Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La mantilla es una prenda femenina popular en España. Las primeras mantillas eran usadas por el pueblo, a modo de velo o manto de abrigo sin finalidad ornamental y sin peineta, que sería un complemento posterior. El tejido usado para su confección cambiaba en el norte y en el sur, mientras que en la zona norte se utilizaban tejidos tupidos para abrigarse, en la zona sur se utilizaban tejidos como la seda con fines meramente ornamentales. Se distinguían las mantillas de “fiesta” que podían ir finamente decoradas y que se lucían en ocasiones señaladas mientras que las de “diario” eran más sencillas. A principios del siglo XVII, comienza a utilizarse como una pieza más ornamental en el vestuario femenino, al sustituir el paño por encajes, y en el siglo XVIII la mantilla comienza a ser utilizada por las mujeres de la nobleza y de la alta burguesía, como se aprecia en retratos pintados por Francisco de Goya.

(Duquesa de Alba -1797 y Reina María Luisa - 1799)

Reina Isabel II

Esta costumbre la continuó la reina Isabel II (1833-1868), muy aficionada al uso de tocados y diademas, y pronto adoptaron esta costumbre de usar la mantilla las mujeres más cercanas a ella. Las damas cortesanas y de altos estratos sociales, comenzaron a utilizar esta prenda en diversos actos sociales, lo que contribuyó, en gran medida, a darle un aire distinguido. En esta época, se comienza a usar la mantilla blanca y como complemento la peina o peineta, con el fin de que al ponerla se elevase la mantilla. Sus antecedentes se encuentran en los tocados femeninos íberos, concretamente en las diademas y tiaras cuyas formas y aplicaciones son iguales a la peineta. Otro de los accesorios era el broche, que servía para sujetar la mantilla a la peina por detrás, en la parte de la nuca.

Su uso tiene un claro retroceso a la muerte de la soberana, aunque mantiene un cierto arraigo en el centro y sur de la península. Con la entrada del italiano Amadeo de Saboya como nuevo monarca en España también entraron nuevas costumbres extranjeras, pero el uso de la mantilla fue una forma de protesta de las mujeres contra estas nuevas costumbres. A finales del siglo XIX y principios del XX, la mantilla deja de ser una prenda de uso “cotidiano” en eventos, y empieza su declive. Tan solo se conserva una pequeña mantilla que las señoras solían usar en la iglesia, a la que se le conocía como “toquilla”.

El uso de la mantilla vuelve a estar en auge y se puede ver actualmente en las corridas de toros, las procesiones de Semana Santa y llevada por las madrinas en las bodas y bautizos. La mantilla blanca o de color marfil se reservaba para asistir a las corridas de toros pero sólo para las mujeres solteras por simbolizar la pureza, reservándose el uso de la mantilla negra a las mujeres casadas. Hoy en día, tanto la mujer soltera como la casada pueden utilizar la mantilla blanca. También se usa en la exhibición de enganches organizado por la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Durante la primera mitad del siglo XX, también se utilizó para asistir a la feria por la mañana. Como complemento se usaba el mantón de Manila, que en su origen era el envoltorio de los fardos que venían en barco de esas islas hasta el puerto de Sevilla en el siglo XVI y después comenzó a ser utilizado como pieza ornamental.

Por lo que respecta a los actos religiosos, la mantilla blanca sólo la podrán utilizar las reinas católicas españolas y portuguesas, en las audiencias con Su Santidad El Papa. Así también cuando asistan a la misa del Pontificado. Las mujeres cuando se encuentren embarazadas, la podrán llevar ante una autoridad religiosa. Las madrinas la llevarán si es deseo de la novia. Es costumbre en nuestra tierra que en determinados actos religiosos, como coronaciones de vírgenes y conmemoraciones de éstas, las señoras adopten esta prenda como indumentaria. Para el resto de actos religiosos las mujeres se pondrán la mantilla negra. Entre estos actos está la visita al monumento de las iglesias en la tarde del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo. El protocolo exige que el vestido sea de color negro también. Otras normas del protocolo para poder vestir mantilla puede consultarse en los siguientes enlaces:

-Historia y uso de la mantilla. Origen, evolución y usos. Protocolo.org

-Protocolo. La mantilla en Semana Santa. Tela de moda

-Protocolo. La mantilla blanca. Tela de moda

En la Semana Santa de Estepa las mujeres llevan mantilla de color negro en su visita a los monumentos de las iglesias el Jueves Santo y Viernes Santo. También acompañan a Cristo Yacente en la procesión del Santo Entierro.

Visitas: 492

Los comentarios están cerrados para este post


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2017   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio