Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Las calles en el Corpus. Una transformación absoluta.

Entre el interés generado por esta entrada el pasado año, y el poco tiempo del que poseo en estos momentos para elaborar una entrada "decente", me ha hecho pensar en reeditarla, añadiendole algunos datos e imágenes, y quitando otros, dándole un punto de vista diferente.
Los que no habeis visto esta entrada, espero que os guste, y a los que no la habeis leído, también, porque hay cosas nuevas. jaja.


Durante estos días, si alguien ha estado antes en nuestra ciudad, y vuelve a visitarnos para esta ocasión, se dará cuenta de que es como si algún pintor o poeta hubiese realizado su sueño, el sueño del Corpus.
El ambiente de la calle no es el mismo. Ni el olor o la clara luz del sol.

Hay calles, como esta de Arco de Palacio, que si no os pongo las fotos comparativas no os podríais imaginar de lo que os hablo, pero veis que es verdad:

ANTES

DESPUÉS


Son precísamente las calles y plazas las que, engalanadas para la ocasión, adquieren un protagonismo especial. Es el Día Grande de Toledo. Aromas de incienso se confunden con la fragancia del tomillo y el romero, abriendo paso al Santísimo en su recorrido anual por el recinto amurallado ante la atenta mirada de miles de ciudadanos.

El recorrido procesional comienza en la Puerta LLana de la Catedral, continuando por Cardenal Cisneros.

ANTES


DESPUÉS

Cardenal Cisneros.

Y cuando la Custodia aún no ha salido, la manga de la procesión ha llegado ya a la Plaza Mayor, que se llama también de las Verduras y el Mercado. Continúa subiendo por la empinada cuesta -ni una sola de las calles que recorre es llana- y deja a un lado la Posada de la Santa Hermandad, antiguo albergue y cuartel de los famosos cuadrilleros reorganizados por los Reyes Católicos que acabaron en pocos años con los salteadores de caminos.

Posada de la Hermandad.

Después de bajar hasta Cuatro Tiempos, cuatro calles en forma de aspa que se entrecruzan junto a un esquinazo de la Catedral, el cortejo rodea el templo primado, mientras la avanzadilla ya se encuentra cerca de Zocodover. En Marín Gamero se juntan los adornos de los balcones enfrentados en la estrechez de una calle en la que el paso de la Custodia crea un ambiente mágico e irreal.

Custodia saliendo de Martín Gamero.

Y de aquí a la Calle Comercio, conocida con el nombre popular de «Calle Ancha», aunque la denominación oficial fue acordada por el Ayuntamiento en 1864. No por ello dejaron los toledanos de llamar calle Ancha a su vía más frecuentada y pasada, aunque hayan olvidado el por qué se la llama así. El derribo de siete casas en su acera de los pares, desde la entrada por Zocodover, realizado en 1616 para que pasase la solemne procesión con que se llevó entonces a la Virgen del Sagrario, podría parecer la causa de este antiguo topónimo. Antes de verificarse este ensanche ya se usaba el nombre seguramente por ser la más amplia de las que nacen en el antiguo Zoco.

ANTES

DESPUÉS

Calle Ancha.

La procesión llega a Zocodover, el centro de la vida de Toledo. Punto de referencia para los ciudadanos y visitantes. Su nombre arábigo, «mercado de bestias».
En esta bellísima y amplia plaza, corazón del Casco histórico, la Custodia se estaciona breves instantes para que la multitud reciba arrodillada la bendición de Jesús Sacramentado y escuche las palabras del Arzobispo primado. La alocución tiene lugar bajo el Arco de la Sangre, en cuyo balcón se ostenta la imagen del Santísimo que presidió torneos y Autos de Fe, asambleas y juicio, mercados y fiestas y hasta corridas de toros.

La Custodia esbelta y grácil se recoge en la angosta calle de alfileritos, que ofrece algo de refresco a los participantes del magno cortejo. Al fondo, la torre mudéjar de San Vicente en la que confluyen las calles de la Plata, la de Alfileritos y la de los Jardines. Pero antes de llegar a este punto, el gran desfile debe atravesar la calle de Sillería, que recibió este nombre porque al parecer en este lugar se fabricaban sillas.

Calle Sillería.

Desde la Plaza de San Vicente, pasa por la calle Alfonso X, Trinidad, Arco de Palacio, y de nuevo a la Catedral.

Calle Alfonxo X.

Los tapices que revisten la fachada de ésta, de valor incalculable, son del siglo XVII. El más destacado es el del Astrolabio, que suele adornar la fachada de la baja a los Cuatro Tiempos. Son veinte, todos ellos de una treintena de metros cuadrados. En la bajada del Arco de Palacio se exhiben los alusivos a la historia de Alejandro el Magno.


Y así termino esta escueta explicación del recorrido procesional. De cómo cambian las calles de esta "Amada" -como decía el pregonero de este año- por su "Amado".

¡Un abrazo!

Visitas: 603

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por El amurallao en junio 4, 2010 a 2:11pm
Felicidades a los toledanos por vuestra ejemplar reacción cívica contra los que quieren destruir las tradiciones que unen a los españoles. Por desgracia, Sevilla no ha estado a la altura. Veremos el año que viene...
Comentado por Margarita Vidal Alvarez en junio 4, 2010 a 12:31am
Como me ha gustado el final de tu presentación. La calle " Amada " cambia por el " Amado"
Desde luego que ha relucido igual que el sol. Estaba espléndida y esa custodia cuando ha salido de la Catedral, me ha emocionado.
Pese a quien le pese, ha sido un jueves de tradición. De los tres que lucen más que el sol.
Felicidades por tan espléndida entrada, Dani.
Un abrazo desde Chiclana.
Comentado por Felipe de Pablo Lorenzo en junio 2, 2010 a 3:38pm
Me ha vuelto a entusiasmar esta entrada dedicada a la Fiesta del Corpus, que Toledo vive de ésa manera tan especial.
Que pases un buen Día.
Un fuerte abrazo.
Comentado por irene en junio 2, 2010 a 12:47pm
Estupenda idea la de recuperar tan estupendo post. Ya me dejo sorprendida el año pasado y este lo ha vuelto a conseguir. El vagaje de ciertas ciudades hace que ciertas celebraciones sean muy distintas a las demas y eso pasa con Toledo.
Me ha vuelto a llamar la atencion la maravilla de reposteros y tapices con los que son engalanadas las calles, verdaderas obras de arte .
Algun año espero vivirlo en directo, ¿te apuntas Ruma? jajajaja lo mismo nos ves aparecer por alli en tropel jajajajaja. Besotes.
Comentado por Felipe de Pablo Lorenzo en junio 4, 2009 a 12:48am
Toledo es una maravilla todos los días del año, pero el del Corpus es algo único. Yo, al ser y vivir en Madrid, voy con alguna frecuencia y siempre descubro algún rincón interesante. A mí me gustó mucho la Procesión del Corpus, mucho más de lo que esperaba, el colorido tan variado de los diversos uniformes, los tapices de las fachadas, la riqueza de la Custodia... Algo único que nadie se debería perder.
Comentado por Manuel Jesús en junio 4, 2009 a 12:20am
Me ha encantao, sobre todo los tapices que cubren la fachada de la catedral,
Un saludo.
Comentado por toledano en junio 4, 2009 a 12:01am
Gracias a todos. Me alagan como toledano estos comentarios.
¡Desde luego los textos de Julio Porres no tienen desperdicio verdad!
Comentado por Moy en junio 3, 2009 a 9:42pm
Esto sólo se consigue con siglos de tradición.
Como todo.
Estas cosas no se improvisan
Comentado por jesus galvez en junio 3, 2009 a 8:44pm
.........y el olor , sobre todo el dia de la procesion , ese olor a tomillo recien cortado,mezclado con el olor del incienso , lastima que aun no se pueda oler por internet ,ja,ja,ja ,que ganas de que llegue el dia .
Comentado por victpast en junio 3, 2009 a 4:00pm
Espera que recoja la parte inferior de la boca del suelo y luego te comento..............Que maravilla, pero vamos las de antes tambien demuestran lo bonito que debe ser toledo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio