Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


     Me encuentro tomando un desayuno en un café y me viene a la memoria la grandeza de la amistad debido a que un amigo que trabaja en el establecimiento lo han trasladado de lugar en su trabajo y, me temo -cosas de la vida-, como suele pasar muchas veces, que al igual que los amigos que nos fuimos apartando según las carreras por las que nos inclinamos, y que a pesar de esta amistad cimentada con el tiempo, pueda ésta llegar a enfriarse según vayan cayendo las hojas del calendario porque por su nuevo destino nuestros encuentros se encontrarán más esparcídamente en el tiempo y el lazo de unión que hasta ahora teníamos nunca será igual.

 

     Casos como éste, bien entre amigos del mismo sexo como del opuesto se da –diría yo- desgraciadamente con demasiada frecuencia y es una pena al mismo tiempo que por ley de vida, dado el valor incalculable y la necesidad que tenemos de la amistad, ocurra tan frecuentemente.

 

     He querido aprovechar la situación del amigo que se marcha –pudiese ser cualquiera de los vuestros, queridos lectores- porque es una relación de hombre a hombre, sincera y verdadera, que provoca una herida difícil de cicatrizar, para ensalzar a la misma.

 

     Esto que estaba pensando entre bocado y bocado a mi tostada me hizo pensar en todo lo que rodea a la amistad. ¡Qué pobres son los que no la tienen! Porque con este hombre –nuestro protagonista-, al que no viene al caso decir su nombre, he pasado momentos alegres, divertidas conversaciones, momentos de confianza plena, situaciones duras, tristes y difíciles, el ver cómo te pide consejo completamente entregado y confuso mientras al mismo tiempo apreciaba la confianza reflejada en su rostro o bien esperando respuesta que le aliviase de algún problema. Pero no fue sólo conmigo, sino que esa amistad la compartió con muchas otras personas dado su carácter cordial y sociable que le hacía ganarse la simpatía de todos.

 

     Somos los humanos, gracias a Dios, seres sociables que hace que convivamos primero, nos relacionemos después, se creen vínculos más tarde, así hasta llegar a necesitarnos los unos a los otros llegando a provocar una relación sincera que no es otra cosa que el dar sin esperar nada; el ayudarse en los momentos difíciles; complementarse en un trabajo en común; sinceridad y confianza.

 

     En estos momentos en los que me acuerdo del amigo –lejos ya del barrio- es cuando espero que llegue el día en que vuelva al lugar que le corresponde y me estoy acordando, mientras termino mi tostada, de aquellas letras de las sevillanas que hace ya años hicieron famosas los “Amigos de Gines” cuando decían “algo se muere en el alma cuando un amigo se va….”, aunque en este caso no sea lejos de nuestro lugar habitual de encuentro hasta la fecha.

 

     Mientras me iba haciendo todas estas reflexiones que me venían a la mente una tras otra como si de una cascada se tratase, terminé el café, pagué, lo miré a la cara y mientras me decía que su cambio de destino era para mejorar adivinaba en sus ojos la tristeza por la pérdida de tantos amigos al mismo tiempo pudiendo percibir la grandeza de su humanidad. Así que, con todas estas ideas que me daban vueltas en la cabeza, me marché a casa y me puse a escribir. La amistad lo merecía.

Visitas: 484

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por sonia en agosto 1, 2011 a 1:58pm
Hola Javier, tranquilo pierdes el dia a dia con él pero en el corazón y en el pensamiento  cada mañana cuando vayas a por tu tostada estará, así q la amistad continuará. La verdad  es q tenemos una vida tan ocupada de obligaciones q no nos queda tiempo para cultivar la amistad y dedicarle el tiempo q requieren , pero los buenos amigos siempre estan a tu lado aunque no los veamos. Muchos besos!!!
Comentado por Emi(Angel macareno) en agosto 1, 2011 a 1:33am
Se van dejando tantos retazos de corazón por el camino...
Comentado por Luciano Carrasco Rojas en julio 31, 2011 a 10:41pm
Pues es verdad, quien tiene un AMIGO, tiene un tesoro y, en estos tiempos que vivimos, aún más. Un Abrazo

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio