedicado su devoción a la Santísima Virgen María en su advocación de Asunción desde la reconquista de la villa por Fernando III el 15 de agosto de 1240. Sin embargo, en los siglos XVII y principalmente en el siglo XVIII se veneraría también y se levantarían iglesias en su honor con la advocación gloriosa de Remedios, Carmen o Concepción como impulso de la proliferación de los rosarios públicos. Las hermandades de penitencia y cofradías también la honrarían con referencias a las letanías el rosario como Reina de la Paz o con referencias a los pasajes dolorosos: Dolores o Soledad. A finales del siglo XIX y mediados del XX, las hermandades que rindieron culto a nuevas Dolorosas o de reciente fundación optaron por los títulos del Spes Nostra de la Salve, la calle de la Amargura de la pasión del Señor o las Angustias de Ntra. Sra, que recordaba a una antigua advocación en la villa.

Cuando en 1991 la Hermandad de los Estudiantes decide incluir a una Dolorosa entre sus titulares se decide por la advocación de Mª Stma del Valle, en referencia al pasaje “In hac lacrimarum valle…” procedente del rezo del Salve Regina. Sin embargo, esta advocación no era nueva en la ciudad, y así, la Hermandad de los Estudiantes volvía a dar culto a María en esta advocación que cayó en el olvido o se perdió con el paso de los tiempos.

Para comprender cuál es el origen de esta advocación de Mª Stma del Valle, no podemos pasar por alto la cercanía de una ciudad que la nombró como patrona y que pudo jugar un papel importante en la llegada de esta advocación a Estepa. Esta ciudad sería Écija o Astigi, sede de una diócesis y a la que perteneció Estepa u Ostippo hasta la conquista de los almohades.

¿Y cómo llego a la ciudad de Écija la devoción a la Virgen del Valle? Pues, después de la reconquista, los nuevos pobladores cristianos construyeron a las afueras del núcleo urbano de Écija una ermita similar a las existentes en sus lugares de origen –regiones del centro y norte de España. La situación topográfica de la ciudad en un paraje llano a las orillas del río Genil hizo que se nombrara como Valle. La Cofradía de la Virgen del Valle fue fundada en Écija a mediados del siglo XIV, siendo en su origen una cofradía hospitalaria destinada principalmente a socorrer a sus miembros y en acción benéfica a los demás. La Virgen fue nombrada patrona de la ciudad en el siglo XVI.

Otra leyenda cita que la veneración a la advocación de la Virgen del Valle en esta ciudad es mucho más antigua y data del siglo VI, cuando San Leandro, arzobispo de Sevilla, regaló al obispo de Astigi, San Fulgencio, una imagen de la Stma. Virgen. Sería su hermana Santa Florentina la que le da el título de Santa María del Valle.

Ntra. Sra. del Valle. Patrona de Écija

En Estepa la primera cita que encontramos en referencia a la devoción a la Virgen del Valle se encuentra en la dedicación del retablo mayor de la desaparecida Ermita de San Antonio Abad. La ermita fue fundada en 1730 por don Antonio Miguel Fernández, presbítero, y don Miguel de Santalbáez, encargándose a José de Medina en Antequera la imagen de San Antonio Abad. La ermita se levanta en un terreno que estaba dedicado al cultivo y a la ganadería, cerca de un arroyo y manantial, y ofrecía a los ganadores y agricultores la posibilidad de rezar en una ermita cercana. En 1748 comienzan a agregarse más hermanos ermitaños y los fundadores temen que los padres conocidos como de la religión de San Antón reclamen la ermita y sus bienes para su orden por estar dedicada a San Antonio Abad. Por eso, mandan hacer una imagen de la Virgen a José de Medina dándole la advocación de Ntra. Sra. del Valle y nombrándola la titular del santuario. Al mismo tiempo, Pablo de Traba le encarga a don Benito de Ita del Castillo, de Sevilla, una imagen de San Pablo Ermitaño para colocarla en un altar frontero a San Antonio Abad. En 1752 se concluyen las obras en la ermita y se colocan las imágenes en sus altares llevándolas en procesión desde la Iglesia de la Asunción. En 1830 la ermita se declara inhábil y las imágenes, y posiblemente el retablo, son trasladadas a la Iglesia de los Remedios. Ntra. Sra. del Valle de Estepa es una obra de bulto que ha perdido la imagen del Niño Jesús con el devenir de la historia.

Ntra. Sra. del Valle - Ermita de San Antonio Abad

La elección de la consagración del retablo mayor a Ntra. Sra. del Valle pudo estar determinada por la cercanía de la ciudad de Écija y la notoriedad de esta advocación en esta ciudad a mediados del siglo XVIII, dándose la coincidencia de que la ermita fue levantada en el camino que conducía a Écija.

Recreación de la ermita de San Antonio Abad

Abrevadero de San Antonio Abad

No se puede dejar de mencionar tampoco que la regencia al Valle aparece en la Salve Regina, una de las oraciones más populares y conocidas a la Virgen María, originalmente una antífona en lengua latina, y se reza como parte del Santo Rosario que tanta popularidad tuvo en el siglo XVIII:

Ad te suspiramus, gementes et flentes, in hac lacrimarum valle.

A ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas.

Este valle de lágrimas hace referencia al mundo como un lugar de sufrimiento y penas al que el ser humano tiene que enfrentarse desde el pecado original. Se menciona también en el Antiguo Testamento en el salmo 23 como “valle de la sombra de la muerte”, lo que implica la tristeza como parte del mundo físico y, por tanto, de la existencia humana. Pero en el salmo 83, versículo 7, según la Vulgata de San Jerónimo, aparece que “cuando pasen por el valle de las lágrimas lo convertirán en manantial y aun lo llenará de bendiciones” (“in valle lacrymarum, in loco quem posuit! Etenium benedictionem dabit legislator”). Este valle de las lágrimas se llena de bendiciones a raíz de la felicidad dada por estar con Dios y en Dios, y la alegría que define la existencia se hace presente. En las oraciones que se dedican a la Virgen María aparece como mediadora de los hombres en este valle de lágrimas o mundo de sufrimiento, e intercede por todos los creyentes.

La nueva referencia a la advocación de María Stma del Valle en Estepa ocurrirá en septiembre de 1990 cuando a través de D. Santiago Pérez y D. Santiago Machuca se adquiere en Sevilla la imagen de la Virgen a D. José Pérez Conde para ser la titular Dolorosa de la Hermandad de los Estudiantes. La talla data del siglo XVIII y se atribuye a las gubias del imaginero Diego Roldán. A propuesta del Hermano D. Antonio Espinosa, la imagen de la Virgen del Valle se ofrece como Patrona a la Policía Local de Estepa. La imagen de la Virgen del Valle fue recibida a su llegada de la capital en la Casa-Hermandad de las Angustias, donde fue preparada para su bendición el domingo 17 de febrero de 1991 en la Ermita de Santa Ana. Después de su bendición fue trasladada por los hermanos de Las Angustias y la Policía Local de Estepa en solemne procesión hasta la Iglesia parroquial de San Sebastián donde fue recibida por los hermanos de Los Estudiantes. En esta procesión la Virgen del Valle pasó por la calle que lleva su nombre y que celebró verbenas en su honor en el barrio de la Coracha.

Mª Stma del Valle - Hdad. de los Estudiantes

Visitas: 367

Los comentarios están cerrados para este post

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio