Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Anales de la Hermandad de la Divina Pastora de Triana

Amparo Rodríguez Babío


A modo de anales y con el sabor de una crónica antigua, queremos ofrecer esta reseña sobre la historia de la Hermandad de la Divina Pastora de Triana, corporación que en el pasado año 2005 celebró el CXXV aniversario de su fundación, y que en este año 2008 ha sido elegida para presidir el Pregón de las Glorias.

1813: nace en Sevilla, hijo de Miguel Mijares y de Manuela Blanco, Miguel Mijares, futuro fundador de la Hermandad de la Divina Pastora. En su juventud profesó en la Orden Capuchina, de donde, sin duda, aprendió a amar a María en esta sevillana advocación, la más sevillana de todas, puesto que le fue revelada a fray Isidoro de Sevilla, ilustre predicador capuchino.
1859: El padre Mijares, capuchino exclaustrado es enviado a la parroquia de Santa Ana de Triana: Por su gran valía le dio el Arzobispo colación del curato y beneficio de la populosa parroquia de Santa Ana de Sevilla en el barrio de Triana, al que santificó con su celo pastoral y con su caridad inagotable, pues todas sus rentas las repartía a los pobres (1) En estos primeros años su labor pastoral en el barrio da abundantes frutos, como lo demuestra la conversión al cristianismo de una familia anglicana: En la iglesia parroquial de Sra. Sta. Ana, barrio de Triana extramuros de Sevilla, en el día 15 del presente mes [abril] y año, tuvo lugar una fiesta suntuosísima en el bautismo de una familia protestante, compuesta de los padres y siete hijos, el mayor de 19 años y de 11 meses el menor (2). Como padrinos de la ceremonia actuaron los Duques de Montpensier.
También por estas fechas, era el Padre Mijares el Director Espiritual de las Escuelas Dominicales, institución benéfica creada para la alfabetización y formación cristiana de jóvenes sin recursos. En la de Triana recibían educación cerca de 400 muchachas con edades comprendidas entre los 9 y los 20 años.
1865: En fecha indeterminada el padre Mijares adquiere a Gabriel de Astorga una imagen de la Virgen. El 31 de agosto da comienzo la primera novena a la Divina Pastora, que finalizará el 8 de septiembre, día de la Natividad de la Virgen María. La Infanta María Luisa, Duquesa de Montpensier, costea, asimismo el retablo para la imagen, que en un inventario de 1884 (3) es descrito así: Mesa de altar y retablo de madera pintada y adornos dorados: la imagen de la Divina Pastora en el centro, en la parte inferior la del Divino Pastor, a los lados dos ángeles y en la parte superior una pintura del Sagrado Corazón de Jesús (4).
En esta época y hasta 1970, fecha de la restauración de la parroquia, el altar de la Divina Pastora se encontraba en la nave de la epístola, en el lugar que antaño ocupaba el altar del Sagrado Corazón de Jesús (5).
1878: Primera referencia impresa a unos cultos a la Divina Pastora en el Boletín Oficial del Arzobispado de Sevilla: Cultos en Sevilla. Comencemos por manifestar, que el P. Alpens, Capuchino, ha celebrado con éxito edificante un triduo consagrado a la Divina Pastora en el templo parroquial de Triana, a excitación del celoso párroco Sr. Mijares. Triana, barrio poblado por mucha gente pobre y olvidada de Dios, ha oído la voz del misionero con verdadero espíritu cristiano (6)
1880: El 1 de marzo a la edad de 67 años, fallece el padre Mijares, siendo sepultados sus restos en el cementerio de San José de Triana. El fervoroso devoto y propagador del culto a la Divina Pastora, no pudo ver culminada su obra y murió sin conocer la aprobación eclesiástica de la Hermadad. Su partida de defunción se conserva en el archivo parroquial, donde se nos dice que la causa de su óbito fue reblandecimiento del cerebro, lo que nos hace pensar en alguna enfermedad neurológica o algún tipo de meningitis.
1881: El 24 de febrero el Arzobispo de Sevilla D. Joaquín Lluch y Garriga aprueba los estatutos de la Hermandad de la Divina Pastora de Santa Ana. Estas Reglas son actualmente el documento más antiguo conservado en el Archivo de la corporación. Se componen de catorce artículos: en el primero se establecen los fines de la Hermandad, en el segundo y el tercero se legisla sobre la admisión de hermanos, los dos siguientes y el decimosegundo se ocupan de la composición de la Junta de Gobierno, del sexto al octavo se trata de las elecciones y cabildos, y en el noveno y decimocuarto se establecen los cultos anuales.
Las Reglas están encuadernadas en damasco azul con cantoneras y escudo de plata. En su interior encontramos una preciosa y romántica ilustración de la Divina Pastora, tal y como se apareció a fray Isidoro de Sevilla.
Ese mismo año, la Virgen sale por primera vez en procesión para recorrer las calles del barrio.
1882: En el Boletín Oficial del Arzobispado de Sevilla aparece una reseña de la procesión de la Divina Pastora, la segunda desde su aprobación canónica: En dicha tarde [1er domingo de junio], salió una lucida procesión de la Iglesia de Señora Santa Ana con la amabilísima imagen de la Divina Pastora, llevando la procesión numeroso acompañamiento, piquete de infantería y música (7).
1883: En Sevilla Mariana, publicación religiosa dirigida por José Alonso Morgado, Bibliotecario del Arzobispado, aparece una interesante reseña de la Hermandad, por ser contemporánea de los años de su fundación. No sólo narra Morgado los pasos dados por el Padre Mijares, sino que da los nombres de sus primeros componentes de la Junta de Gobierno: En nuestros mismos días, háse visto con sumo regocijo por los fieles devotos de esta Soberana Señora, dedicársele nueva Efigie, Altar y Hermandad, en la Iglesia Parroquial de Señora Santa Ana, del Arrabal de Triana, hecha por el escultor D. Gabriel de Astorga, que costeó a sus espensas el P. Fr. Miguel Mijares, Religioso Capuchino exclaustrado, cordialísimo devoto de la Divina Pastora, siendo cura y beneficiado de aquella Iglesia, el año de 1865, promoviendo con incansable celo entre sus feligreses, tan dulce y consoladora devoción. Al efecto fue auxiliado en los gastos que ocasionó el magnífico retablo, donde se venera la Santísima Virgen, por la Serenísima Sra. Infanta Dª. Mª. Luisa Fernanda de Borbón, y se inauguró su estreno con una solemne Novena, en los días que precedieron a la fiesta de la Natividad de nuestra Señora. Estos cultos se continuaron por la solicitud del expresado Sr. Cura, anualmente, en los mismos días, a que añadió también la celebridad, de otra fiesta en la Dominica llamada del Buen Pastor, festividad propia de su Santa Madre la Divina Pastora, y el mes de mayo consagrado a María por la Iglesia, se le dedicaba a esta Señora con gran solemnidad.
Posteriormente, se ha creado a fines del año de 1880 una fervorosa Hermandad, por iniciativa de D. José García Pérez, especial devoto de la Divina Pastora, celebrándose al efecto una reunión el día 1º de Noviembre, para determinar lo conducente al logro del deseado fin. En ella se acordó la redacción de la Regla, la que concluida de escribir a la mayor brevedad, se presentó para su aprobación en Cabildo celebrado el 21 del referido mes, y aceptada por unanimidad, se procedió a la elección, nombrándose Presidente al Sr. D. Antonio López y Pérez, Pro., Cura de la misma Iglesia; y Mayordomo, al mencionado D. José García Pérez fundador de la Hermandad. A propuesta de este, se acordó celebrar la inauguración con una solemne fiesta el Domingo 12 de Diciembre, predicándola el expresado Párroco su digno Presidente, quien exhortó a los hermanos al cumplimiento de la Regla y Estatutos, y a la perseverancia en los cultos, para gloria del Señor y honor de su Santísima Madre la celestial y Divina Pastora de las Almas. Y así lo han verificado en los años siguientes, celebrando la función principal de su instituto el día 8, segunda Domínica de Mayo de 1881, y sacando procesionalmente aquella tarde la hermosa Imagen por las calles de Triana, con grande júbilo y entusiasmo de todos sus moradores. Por último el próximo pasado de 1882, se le consagró solemne Mes de María, con su fiesta y procesión el primer Domingo de Junio; y el presente se dispone a celebrar su Novena y acostumbrados cultos, con el fervor y devoción que anima a sus hermanos y fundadores, que además de los nombrados son los Sres. D. Luis López, Pro., Fiscal; D. Francisco Cardeña, Secretario 1º; y D. Manuel Jiménez, Secretario 2º, con otros varios, merecedores todos de las mayores alabanzas
(8).
1884: Tan sólo tres años después de la aprobación de sus Reglas, se solicita un cambio en la fecha de la procesión. El documento, conservado en el Archivo del Palacio Arzobispal de Sevilla, propone como fecha de la misma el mes de junio, lo que se mantuvo durante bastantes años: habiendo acordado la Hermandad de la Divina Pastora establecida en la Iglesia Parroquial de Sra. Santa Ana en el Barrio de Triana sacar procesionalmente a su Divina imagen la tarde del Domingo ocho del actual a las
cinco de la tarde por las calles de su feligresía, el que suscribe [D. Francisco Cárdenas], en nombre de la expresada corporación recurre y Suplica a V.E.I. se sirva conceder el oportuno permiso para que pueda llevarse a efecto dicha procesión
(9).
1885: Tras la supresión por parte de las autoridades civiles del cementerio de San José, los restos mortales del Padre Mijares son trasladados a la Parroquia de Santa Ana, y enterrados bajo el altar de la Divina Pastora, donde permanecen en la actualidad.

De los años finales del siglo XIX, así como de los primeros del XX, apenas tenemos más datos que ofrecer. De momento, esta es la información que hemos encontrado en archivos y bibliotecas. La escasez de noticias viene avalada por la gran laguna existente en el archivo de la corporación para esta época. La inexistencia de una Casa de Hermandad, o de un lugar fijo donde custodiar los enseres de la Hermandad, propiciaron, sin duda, el reparto de documentos en los domicilios de sus oficiales.

1916/1917: Por testimonios orales y gráficos, sabemos que la Divina Pastora llegó a procesionar en el Corpus Christi de Sevilla. En esta época, otras imágenes trianeras, como las de Santa Ana y la Virgen, también acudieron a la magna procesión.
1939: Se estrena la canastilla de alpaca plateada, obra del orfebre Andrés Contreras, el 10 de septiembre, día de la salida procesional (10). Es la que posee actualmente.
1958: Tiene lugar en Sevilla, la I Semana Deportiva, en el estadio de la Macarena, presidida por la Divina Pastora de Capuchinos. Estos actos se inscriben dentro del patronazgo sobre el deporte, que al menos desde 1947, ostentaba la Divina Pastora de las Almas (11). La idea era que cada año, una imagen de la Virgen de dicha advocación, presidiera las competiciones deportivas.
1959: Varios enseres son estrenados este año: un juego de varas y las maniguetas del paso de Andrés Contreras. La Virgen lucirá además una diadema de plata sobredorada repujada y adornada con piedras finas.
1964: La Divina Pastora protagoniza una procesión fluvial, quedando recogido el testimonio gráfico en el Boletín de las Cofradías de Sevilla junto al siguiente comentario: Nuestras Hermandades están siempre dispuestas, cuando se les pide su cooperación, para algo que reporte beneficios para la ciudad. Con motivo de la celebración de los festivales deportivos, y siendo la Divina Pastora Patrona de cuantos ejercitan el deporte, constituyó un acontecimiento popular la procesión fluvial con la imagen bendita, en la presente ocasión con la Divina Pastora de las Almas, de la Hermandad trianera de Señora Santa Ana (12). Acompañaron a la Virgen, numerosas barcas de Triana, que con bengalas encendidas dieron gran belleza y singularidad a la procesión.
Algunos hermanos antiguos recordaban que en este año de 1964, la Divina Pastora fue nombrada oficialmente Patrona del Deporte Nacional, siendo alcalde de la ciudad D. José Hernández Díaz, el ilustre historiador, que llegaría a ostentar el nº 1 en nuestra corporación. La búsqueda en los archivos y hemerotecas del documento que corrobora esta información, ha resultado hasta la fecha infructuosa. Creemos que el nombramiento pudo ser efectuado en el transcurso de la ceremonia de apertura de los juegos deportivos, sin que quedara una constancia expresa del mismo.
Lo cierto es que la Divina Pastora centralizó en torno a su hermandad trianera el patronazgo deportivo, indefinido en un primer momento, y que las circunstancias históricas harían recalar en Triana.
1968: El Ayuntamiento de Sevilla regala a la Virgen una rosa de plata tras los Juegos Deportivos Municipales de Otoño. Numerosos clubes de fútbol comienzan a visitar a la Divina Pastora en Santa Ana, antes de su enfrentamiento con los equipos de la ciudad.
1969: La Divina Pastora es visitada por los componentes del Sporting de Gijón, Mestalla e Ilicitano.
Es recibido como hermano el tenista Manolo Santana. En el archivo de la corporación se guarda testimonio gráfico de su recibimiento, así como una simpática fotografía dedicada por el vencedor de Wimblendon.
1970: Los equipos de fútbol Sabadel y Salamanca visitan a la Divina Pastora.
1971: Tras la restauración de la parroquia de Santa Ana, y bajo un criterio discutible, el altar de la Divina Pastora es desmantelado. La Virgen y el Divino Pastorcito son trasladados a un altar neoclásico situado junto a la Capilla de las Ánimas en el trascoro. Esta capilla había pertenecido a la malograda hermandad de la Sexta Angustia. Esta imagen, fue mudada a su vez, a la Capilla de las Confesiones. Actualmente, este bellísimo grupo de la Piedad, recibe culto en la antigua Capilla Bautismal.
También en este año, la Divina Pastora vuelve a cambiar su paso por un vehículo motorizado: un jeep del ejército de Tierra la lleva una vez más al estadio de Chapina para presidir los Juegos Municipales de Otoño. Allí era colocada en un pequeño altar, bajo un dosel de terciopelo rojo, y rodeada de flores. Quedan en el archivo de la Hermandad, fotografías de estos Juegos y de grupos de pequeños atletas junto a la Virgen, a la que, sin duda, ofrecerían sus triunfos en las pistas.
1975: Con motivo del XIV Campeonato Nacional de Salvamento y Socorrismo se regala a la Virgen un salvavidas de plata, que todavía conserva y suele lucir en besamanos y procesión anual.
1980: Llegados a esta fecha, cien años después de su fundación, la Hermandad se encuentra en un estado de postración total. Al llegar su primer centenario, nada se organiza ni celebra.
Olvidada en su altar del trascoro de la Parroquia de Santa Ana, cuidada tan sólo por la entrañable Aurora Alonso, su camarera, pasa los años la Divina Pastora. Casi nadie recuerda su vinculación con el mundo deportivo. Nadie habla de su patronazgo sobre el Deporte.
1990: Un grupo de jóvenes trianeros decide reorganizar la Hermandad con la ayuda inestimable del párroco D. Juan Martín Pérez.
1991: Tras casi quince años sin cultos, se celebran el triduo y la función principal en septiembre, editándose además un boletín informativo.
1992: Se acometen las restauraciones de los respiraderos en el taller de Antonio Pérez Barrios, del Divino Pastorcito por Fray Javier Díaz de Julián y de la parihuela por Manuel Caballero.
Se recuperan las relaciones con el mundo deportivo, recibiéndose la visita de D. José Luis Núñez, Presidente del F. C. Barcelona.
1993: Tras diecisiete años sin salir procesionalmente, el 19 de septiembre, la Divina Pastora vuelve a pasearse por las calles de Triana.
En esta ocasión se estrena el nuevo simpecado, de terciopelo azul y galones de plata, con una pintura en el óvalo central de Francisco Maireles.
En las nuevas Reglas de la corporación se aprueba la inclusión como titular de la Beata, hoy santa, Ángela de la Cruz, que fuera bautizada por el padre Miguel Mijares en 1846 en la parroquia de Santa Lucía.
1994: La Hermandad recibe la distinción Trianera del año en la Velá de Santa Ana.
1998: Se diseña la página web de la Hermandad en la que se pueden encontrar datos sobre su historia, enseres, imágenes etc.
1999: La Hermandad organiza el I Trofeo de Fútbol Sala Divina Pastora en el que participaron doce equipos de corporaciones sevillanas, resultando vencedor el de la Hermandad de la Estrella.
2000: Con motivo de unas obras de remozamiento de la capilla, se hizo patente la necesidad de reparar el altar ante el mal estado que presentaba. El desmantelamiento del mismo puso de manifiesto que muchas de sus piezas estaban afectadas de carcoma, humedades y hongos, por lo que nada se pudo salvar del retablo neoclásico.
Durante la Navidad de este año se monta en el presbiterio de la parroquia de Santa Ana un singular misterio compuesto por la Divina Pastora, el San José parroquial y el Niño Jesús de Santa Ana.
También en este año comienzan las reuniones de la Confraternidad de Hermandades de la Divina Pastora para preparar los actos conmemorativos del III centenario de la advocación en 2003.
2002: El estandarte es enriquecido por el hermano bordador y vestidor de la Virgen, José Luis Gómez Gonzálvez. Fernando Aguado restaura uno de los borregos. También se bendice el Banderín de Juventud realizado en recorte sobre terciopelo azul por José Luis Gómez Gonzálvez.
2003: Enseres de la Hermandad son expuestos en la Casa de la Provincia con motivo de la exposición celebrada por el III Centenario de la Divina Pastora.
En la procesión de septiembre se estrenan los candelabros y el llamador.
2004: La Divina Pastora protagoniza el cartel anunciador de las Glorias editado por el Consejo General de HH. y CC. y pintado por Gustavo Adolfo Domínguez.
Al término de la función principal, el 12 de septiembre, se inaugura un retablo cerámico de la Divina Pastora en la fachada exterior de la parroquia que da a la plazuela de la Sacra Familia.
En la salida procesional la Virgen estrena una preciosa saya de otomán dorado bordado en oro realizada por el hermano José Luis Gómez Gonzálvez.
2005: Se celebra el CXXV aniversario de la fundación de la Hermandad. La corporación organizó charlas, conferencias, una exposición de enseres y varios actos litúrgicos, el más sobresaliente de los cuales fue, sin duda, la salida extraordinaria de la Divina Pastora. En unas andas la Virgen recorrió las calles de Triana en un emotivo rosario de la aurora cantado por sevillanas.
2006: Siempre atenta a los éxitos deportivos en Sevilla, la Hermandad invitó a la salida procesional septembrina al presidente del Sevilla F. C. José María del Nido, como reconocimiento a los títulos conquistados ese año por el equipo: la Copa de la UEFA y Supercopa de Europa.
2008: La Divina Pastora es elegida para presidir el Pregón de las Glorias.

NOTAS
1. ARDALES, J. B. de: La Divina Pastora y el Beato Diego José de Cádiz. (Sevilla, 1949). P. 748.
2. Boletín Eclesiástico del Arzobispado de Sevilla, sábado 30 de abril de 1859, nº 28, p. 365 y ss.
3. A.G.A.S. (Archivo General del Arzobispado de Sevilla). Administración General, Inventarios, legajo 690. Inventario de la Parroquia de Santa Ana del año 1884.
4. Citado por RODRÍGUEZ BABÍO, A.: Santa Ana en tiempos del Padre Mijares en Boletín de las Cofradías de Sevilla, nº 559, septiembre de 2005. Pp. 634-639.
5. RODRÍGUEZ BABÍO, A.: Santa Ana en tiempos del Padre Mijares en Boletín de las Cofradías de Sevilla, nº 559, septiembre, 2005. P. 635.
6. Boletín Oficial del Arzobispado de Sevilla. 1878, mayo, 31, nº 984, p. 355.
7. Boletín Oficial del Arzobispado de Sevilla. 1882, junio, 17. Nº 1195, p. 302.
8. ALONSO MORGADO, J.: Breve Reseña Histórica de las Imágenes de la Divina Pastora que se veneran en varios templos de Sevilla en Sevilla Mariana, 1883, nº 44.
9. RODRÍGUEZ BABÍO, A.: Una salida procesional de la Divina Pastora de Santa Ana en Boletín de las Cofradías de Sevilla, nº 511, septiembre, 2001. P. 32.
10. MARTÍNEZ ALCALDE, J.: Anales Históricos: la Pastora de Triana. Parroquia de Santa Ana en Divina Pastora 125 aniversario (1880-2005), p. 27.
11. Vid. al respecto el artículo citado más arriba de MARTÍNEZ ALCALDE, J., así como el aparecido en el Boletín de las Cofradías de Sevilla, nº 559, septiembre, 2005, titulado Ciento veinticinco aniversario de la Hermandad de la Divina Pastora de Triana., pp. 631-633.
12. Boletín de las Cofradías de Sevilla, septiembre, 1964, contraportada del mismo.

Visitas: 870

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por ZAQUEITO en mayo 12, 2009 a 9:04am
que buena eres ya veremos por alli a dio con el amor

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio