Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


 

LA LUZ DE DIOS EN TUS MANOS

  (A la memoria del padre de nuestra hermana Rocío)

 

Dios, sentirá cierta soledad en la Gloria contemplando como con nuestras malas acciones le causamos un profundo daño y, de nuevo, ha sentido la necesidad de llamar a un nuevo ángel a su presencia. Se marcha un hombre de bien, entregado en cuerpo y alma a su familia y que vivió el día a día de su Hermandad con pasión. Nuestro hermano es de aquellas personas maravillosas que Dios ubica en nuestras vidas para allanarnos el pedregoso trasiego que en innumerables ocasiones encontramos delante de nosotros. El único destino en el que creo, Nuestro Señor, en estas fechas de vísperas, llama al dintel de los más nobles corazones de sus hijos para conformar los tramos de la eterna cofradía. No olvidaré las muestras de cariño destiladas por nuestro hermano cuando hablaba con mis niñas en tantas ocasiones que nos encontramos por la calle y en la Capilla, especialmente con motivo de actos organizados por nuestra Hermandad. Estas últimas misas de niños no paré de mirar hacia cada banco de la Capilla de los Marineros buscando la sonrisa del padre de nuestra hermana Rocío, sonrisa que lentamente se borraba de su bondadoso rostro en la habitación de un hospital. Nos vimos por última vez justo delante del Santísimo Cristo de las Tres Caídas y será en ese mismo lugar donde lo recordaré con especial emoción.

 

Desde hoy tendré que mirar más que nunca a nuestro Señor de las Tres Caídas y a ese semblante sereno que tanto nos ayuda a soportar la carga de la dura Cruz que en ocasiones portamos sobre nuestros hombros. En esos ojos penetrantes anidan los recuerdos de nuestros hermanos en la memoria. Nuestros hermanos que apartaron de sus pasos todo terrenal sufrimiento y que anclaron la barca de sus vidas en el más seguro puerto de Esperanza viven en nuestro Santísimo Cristo. Nuestro Cristo Caído por tres veces en un camino de amarguras, pero nunca vencido al dolor y a la muerte es el verdadero amor que nos conmueve desde la cuna y que perdurará más allá de la sepultura. Su fuerza es nuestro sendero y sus manos suspendida en dura piedra o cargando con dulzor el peso del madero son el ejemplo que todos debemos seguir.

 

Hoy, Señor mío de mi corazón, no vengo a pedirte explicaciones por la marcha de nuestro querido hermano, todo lo contrario, más que nunca quiero darte las gracias por habernos entregado en amistad a tan noble y buena persona. Siento gran tristeza en mi interior y al tiempo quiero gritar con orgullo que al Cielo llegó un nuevo ángel y que ese ángel sevillano fue un hombre grande con el que compartí una hermosa amistad. Tornamos a perder el paso ante una irreparable ausencia en vísperas de una Semana Santa, sólo Tú Dios de nuestras vidas tienes la potestad de enderezar nuestro rumbo y de volvernos al camino. Es tu Luz el faro que buscamos con nuestras miradas para humedecer nuestros pies descalzos en las benditas aguas del Mar de tu Gloria. Esperanza nuestra no nos falte nunca tu mirada y esas frágiles manos ofrecidas para acariciar nuestro dolor y acallar nuestro llanto.

 

Quiero hacer extensible a Rocío, a su hermano y a su madre mi afecto y el de mis niñas. Tres corazones que seguirán latiendo en el amor a nuestros Amantísimos Titulares y cuatro miradas dibujadas en la hermosa tez de la Reina de Triana, espejo cierto de quienes a diario nos plantamos a sus pies y perpetua memoria de quienes llamaron al dintel del Cielo y traspasaron el umbral de la eterna Capilla de Los Marineros. La vida de nuestro hermano continúa, en otro caso, nuestra fe sería como el caudal de agua que prosigue su recorrido hacia ninguna parte hasta morir en la nada. La Esperanza que nos une en desbordante devoción llama a la otra esperanza, virtud teologal  que Dios nos infunde y que nos lleva a encontrar la Luz en la oscuridad.  Nuestro Señor resucitó y ahora nuestro hermano camina en búsqueda del amor verdadero.

 

 

Visitas: 248

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Conchita D. -Triana- en abril 5, 2011 a 10:44pm

Jordi, estoy segura que El que le puso en la tierra alas de amor a su corazón lo habrá recibido cuando llegara de la mano de nuestra Dulcísima Capitana a echar anclas en el puerto prometido. Con Ella siempre se llega a la Luz y el Amor.

Un abrazo desde la Cava.

Comentado por MANUEL en abril 5, 2011 a 8:43pm

Hermosísima prosa-poética en honor de un hombre bueno que está ya en presencia del Altísimo.Descanse en paz.

Nunca olvidaré la S.F.I. de la Virgen de la Esperanza del domingo pasado...Todo preparado con tanto esmero y cariño,hasta el más mínimo detalle,para mayor gloria de Dios y su bendita Madre María Santísima...El esplendor del del culto católico al sumo...Siempre lo he dicho,en ningún sitio se celebran los sagrados misterios como en Sevilla...

Un abrazo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio