Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Hoy 5 de Mayo de 2011 se cumplen 2524 días del cierre de Santa Catalina. Santa Catalina es en sí misma una isla. Aislada física y metafóricamente. Físicamente porque en todo el casco antiguo de la ciudad, quizás salvo las Iglesia de Santa Ana, San Esteban  y Onium Sanctorum, no existen otros templos cuya fábrica arquitectónica sea el templo solo en sí mismo, es decir sin edificios ni dependencias anexas a él. No tiene edificios que la apoyen ni sostengan, rodeado solo por calles de paso, Juan de Mesa, Alhódiga, Santa Catalina y Plaza Ponce de León. Esta circunstancia a la larga posiblemente también haya influido en su abandono, pues si esos edificios hubieran existidos, bien fueran dependencias parroquiales, casas particulares, o edificios oficiales, quizás nunca se hubiera llegado a la situación actual sino que se le habría dado una solución en más corto plazo, presionado por los propios usuarios de esos mismos edificios.

 Pero no siempre fue así. Hasta el último cuarto del siglo XIX tenía adosadas unas casas en la zona de Ponce de León, junto a la torre, en la plaza llamada por aquel entonces Plaza de la Paja. En 1868, en los planes urbanísticos de la época, este templo era de tal manera una isla considerada estorbo, que se pensó hasta en derribarla para hacer una avenida que se adentrara en el centro. Afortunadamente eso no ocurrió, pero sí que da la impresión de que sigue estorbando para algunos a tenor de la cuenta que le echan.

Metafóricamente parece también una isla. Una Isla abandonada y sin vida en el mismo casco histórico de la ciudad sin que a mucha gente le importe nada esta situación. La vida fluye enérgicamente a su alrededor, gente que van de un lado para otro. Terminal de autobuses junto a ella, que la convierten en zona de paso de miles de personas diariamente que ni se inmutan ante semejante dejadez cultural. En cambio la soledad, el desasosiego y el abandono viven muy dentro de esta isla que por el poco interés que despierta bien pudiera llevar el nombre de  un trozo de tierra baldía en medio del Caribe que además existe en el Archipiélago de San Andrés en Colombia. Curiosamente el templo de San Andrés también se llevó once años cerrado. Esta isla de origen volcánico y sin habitantes abarca solo un Kilómetro cuadrado, se encuentra casi abandonada y curiosamente se llama la Isla de Santa Catalina.  Casualidades de la vida.       José Javier Comas González

Visitas: 515

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Salva en mayo 6, 2011 a 11:17pm

Te entiendo perfectamente y lo comparto, como te decía al principio. Y es cierto que se ha perdido un tiempo precioso.  Pero afortunadamente no va a desaparecer, como desgraciadamente ha ocurrido con tantos otros magníficos edificios.

Ojalá Sevilla conservara todo su patrimonio perdido, aunque no hubiera dinero para restaurarlo de inmediato.

De todos modos, entiendo tu desconsuelo. Y mis deseos son para que abrais el templo cuanto antes. Un cordial saludo.

Comentado por José Javier Comas González en mayo 5, 2011 a 11:25pm
Pues entonces nos sentiremos satisfechos de que todavía no se haya caido. Pero de todas formas los siete años de vida que hasta ahora ya le han quitado no se los devolverá nadie. Perdona pero para mi eso no es ningun consuelo. Las barbaridades que en otro tiempo se hicieran no justifican la que se está cometiendo ahora
Comentado por Salva en mayo 5, 2011 a 10:29pm

Entiendo perfectamente tu postura y la comparto. Adoro el arte, la historia y la arquitectura. Si por mí, fuera, tan noble edificio ya estaría restaurado. Y si por mí fuera, también su entorno se adecuaría a su magnífica estética. Pues algunos edificios de los años 60, 70, y 80, afean bastante su entorno. Pero esto es otro asunto.

Te he dicho otras veces, que a pesar de todo, debes sentirte afortunado. Santa Catalina ha tenido la enorme suerte de llegar con vida a nuestra época, en la cual, si todavía no se ha restaurado de forma integral, será por mil causas, entre otras, quizás la mala gestión por parte de quien corresponda, en el magníficamente restaurado palacio arzobispal.

Como decía y aunque no sirva de consuelo, afortunadamente, Santa Catalina no va a desaparecer porque somos muchos los seres civilizados y sensibilicidados con el arte, la historia, y la belleza. Ya no se puede especular con su solar, ni se puede abandonar.

Más tarde o más temprano volverá a abrir sus puertas y a cobijar a tu amada hermandad. Ojalá sea pronto, y todos lo veamos.

Siéntete bien, porque no correrá la suerte del impresionante y magnífico convento de San Francisco, joya de la arquitectura sevillana. De las iglesias de La Magdalena y San Miguel, del Convento de las Dueñas... Y de tantos otros que hoy harían más grande, hermosa y atractiva, a la gran señora que es Sevilla.

Un cordial saludo y ánimo.

Comentado por Azahar y jazmín en mayo 5, 2011 a 5:25pm

 

Esperemos que nuestra Santa Catalina, deje el abandono muy pronto, y no se convierta en una isla de verdad como la que nos comentas.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio