Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


LA ESTRELLA QUISO IRSE DE TRIANA en 1902

Escrito por Jose Maria Lobo en el Boletin de la Hdad. de la Estrella de Febrero de 2009.

Se conocía un intento de la Estrella de trasladarse a San Marcos en los comienzos del siglo XX, pero también existió otro, anterior, para ocupar la Capilla del Dos de Mayo. A continuación ofrecemos el extracto del artículo publicado al respecto el Boletín de las Cofradías de Sevilla en su número 600 del pasado mes de enero. Menos mal que aquello no prosperó.

Con el argumento de no haberse fundado la Hermandad en la Iglesia de San Jacinto, de no poseer en propiedad los altares donde se veneran las Sagradas Imágenes, ni tener local donde poder guardar los enseres y además contar con una nómina de hermanos en la que la mayoría no eran ni vecinos de Triana, unido a las continuas disputas que se producían entre las hermandades existentes en el mencionado templo de San Jacinto; la Hermandad de la Estrella, después de cambiar, en 1902, su día de salida, del Domingo de Ramos al Miércoles Santo, para no coincidir con la del Santísimo Cristo de las Aguas, como sucedió el año anterior en el que debido a la lluvia coincidieron en la entrada al templo; con fecha 11 de abril, solicita su traslado a la Capilla de Ntra. Sra.
del Rosario, de la calle Dos de Mayo.

La Hermandad trianera no fue ajena a las grandes y diferentes crisis sufridas por todas nuestras cofradías en el periodo comprendido entre la mitad del siglo XVIII hasta el último cuarto del siglo XIX, y en 1835 traslada sus Imágenes a los altares del crucero de la Iglesia de San Jacinto e intenta su resurgir sin resultado. En 1859 lo vuelve a intentar y en 1880, con mas éxito y gracias a la ayuda del sacerdote Eusebio Ortega, celebra un solemne acto, el 28 de noviembre, en honor de las Imágenes Titulares, únicos bienes que quedaban, iniciándose un proceso de reorganización en el que se redactarían dos nuevas reglas, aprobándose las segundas en 1890 y volviendo a salir en Estación de Penitencia, después de 83 años sin hacerlo, en la tarde del Miércoles Santo.

Desde entonces siguió saliendo, alternando días, hasta llegar a 1902 que lo hizo en la tarde del Miércoles Santo, con túnicas, los nazarenos del Señor, de cola blanca y antifaz negro y los de la Virgen, con túnicas blancasr y antifaz celeste. En aquel momento, principios del siglo XX, Triana seguía siendo el más importante de los siete arrabales existentes en Sevilla. El arrabal contaba con cincuenta calles, varias plazuelas, cementerio y mercado de abastos, unos mil quinientos edificios y cerca de dieciocho mil habitantes, censo superior al de algunas capitales de provincia de la época. Con esta perspectiva de barrio y con este potencial, la Hermandad, inmersa en un periodo de florecimiento y preocupada mas, por los inconvenientes de tener que compartir la iglesia de San Jacinto que por la acogida y devoción que le podía dispensar la gente del arrabal, se fija y solicita la Capilla del Rosario, que en estado ruinoso, se encontraba situada frente al edificio de la Maestranza y dentro de lo que fue Parque de Artillería, que D. José Gestoso y Pérez en su obra “Sevilla Monumental y Artística” nos la describe diciendo que construida para el servicio de los obreros “Es muy pequeña, de planta cuadrada, de forma de cruz griega, con los brazos muy cortos y sin el menor adorno. En su retablo mayor se venera una efigie de la Virgen del Rosario, de tamaño mitad del natural, de escaso mérito y muy barroca. En el altar del lado de la epístola un pequeño Crucifijo, y en el frontero Ntra. Sra de los Dolores. Ambas sin interés. (...) La
Hermandad además de pedir su traslado a la capilla, solicita la unión con la hermandad, allí existente, de la Virgen del Rosario y requiere autorización para poder hacer las obras oportunas con las que adecentar y dejar la capilla en condiciones de poder hacer una vida de hermandad, con sus cultos y salidas procesionales correspondientes. Dicha petición la hacen al Provisor del Arzobispado, con fecha 11 de abril, mediante documento que firman el Hermano Mayor Honorario; el Hermano Mayor Efectivo, José J. de Ayala y Llamas; el Teniente de Hermano Mayor y posterior Hermano Mayor, Gonzalo del Águila; el Consiliario Primero y Ex- Hermano Mayor, Manuel Canela y Vargas Machuca; el Fiscal y Ex–Hermano Mayor, Emilio de la Vega; el Mayordomo; el Prioste Primero; y el Secretario Primero. El escrito tiene entrada en el Arzobispado y es remitido, con fecha 15 de abril, al Señor Cura propio de Señora Santa Ana, para que informe sobre la mencionada instancia; informe que emite, con fecha 21 de abril del mismo año, en sentido negativo, manifestando no estar de acuerdo con todo lo que se expresa en el escrito. Entiende que los inconvenientes surgidos entre las hermandades se pueden resolver, y por el contrario, ve el disgusto que se le puede originar a la gente del barrio por privarle de unas Imágenes que en Triana tuvieron su origen, aunque en diferentes iglesias, pero que según las circunstancias se le han venido dando mas o menos culto y que lógicamente tienen sus devotos. Al mismo tiempo hace la observación que en el caso de traslado, los altares se quedarían vacíos y no se cuenta con otras imágenes para sustituirlas.

Gracias a este informe negativo, la Hermandad de la Estrella no se ha movido de su barrio de Triana.

Visitas: 129

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por antonio (nitto) en febrero 20, 2009 a 11:56am
la estrella en san jacinto....
la estrella en triana...

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio