Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Sencillamente, es nuestra manera de sentir. Para nosotros, no es una simple fiesta religiosa; para los sevillanos, y para los que sienten Sevilla como si fuera suya, son los días de la Pasión y Muerte de Jesús. Y qué Pasión, hermanos, qué divino sentimiento, nosotros somos así y lo expresamos con nuestra fe, con la devoción y con el arte. 

La Cuaresma llega a su fin, cuarenta días y cuarenta noches, en los que hemos arropado a Cristo y a su Madre por cada esquina, en cada capilla y por cada calle. Los sentimos de frente, con el corazón en un puño, besando sus pies y manos, conteniendo el aliento y los suspiros para ni si quiera hacer ruido; o viéndolos alejarse, mientras nos enamoramos y santiguamos ante sus divinas siluetas, en vía-crucis y traslados, embriagándonos del perfume de las flores que duermen a su vera. 

Son los días del contacto directo, de fijarnos en los detalles, de ir abriendo nuestros sentidos a lo que ha de llegar. Es la espera de que se cumpla el sueño, de que se desborde el sentimiento, de mirar a la Madre del Señor con ternura, y susurrarle al oído que no llore más, que en Sevilla no habrá dolor sino alegría, en cada Hermandad, nazareno y costal.

 

¿Os habéis fijado, sevillanos, en que el Gran Poder ya va estando más cansado? Id a su basílica y después decidme, si su rostro no espera ser consolado. Las sombras, la cera y los ángeles de su canastilla, esperan ser bendecidos, con los pies del Señor sobre su paso, para anunciar que en pocos días, su calvario nacerá en San Lorenzo y expirará por Triana en la misma calle Castilla.

 


María ya no quiere vestir de hebrea, no porque no le guste, sino porque el tiempo se acaba. Se acaba y empieza, podemos decirlo así, porque Ella mejor que nadie sabe que en catorce días su Hijo volverá a sufrir. Y mira que te decimos guapa, que te adoramos con ese manto de Guadalquivir y cielo, pero para qué nos vamos a engañar, Madre, entre varales y bambalinas, nos gustas mucho más. 

Minuto a minuto, hora tras hora y en el discurrir de esta cuenta atrás, esperaremos a que con el florecer del azahar llegues como cada año, regalándonos sonidos que entre cornetas y tambores, nos anuncien que el Señor ha cruzado el Salvador entre palmas y ramas de olivos.

Y cuando haya llegado, el incienso se convertirá en aire para respirar, y las lágrimas de María serán agua bendita, de la que nunca nos podremos saciar: pues ésta es nuestra espera, nuestra Semana Santa y nuestra manera de querer. 

A José Antonio Montero.

A todos vosotros, gracias.

Visitas: 654

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por paco en marzo 11, 2013 a 10:04am
Muy bonito texto,muy sentido y ahora ya.sólo.queda mirar al cielo y pedir q no nos.llueva,que nos dejen disfrutar de nuestra semana santa.
Las dolorosas ya de hebrea,sacándole brillo a los dorados ya la plata,preparándonos para nuestras salidas penitenciales,ya está aquí,ya llega,ya no hay tiempo ni para ponerse nerviosos.
Muchas gracias por darnos estas bonitas palabras.
Comentado por Santy (Angel Macareno) en marzo 11, 2013 a 9:25am

Hola Maria.

Que bonitas palabras nos dejas, la verdad es que este tiempo de espera se disfruta mucho con nuestras hermandades, ya se empiezan a preparar los pasos, se ultiman los estrenos y a la vez tambien un poco de nerviosismo con las predicciones meteorologicas. Son muchos dias de espera que tiene su recompensa con la llega de nuestra Semana Santa.

Gracias por darnos la oportunidad de poder leer estas maravillas, enhorabuena.

Besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio